Lo examinaban por una tos y descubren que tiene todos sus órganos en el lado equivocado

La extraña anomalía congénita de este hombre se conoce como 'situs inversus totalis' y la puede padecer una de cada diez mil personas.

Situs inversus totalis

En Estados Unidos, un hombre de 66 años llegó a un hospital aquejado por tos y dolor en el pecho. Luego de ser examinado supo que todos sus órganos internos han permanecido toda su vida en el lado equivocado: su corazón está al lado derecho, el hígado al izquierdo, y así sucesivamente.

El informe del caso fue conocido en un reciente estudio realizado por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts. La entidad se reserva la divulgación del nombre del paciente, pero informa que emigró hace poco a Estados Unidos tras estar viviendo durante 20 años en un campo de refugiados.

De acuerdo al reporte médico, el hombre acudió al hospital debido a una serie de síntomas que incluían tos, dolor en el pecho, congestión y molestias en la parte izquierda del abdomen. Le fue diagnosticada una infección respiratoria superior y, luego de recibir un tratamiento para el dolor con antiinflamatorios, el paciente pudo recuperarse unos días después.

Situs inversus totalis

alineación errónea de todos los órganos internos del cuerpo
(Gentile & Tighe, NEJM, 2019)

La alineación errónea de todos los órganos internos del cuerpo es conocida como ‘situs inversus totalis’ y la puede padecer una de cada diez mil personas. Algunos de los afectados por esta extraña malformación genética han llegado a gozar de buena salud durante toda su vida sin siquiera enterarse de su condición, como en este caso.

Pero quienes sí se han enterado de su estado en ocasiones portan una pulsera que lo indica, con el fin de informar a los médicos en caso de presentarse alguna emergencia y así no se vayan a equivocar de lado a la hora de una eventual cirugía.

Hace un tiempo fue reportado el caso de Rose Marie Bentley, una estadounidense que tuvo todos sus órganos del cuerpo invertidos (excepto el corazón). La mujer murió en 2017 a la edad de 99 años y nunca supo nada sobre su condición, descrita específicamente como ‘situs inversus’ con levocardia. Ella había donado su cuerpo a la Universidad de la Salud y la Ciencia, de Oregon (Portland, EE.UU.), y su malformación congénita fue descubierta por un grupo de estudiantes durante una clase de anatomía.

¡Compártelo en tus redes!