Tecnología BIM: qué es, cómo funciona y ventajas de su aplicación en Arquitectura

Tecnología BIM

Hace 10 años aproximadamente llegó al mundo de la infraestructura la tecnología del Building Information Modeling (BIM), que permite crear sistemas de información para coordinar y gestionar mejor la data que se dispone.

¿Es posible conseguir esta tecnología en España? Absolutamente. MV-BIM es una empresa española que ofrece servicios de consultoría mediante el uso de esta tecnología en el sector de la construcción.

¿Cuáles son las aplicaciones del BIM en los proyectos de Arquitectura e Ingeniería?, y ¿cuáles son las ventajas que ofrece a estos proyectos? Conoce más de esta tecnología, a continuación.

¿Qué es el BIM y cómo funciona?

La metodología BIM es una combinación de elementos como el modelado en 3D, la base de datos Autocad (software de diseño), y Project (software de administración de proyectos), que se unen con el propósito de integrar toda la información de cada fase de un proyecto y de las partes que intervienen.

¿Qué se puede hacer con esta tecnología? El BIM permite diseñar simulaciones digitales y gestionar los proyectos de arquitectura, diseño e ingeniería, concatenándolos entre sí. Esta metodología confiere a los proyectos siete dimensiones diferentes: la idea, el boceto, el modelo tridimensional, el tiempo, el costo, el análisis de sostenibilidad y, por último, la gestión del ciclo de vida.

Aplicación de la tecnología BIM

Si bien el BIM es un software muy completo, este se ha convertido en una forma de trabajar los proyectos de infraestructura más eficientemente. Por tanto, su aplicación va mucho más allá de los planos dinámicos, siendo una importante herramienta con alcances que concluyen en costeo, control y seguimiento de los proyectos.

El BIM define la concreción de los proyectos de construcción de forma integrada, estando presente en la totalidad del mismo desde el boceto inicial hasta su lanzamiento. De modo que el BIM puede ser usado como sistema de modelo virtual por arquitectos, diseñadores, paisajistas, ingenieros aparejadores, instaladores, promotores, inversoras y constructoras.

Todos estos profesionales pueden interactuar en un modelo único compartido, intercambiando y aportando información. Ello con el propósito de conferir al proyecto una base fiable con toda la data y recursos necesarios para la toma de decisiones durante la oferta, ejecución y mantenimiento de la obra.

Ventajas de la tecnología BIM

– Disminuye los conflictos en los proyectos: con tantos practicantes e interacciones dentro de un proyecto de construcción, la pérdida de información es un riesgo bastante alto. Otro inconveniente que también suele presentarse es la ambigüedad en los datos. En tal sentido, el BIM no solo unifica la data, sino que permite a cada usuario tener acceso solo a la información que le incumbe según su participación dentro del proyecto.

– Visión detallada del diseño: gracias a la cual los participantes pueden introducir información relativa a sus trabajos dentro del conjunto del proyecto.

– Reduce conflictos: la visión integrada del proyecto permite contar con información actualizada en tiempo real, facilitando la generación de informes en todo momento, disminuyendo las incidencias y conflictos.

– Mejora la productividad: proporcionando una herramienta que mejora la productividad y por ende un mayor retorno de inversión.