Todo lo que necesitas saber sobre el aumento de pecho

Todo lo que necesitas saber sobre el aumento de pecho

Las operaciones de cirugía estética están muy demandadas en España y el aumento de pecho se encuentra a la cabeza. No es de extrañar, teniendo en cuenta que contamos con médicos y clínicas de prestigio repartidas por todo el territorio español. Las pacientes pueden realizarse un aumento de pecho en Madrid, Barcelona u otras provincias más pequeñas.

Si estás pensando en ponerte en manos de profesionales de la cirugía estética y realizarte un aumento de senos, estas son las cosas básicas que tienes que tener en cuenta sobre esta operación:

1. ¿Qué es un aumento de pecho?

Una operación de aumento de pecho, o mamoplastia de aumento, consiste en la colocación de una prótesis o un implante en las mamas para aumentar o restaurar su volumen. En la mayoría de los casos, las pacientes deciden someterse a esta operación por motivos estéticos, pero también se puede llevar a cabo para solucionar la falta de desarrollo del seno, luchar contra pérdidas de volumen del pecho tras uno o varios embarazos o el paso del tiempo, solucionar malformaciones o corregir alguna asimetría.

2. ¿En qué consiste la operación?

En este tipo de operación se usa anestesia local con sedación y suele tener una duración de unas dos horas aproximadamente. Se realiza una incisión pequeña en zonas donde las cicatrices puedan ser lo menos visibles posible, como en el surco mamario (debajo del pecho) o alrededor de la areola. Una vez hecha la incisión, la prótesis mamaria se puede colocar debajo del músculo pectoral o debajo de la glándula mamaria.

Qué es un aumento de pecho

3. ¿Qué tipos de prótesis mamarias existen?

Hay dos tipos principales de prótesis mamarias según el material del que estén compuestas:

– Prótesis de gel de silicona: estas prótesis vienen pre-rellenadas con gel y se colocan en los senos de la paciente tal y como vienen de fábrica. Son las más utilizadas y le dan al pecho un aspecto y tacto muy natural. Si la prótesis se rompe, el gel no se expande al resto del cuerpo y no se vería ninguna diferencia entre ambos senos.

– Prótesis de suero salino: este tipo de prótesis se coloca vacía en el pecho de la paciente y una vez colocada se rellena con una solución salina. Le confieren al pecho un aspecto más rígido y firme. Si la prótesis se rompe, el líquido se expande al resto del cuerpo, pero al ser una solución salina, no existe ningún peligro para la paciente, pero sí se vería la diferencia entre los dos senos.

4. ¿Cómo es el postoperatorio?

Después de la operación, se coloca un sujetador específico adaptado a las medidas de la paciente y un vendaje compresivo. La paciente, tras pasar unas horas en observación, puede irse a casa, no es necesario pasar la noche en el hospital.

Apenas dos días después, la paciente debe acudir a la clínica para pasar revisión con las cirujanas y comenzar su Programa de Recuperación Acelerada Postcirugía con la fisioterapeuta especializada, que la ayudará a encontrarse mucho más cómoda y a recuperarse más ágilmente durante las 3 primeras semanas.

Qué tipos de prótesis mamarias existen

Los primeros días después de la cirugía, la paciente puede sentir molestias leves que serán controladas con medicación. Además, notará hinchazón generalizada que irá reduciéndose progresivamente. Las cicatrices son pequeñas y se curarán a diario en la clínica y se le darán a la paciente las indicaciones pertinentes para curarse en casa tras las duchas.

Normalmente, la paciente puede volver a su rutina habitual en 3 o 4 días, aunque, dependiendo del caso, podrían ser semanas. Por último, se recomienda cambiar las prótesis a los 10 años, aproximadamente, y mantener revisiones cada dos o tres años para asegurarte de que todo está bien.