21.2 C
Madrid
miércoles, octubre 20, 2021

Lo más reciente

Trucos y consejos para organizar una mudanza

La base para que el traslado de las pertenencias y enseres de un lugar a otro sea fácil es la planificación.

Organizar una mudanza no tiene por qué ser complicado, de hecho, la clave para tener éxito y ahorrar en tiempo y esfuerzo es planificar al mínimo detalle sus fases. Desde las cajas que se van a necesitar, hasta el volumen aproximado que ocuparán los muebles son datos que hay que conocer para facilitarlos a la compañía de mudanzas.

- Anuncio -

Ahora bien, la clave para que el traslado sea rápido y fácil es hacerlo con tiempo. Dejar para el último día la organización y embalaje de los objetos personales es un gran error. De hecho, habría que comenzar unas semanas antes ordenando lo que se quiere empaquetar y desechando lo que ya no se necesita.

Reunir las suficientes cajas de cartón, bolsas y otros materiales también es fundamental, aunque muchas compañías de traslados, como Mudanzas Flippers pueden facilitarlas. No obstante, si se quiere agilizar el trabajo de los operarios y ganar tiempo, podemos hacernos con papel de embalar, plástico de burbujas, cinta adherente, tijeras, pegatinas y marcadores, de esta forma todo irá mucho más rápido.

Cómo hacer una buena planificación

Una vez y se tengan los materiales imprescindibles para empaquetar todo lo que se pretenda trasladar al nuevo domicilio, lo mejor es planifica por habitaciones.

Separar por estancias

Si se quieren organizar a la perfección los bultos que pertenecen a cada estancia se puede usar un color o una numeración específica para cada una de ellas. En este sentido, cada caja que provenga del baño, el dormitorio, la cocina, etc., llevará un mismo color o número identificativo, y se apilará en un lugar concreto para que se traslade todo junto.

De esta forma es será mucho más fácil desempaquetarlo todo y colocarlo en el nuevo domicilio u oficina, puesto que también en muchas ocasiones es necesario llevar a cabo mudanzas de oficinas, no solo del hogar. Habría que añadir que es mejor etiquetar las cajas por los cuatro lados, de esa forma será mucho más rápido y sencillo identificarlas.

Atención a las piezas delicadas

Aunque se contraten los servicios de profesionales, hay muchas empresas de mudanzas en Madrid que ofrecen muy buenos servicios, no obstante, hay que preparar de antemano las piezas más frágiles o de mayor valor sentimental. Lo mejor para ello es utilizar papel de burbuja para envolverlas, y una vez guardadas en su caja, colocar bien claro la etiqueta de frágil por los cuatro lados.

Normalmente los profesionales de las mudanzas dejan para el final estos bultos, evitando así que el peso de otras cajas pueda dañar el contenido. Ya que ellos se encargan de la carga y descarga, es necesario avisarles con antelación y tener preparado lo que requiera de mayor cuidado en el traslado.

Desmontaje y montaje de muebles

En la mayoría de los casos los operarios de las empresas de mudanzas se encargan del desmontaje y montaje de muebles. No obstante, para facilitarles el trabajo y hacer que todo fluya de manera más natural, es mejor dejar despejadas las zonas donde haya muebles, sobre todo si son voluminosos.

Por otra parte, si se tratara de traslados internacionales, es mejor dejar en manos de los profesionales el desmontaje y embalaje de los muebles, ya que, ellos conocen a la perfección la forma más eficiente de hacerlo. No solo lo harán ahorrando espacio, sino también protegiendo de la forma más óptima todas las partes del mobiliario.

Para ello, cuentan con los materiales necesarios: mantas, cartones, cintas y las mejores técnicas de protección y colocación. Por eso, si al llegar al domicilio u oficina, se encuentran los muebles totalmente despejados y listos para desmontar, se ahorrará mucho tiempo y trabajo.

Contar con un kit básico

De todos los bultos que se hayan preparado y empaquetado, es conveniente dejar una o dos cajas con las cosas más necesarias del día a día como pijamas, dos o tres mudas, cargadores, neceser y productos de higiene diaria, y todo aquello esencial que se necesite tener a mano durante los primeros días tras la mudanza.

Estos bultos es mejor marcarlos de forma diferente y tenerlos bien localizados, sobre todo en el momento de la descarga en la nueva dirección. Ni que decir tiene que los objetos de valor como joyas, dinero en efectivo, tarjetas bancarias y demás documentos y objetos importantes es conveniente llevarlos consigo en el propio coche, o en una bolsa grande o maleta.

En resumen, con un poco de planificación y organización la mudanza se hará en el menor tiempo y con la mayor eficacia. Cuanto mejor organizados estén los bultos, mejor trabajarán los operarios, y en el caso de que sean ellos quienes se encarguen de empaquetarlo todo, hay que dar instrucciones claras y ordenadas, indicando en qué orden se quiere llevar a cabo el proceso.

- Te puede Interesar -

Lo más reciente

- Anuncio -Ingeniería Biomédica

No te pierdas

- Anuncio -