Estos sapos segregan una sustancia alucinógena más fuerte que el LSD

Inhalar las secreciones pulverizadas del sapo del desierto produce un estado de euforia superior al del LSD que dura un mes.

sapo del desierto sonorense o sapo del río Colorado

Un equipo de investigadores de la Universidad de Maastricht (Países Bajos) ha encontrado que las secreciones del sapo del desierto sonorense o sapo del río Colorado (Incilius alvarius), una sustancia venenosa de fuertes propiedades alucinógenas cuyo uso está prohibido, funciona además como una alternativa capaz de beneficiar la salud mental de las personas, reporta ScienceAlert.

Esta especie de anfibio se distribuye por suroeste de Estados Unidos y el noroeste de México. Su hábitat natural va desde las tierras bajas áridas y las praderas áridas a bosques de roble, sicomoro o nogal en los cañones de montaña.

Efectos psicodélicos

La investigación de los científicos neerlandeses, publicada recientemente en la revista Psychopharmacology, señala que inhalar el compuesto en polvo de la secreción llamada 5-metoxi-N, N-dimetiltriptamina (5-MeO-DMT) hace que las personas se sientan más satisfechas con la vida, mejora su capacidad de atención y genera una reducción de síntomas psicopatológicos. Cuánto más potente sea la dosis así mismo serán sus efectos, los cuales pueden durar cuatro semanas.

En su trabajo, los científicos realizaron pruebas controladas con esta sustancia en 42 voluntarios de todo el mundo. Así lo explicaron:

La mayoría de los participantes mencionaron querer ‘entenderse a sí mismos’ o ‘resolver problemas’ como su motivación para asistir a las sesiones. Otras motivaciones incluyeron el autodesarrollo, la búsqueda de una experiencia espiritual o la curación espiritual y la curiosidad.

Entre los encuestados que habían reportado padecer alguna enfermedad psiquiátrica, la mayoría informó que el consumo de 5-MeO-DMT había contribuido con una reducción importante en sus síntomas de depresión, ansiedad y estrés postraumático. Otros dijeron que les había resultado eficaz para tratar sus problemas de alcoholismo y consumo de drogas.

Consumo no autorizado

Según los investigadores, el sapo del desierto produce un efecto psicodélico más intenso que los compuestos alucinógenos a base de plantas u hongos. Esto incluye sustancias como el LSD (del hongo ergot), la mescalina (del cactus peyote), la psilocibina (de los hongos) y la ayahuasca (del yagé).

No obstante, el equipo advierte que el consumo de la sustancia que segregan estos sapos no está autorizado ni se recomienda sin supervisión médica. Se requiere mucha más investigación sobre los posibles efectos beneficiosos del consumo de 5-MeO-DMT.

¡Compártelo en tus redes!