5 cosas que no debes hacer como turista en Japón

5 cosas que no debes hacer como turista en Japón

Viajar a casi cualquier territorio extranjero generalmente conlleva algún tipo de peligro, incluso si viajas al mismo Vaticano (de hecho, puede ser el más peligroso). Pero cuando viajas a un país donde las costumbres son muy distintas, es mejor leer un poco al respecto, para que no termines expulsado de alguna casa o establecimiento de comida, o al menos no te vayan a catalogar como un extranjero no deseado.

Muchos países tienen costumbres y normas sociales que quizás desconozcas, pero en el caso de Japón, son tantas que podrían completar un libro completo. Pero no te preocupes, no vamos a redactar 400 páginas sobre la cultura japonesa, pero sí hemos extraído y resumido las diez cosas más básicas que debes tener en cuenta para cuando visites la Tierra del Sol Naciente. ¡Buena suerte en tu viaje!

1. Nunca dar propina

Si eres de esas personas que les atormenta desembolsar 3 euros adicionales a la hora de pagar una cena de 30, entonces deberías incluso quedarte viviendo en Japón. Los trabajadores japoneses además de no esperar nunca una propina, te la rechazarán si intentas dársela.

Nunca dar propina

Según el portal Boutique Japan, en ese país los trabajadores que prestan servicios son bien remunerados, por lo que no tienen esa expectativa de compensar su salario con las gratificaciones económicas de los clientes. Así entonces, un camarero o un taxista te ofrecerá siempre un servicio impecable sin esperar recompensa por ello. De hecho, lo de prestar un servicio impecable es algo que hace parte de la cultura japonesa.

2. No comer o beber mientras se camina

Los japoneses son meticulosos cuando comen o beben. En concreto, no caminan haciendo ninguna de estas dos cosas, informan desde el blog This Japanese Life. Puede parecer un tanto raro en una sociedad que adora las máquinas expendedoras, pero los japoneses no tienen el mismo concepto sobre la comida de servicio rápido que nosotros.

No comer o beber mientras se camina

En Japón, los alimentos o bebidas obtenidos de forma rápida no necesariamente tienen que ser consumidos sobre la marcha. De hecho, cuando un japonés toma un refrigerio de una máquina expendedora, suele quedarse parado junto a ella, hasta que termina de consumir el producto.

No hay una razón puntual que explique su abstinencia de comer y beber mientras se desplazan. Simplemente lo consideran un acto “grosero” y hasta indigno, al punto de compararlo con acciones como tirarse pedos o morderse las uñas.

3. Cuidado con la salsa de soja

Esto es más un consejo: si sales a cenar en Japón, debes aprender primero todas las reglas sobre la salsa de soja. Los japoneses se toman muy en serio la etiqueta de esta adición.

Tal vez tengas la costumbre de agregar la salsa de soja sobre tu arroz blanco cuando comes en algún restaurante asiático de tu país, pero no lo hagas en Japón. Allí esta salsa no se utiliza para darle sabor al arroz blanco, pues los japoneses consideran que ya el arroz tiene su propio sabor.

Cuidado con la salsa de soja

Según Japan Today, otro de los errores que cometen los comensales extranjeros es mezclar el wasabi directamente con la salsa de soja. En vez de esto, coloca una pequeña cantidad de wasabi directamente en la porción de sushi y luego sumérgelo en la salsa de soja. Y si no te quieres complicar, simplemente llévalo a la habitación del hotel y cómelo como quieras.

4. No usar zapatos dentro de una casa

Las personas en Japón no usan zapatos dentro de la casa. Es de mala educación, y hacerlo es comparable con poner los pies sobre la mesa.

Desde Guiadable, señalan que siempre hay que quitarse los zapatos antes de ingresar a una casa japonesa (y también a los museos). Esto significa que siempre debes llevar un par de calcetines limpios y sin rotos, para poder colocarte enseguida un par de zapatillas.

No usar zapatos dentro de una casa

Pero ahí no termina todo, una vez tengas puestas las zapatillas, hay más normas que debes seguir: puedes usarlas para caminar sobre las distintas superficies, pero por cuestiones de higiene, nunca en las alfombras ni en el baño (para este último necesitarás otras zapatillas especiales).

5. No señalar con el dedo

Es muy probable que antes de tu viaje decidas consultar y aprender algunas palabras japonesas. Pero por más términos que conozcas como “por favor”, “gracias”, “dónde está el baño”, en algún momento te resultará difícil hacerte entender, y es justo cuando acudirás a la forma de comunicación humana más antigua: las señas.

No señalar con el dedo

En este caso, es mejor que descargues una aplicación de palabras en japonés porque en ese país, señalar con el dedo es un acto grosero. Incluso si necesitas señalarte a ti mismo, debes hacerlo apuntando a tu nariz y no al pecho como generalmente lo hacemos. Y si es necesario señalar a una persona en específico, se debe hacer con la mano completa.

¡Compártelo en tus redes!