Ahorrar plástico es también ahorrar dinero

Ahorrar plástico es también ahorrar dinero

No hay momento mejor del año para marcarse el sabio propósito de ahorrar que la empinada cuesta de enero. Por mucho que tratemos de moderarnos en las fiestas navideñas, sucede a menudo que nuestra cartera no es capaz de soportar lo que se viene justo después. Por este motivo, muchas familias comienzan el año precisamente haciendo cuentas y percatándose de que los números rojos vuelven a estar ahí.

En ese momento, y para evitar que en el futuro vuelva a repetirse esta desagradable situación, los más avispados piensan en modificar su pauta de ahorro con pequeños gestos que no cuestan nada pero optimizan mucho.

Por supuesto, hay otros que toman la decisión de recurrir a financiación externa si el caso puntual de números rojos implica pagos inaplazables. Algunos de ellos recurren en estos casos a la solicitud de créditos al momento, que resultan más accesibles por la escasa información que se demanda y porque se trata a menudo de cantidades pequeñas.

En cualquier caso, una planificación a largo plazo de nuestros comportamientos económicos puede ser el alivio perfecto no sólo para nuestra economía, sino también para el medioambiente. El fenómeno creciente del consumismo ha traído consigo grandes males para el conjunto del globo, cuyos pulmones se van oscureciendo ante tanta contaminación.

Islas de plásticos navegan ya los océanos mientras el mundo tarda en darse cuenta de que todo el mundo puede hacer algo por remediarlo. A este respecto, la empresa Viaconto propone diez sencillos consejos que nos ayudarán tanto a nosotros este año como a nuestros nietos en el futuro.

Ahorrar plásticoAsí pues, lo que Viaconto trata de hacernos comprender es que reducir el consumo d plástico no solo contribuye a mejorar nuestros presupuestos domésticos huyendo de gastos innecesarios, sino que ayuda a remediar desastres ecológicos que dañan irreversiblemente la flora y la fauna.

Gestos tan sencillos como vigilar el consumo de los electrodomésticos que más consumen, tales como el frigorífico, es un truco muy eficaz a la hora de corregir nuestros gastos. Colocar dicho electrodoméstico en un lugar fresco y ventilado de la casa, cuidándose de no dejarlo abierto más tiempo de lo imprescindible, supondrá a la larga un ahorro nada desdeñable. En la misma línea, es esencial reducir el consumo de agua, especialmente cuando se trata del agua caliente.

También es importante revisar nuestro comportamiento en el consumo de ciertos productos que se han vuelto tremendamente exitosos en los últimos tiempos por lo cómodos que resultan a corto plazo. Las cápsulas de café son uno de los caballos de batalla que ecologistas y listas como la de Viaconto denuncian incesantemente. Esos artilugios que emplearemos durante solo un minuto al día y de los que podríamos prescindir empleando nuestra cafetera de siempre, son extremadamente dañinos para el medioambiente.

Y te estarás preguntando, ¿por qué una empresa de créditos rápidos como Viaconto ha de instruirnos sobre el consumo de plástico? Pues porque las empresas son bien conscientes de que, ante consumidores cada vez más críticos, han de ser cada vez más responsables.

¡Compártelo en tus redes!