30.9 C
Madrid

Sonidos sanadores, las terapias con cuencos tibetanos

Las terapias con cuencos tibetanos son técnicas milenarias usadas tradicionalmente para lograr estados de relajación y meditación, también para la sanación mental, física y emocional. El uso de los cuencos tiene su complejidad, ya que no se trata solo de producir sonidos y vibraciones.





Usados adecuadamente, la resonancia que produce permite la alineación de los centros conocidos como chakras, lo que conduce a la reducción los niveles de estrés, mejora el estado de ánimo y la salud. Hace algún tiempo no era tan sencillo como ahora comprar cuencos tibetanos artesanales de calidad. Actualmente desde la llegada del internet y el interés creciente en este tipo de terapias se pueden obtener fácilmente desde la comodidad del hogar.

¿Qué son los cuencos tibetanos y para qué sirven?

Su historia es algo misteriosa y desconocida, pero se cree que es uno de los instrumentos artesanales más antiguos de la historia humana. Se supone que se originaron en la India y en Nepal y posteriormente llegaron al Tíbet. En un principio eran usados como recipientes para la comida, hasta que el poder de su sonido fue descubierto.





El Nada yoga, también llamado yoga del sonido, es una parte del raja yoga, un tipo de meditación o yoga mental que busca una concentración profunda a través de la vibración y la combinación de sus sonidos.

Según esta filosofía las resonancias producidas por los cuencos son sanadoras y ayudan al cuerpo a equilibrar todas sus energías, ya que el universo es un constante flujo de energía que contienen diferentes grados de vibración.

Terapia con cuencos tibetanos

Consiste en lograr un estado meditativo, estando con los ojos cerrados, acostados o sentados, concentrándose exclusivamente en los sonidos emitidos por el instrumento. Lo puede hacer una persona sola o con ayuda de alguien más. La técnica consiste en golpear los cuencos tibetanos y concentrarse en el sonido que emite, para llegar a una relajación profunda.




Otra práctica es acostarse rodeado de cuencos mientras otra persona los golpea y el receptor siente las ondas en su cuerpo. Algunas vibraciones no pueden captarse a través del oído humano, pero a pesar de eso, estas también tienen efectos positivos sobre el campo energético y el cuerpo en general.

Para realizar la terapia es necesario contar con un espacio agradable, tranquilo, sin ruidos ni distracciones y con una temperatura adecuada (sin frío ni calor). Puede hacerse cómodamente en el hogar. No se debe usar ropa ajustada y para crear un ambiente apropiado se pueden encender inciensos o velas.

Beneficios de los cuencos tibetanos

Los efectos de las vibraciones de los cuencos tibetanos sobre el cuerpo y la mente son sumamente positivos. Equilibran las energías y conducen a un estado de relajación y meditación que ayuda en muchos sentidos:

  • Reduce el estrés.
  • Reduce la depresión y la ansiedad.
  • Fomenta la salud emocional y mental.
  • Ayuda en el control del dolor.
  • Ayuda en el control de las emociones y las equilibra.
  • Estimulan la creatividad.
  • Mejora la capacidad de concentración.
  • Mejorar el sueño.

Los cuencos tibetanos tienen múltiples beneficios para el ser humano, además son objetos de gran belleza que también se les da un uso decorativo en muchos casos. Su presencia en el hogar siempre será un hermoso recordatorio de los estados de paz y relajación que su uso generan.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -