¿Cómo elegir los mejores electrodomésticos?

Cómo elegir los mejores electrodomésticos

Cuando se hace una mudanza o remodelación es común querer reemplazar los electrodomésticos por opciones mejores. Para conseguir el mejor modelo de un equipo, es necesario realizar búsquedas y comparaciones, una tarea que vale la pena al conseguir ofertas con una buena relación calidad-precio.

Y es que adquirir electrodomésticos es visto como una inversión, pues su buen funcionamiento y la automatización mejoran la calidad de vida al ayudar a reducir el tiempo y esfuerzo para las labores domésticas.

Sí a comprar electrodomésticos online

Cuando se trata de comprar nuevos electrodomésticos, las tiendas online ofrecen muchas comodidades que merecen ser consideradas. Una de estas webs que ofrece amplios catálogos e interesantes ofertas es Electrobueno. Una de sus ventajas es que ofrece envíos gratis a partir de los 100€.

Revisar opciones de compra online es mucho más cómodo que hacerlo en una tienda, ya que puede accederse a todos los modelos a la vez, lo que permite realizar comparaciones. Asimismo, las tiendas online cuentan con una lista de las características de cada equipo que venden, con lo cual es sencillo conseguir el electrodoméstico que mejor se adapte al presupuesto, las exigencias y el estilo de vida del comprador.

Otra gran ventaja es que las tiendas online pueden ser visitadas con tranquilidad y en cualquier momento, sin importar la hora o el día. Mientras que las tiendas físicas tienen límites de horario, y tienen en cuenta días festivos y fines de semana.

Sí a comprar electrodomésticos online

Tomarse tiempo para leer las especificaciones

Cuando se trata de electrodomésticos vale la pena leer con cuidado las especificaciones del equipo. No es suficiente con comprar por lo más nuevo o bonito, se debe analizar si sus funciones son adecuadas para el hogar,  como por ejemplo, si la potencia o capacidad son suficientes.

Por el contrario, tampoco vale la pena gastar dinero en un equipo demasiado caro que se usará poco. Un ejemplo es comprar una cocina cara con muchas hornillas si no se cocina con mucha frecuencia. O que cuente con funcionalidades especiales en el horno, pero en casa nunca se suelen preparar platos horneados.

Otro detalle que es importante conocer es el tamaño. Las dimensiones del electrodoméstico pueden no apreciarse desde una galería de fotos, y esto puede ser un problema, en especial cuando se trata de equipos grandes como cocinas, frigoríficos o lavadoras.  Si el electrodoméstico es demasiado grande para el espacio, o si no cabe por la puerta o ascensor, el problema es muy difícil de resolver.

Garantía y confianza

Adquirir un electrodoméstico debe verse como una inversión. Si se compran equipos poco fiables que se dañen pronto, se gastará mucho más al tener que reponerlo, en contraste con adquirir un buen dispositivo de una marca fiable. Confiar en marcas conocidas y en productos de calidad es una manera de asegurarse que el electrodoméstico será duradero y funcionará bien.

Si se cuenta con un presupuesto limitado, pueden conseguirse buenas ofertas en líneas de productos que no sean tan recientes. Puede que no tengan la tecnología de último momento, pero funcionarán muy bien y tendrán una larga vida útil.

Prestar atención a la duración de la garantía y las condiciones que deben cumplirse es un buen consejo. También, es una buena idea asegurarse de que existe servicio técnico especializado de la marca en la ciudad de residencia. Adquirir productos pensando en el futuro ahorrará dolores de cabeza, porque resulta problemático cuando no existen servicios cercanos de reparación o venta de repuestos.

comprar nuevos electrodomésticos

Adquirir equipos amigables con el medioambiente

Una manera de disminuir la huella de contaminación en el mundo es comprar dispositivos con tecnología verde, cuyo funcionamiento sea menos contaminante que el de las tecnologías estándares. Elegir marcas que utilicen materia prima reciclada también es una manera de ayudar con la conservación del planeta y sus recursos.

Los equipos que tienen un uso energético más eficiente también contribuyen con la economía familiar, ya que reduce el gasto por las facturas de consumo eléctrico. Por ejemplo, aquellos que cuentan con tecnología Inverter pueden lograr un ahorro de electricidad de hasta un 50% con respecto a la tecnología estándar.

La contaminación sónica también puede incluirse en este apartado, porque algunos electrodomésticos son tan ruidosos que molestan a quienes están cerca, incluyendo a la familia y los vecinos. Los modelos de funcionamiento silencioso son mejores para conservar la paz en el hogar.