Esta grabación de 1935 revela las últimas imágenes conocidas del extinto tigre de Tasmania

- Anuncio -

Un equipo de restauración digital que revisaba un archivo australiano de 1935 sobre experiencias de viajes descubrió que en su contenido se encontraban las últimas imágenes que se conocen de un tigre de Tasmania.





En el material, recientemente restaurado y digitalizado en 4k por el Archivo Nacional de Cine y Sonido de Australia (NFSA, por sus siglas en inglés), se puede observar a un ejemplar macho de tigre de Tasmania que pasea tranquilamente por su recinto.

La grabación fue hecha a finales de marzo de 1935, solo año y medio antes de que este también llamado lobo marsupial o tilacino, el último miembro viviente de su género, muriera, según informó la NFSA en un comunicado.





Dado que son muy pocos los vídeos existentes, las grabaciones de tigres de Tasmania son consideradas extraordinariamente raras. Tanto así, que todas no alcanzan a sumar los 3 minutos. Con esta nueva escena, se añaden 21 valiosos segundos a ese total.

El desconocido narrador de la película habla sobre la rareza del animal. De hecho, este es el único vídeo con sonido producido profesionalmente y proyectado al público mientras un espécimen aún vivía en cautiverio.

El tigre de Tasmania, que se distingue fácilmente por su parte trasera a rayas, también es un oponente peligroso. Aunque como ocurre con el diablo, se ha convertido en un espécimen muy raro, ya que el avance de la civilización le obliga a abandonar su hábitat natural. Este es el único que existe en cautiverio en todo el mundo.





Realmente resulta fascinante ver en movimiento a este marsupial carnívoro al que llamaron ‘Benjamin’ luego de que muriera. Su apariencia podríamos describirla como una especie de híbrido entre perro y tigre.

El material ha sido hallado dentro de un diario de viaje titulado Tasmania the Wonderland, que se dice fue grabado por el cineasta australiano Sidney Cook (1873-1937). El filme de 35 mm de nueve minutos está incompleto y no contiene créditos finales.

La grabación del metraje inició el 17 de enero de 1935 y su rodaje tuvo lugar en gran parte en la isla de Tasmania. Lamentablemente, solo pudieron ser recuperadas escenas al interior y en las cercanías de la ciudad de Hobart, donde estaba situado el zoológico de Beaumaris, lugar donde Benjamin vivía junto a otras especies.

Si bien la filmación es fantástica, todavía no hemos visto vídeos de tigres de Tasmania deambulando en la naturaleza, imágenes suyas a color o grabaciones que revelen cualquier sonido hecho por estos animales.

Se sabe que otros tilacinos fueron exhibidos en varios zoológicos de Australia (Launceston, Sydney, Melbourne y Adelaida) e internacionalmente (Washington, Nueva York, Londres, Amberes y Berlín), por lo que esperamos con optimismo que existan más tesoros ocultos que podrían aparecer en otros archivos.

Te puede interesar

Historias recientes

El único audio conocido de la voz de Frida Kahlo, descubierto 6 décadas después de su muerte

Han pasado casi 70 años desde que Frida Kahlo murió, y en la actualidad...

5 choques geopolíticos a tener en cuenta en la Copa del Mundo 2022

La Copa Mundial de la FIFA 2022 arranca el domingo. Como es tradición, se...

¿Qué es y cómo funciona un coche híbrido enchufable?

La tecnología híbrida enchufable se ha convertido en una de las más interesantes en...

Las matemáticas… ¿las descubrimos o las inventamos?

Las matemáticas nos ayudan a abstraer pedacitos del mundo de manera que lo podamos...
- Anuncio -

Contenido relacionado

- Anuncio -