¿Por qué el 536 fue históricamente ‘el peor año para estar vivo’?

Por qué el 536 fue históricamente 'el peor año para estar vivo'

Un profesor de historia de Harvard, llamado Michael McCormick, ha dedicado años de su carrera a estudiar y documentar las catástrofes que han ocurrido en Europa a lo largo de la historia.

Varias desgracias han azotado el viejo continente en los últimos 20 siglos, pero el año 536, según la publicación del historiador en la revista Science, “fue el comienzo de uno de los peores períodos, si no el peor”, para cualquiera que estuviera vivo.

En su escrito se refiere a la misteriosa niebla que arropó Europa, Oriente Medio y algunas partes de Asia, dejándolos en total oscuridad por 18 largos meses.

El Sol dejó de brillar en todos los lugares a los que había llegado y las temperaturas descendieron rápidamente de 2,5 a 1,5 grados. Se trató, tal y como explica el profesor, del inicio de una de las décadas más frías en los últimos 2.300 años.

Eran tan inclementes las temperaturas, que llegó a nevar en pleno verano en China. Y no solo fue el frío lo que afectó a las personas, las cosechas no rindieron frutos y pronto la hambruna llegó a buena parte de la población.

Pero, ¿cuál fue la causa de este sombrío fenómeno?

erupción del volcán Eyjafjallajökull de Islandia
n 2010, una erupción del volcán Eyjafjallajökull de Islandia arrojó ceniza volcánica varios kilómetros en la atmósfera, lo que llevó al cierre del espacio aéreo en grandes partes de Europa.

Una época oscura

La “edad oscura”, ese es el nombre con el que muchos historiadores concordaron denominar a esa terrible primera mitad del siglo VI. Pero las causas que llevaron a buena parte del planeta a las tinieblas aún no habían sido determinadas.

Pero McCormick quiso destapar el misterio y se encargó de dirigir un equipo, junto al glaciólogo Paul Mayewski, del Instituto de Cambio Climático de la Universidad de Maine, en Estados Unidos, para realizar un análisis exhaustivo a un trozo de hielo de un glaciar suizo. Y fue así como hallaron al responsable.

Aparentemente, según las conclusiones de la investigación, las nubes negras que rodearon el hemisferio norte eran en realidad cenizas provenientes de una gigantesca erupción volcánica en Islandia, que dieron paso a un largo “periodo negro”.

Y la del año 536 no fue la única, la historia registra al menos dos erupciones masivas en 540 y 547. A juicio de McCormick, la enorme nube de ceniza y la llegada de la peste bubónica se combinaron para sumir al continente en lo que denominó un “estancamiento económico” por varios años, hasta 640 aproximadamente.

Los análisis del hielo arrojaron que en el año 536 se registró un incremento de plomo en el aire, probablemente por la minería de plata.

hielo de los glaciares
El hielo de los glaciares esconde pruebas de cómo fue la vida hace millones de años.

Un registro congelado

Los glaciares esconden en sus entrañas un detallado registro de los desastre naturales y niveles de contaminación a lo largo de la historia, así lo aseguró Kyle Harper, historiador en la Universidad de Oklahoma, en Estados Unidos. Además los consideró como “un nuevo tipo de pruebas para comprender las causas humanas y naturales que llevaron a la caída del Imperio Romano, así como los primeros movimientos de la nueva economía medieval”.

Esa información, que permaneció congelada durante miles de años, permitió esclarecer las razones que sumieron a todos estos países en la época más oscura de su historia.