¿El vino realmente te ayuda a vivir más?

No hay nada malo con un vaso al día.

- Anuncio -

Una copa de vino al día mantiene alejado al médico, ¿o no? Desde los franceses hasta los sardos, las culturas en las que la gente tiende a beber vino todos los días tienen un bajo índice de enfermedades del corazón y una vida más larga. Pero, ¿beber vino realmente te ayuda a vivir más tiempo?





La creencia de que una copa diaria de vino representa la salud y la longevidad de quienes viven en culturas alimenticias centradas en el vino se remonta a un artículo de 1992 que llamó a este fenómeno «la paradoja francesa», apuntando al vino como explicación.

Hoy, sin embargo, nuestra comprensión del vino y sus efectos en la salud es más matizada.





Hay alguna evidencia de que beber vino protege contra ciertas condiciones de salud, pero la evidencia de que conduce a una vida más larga es escasa, dijo Adrian Baranchuk, profesor de cardiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Queen en Ontario.

Los estudios sobre el alcohol tienen un diseño limitado.

Para empezar, gran parte de la investigación sobre el vino tinto y la mortalidad no se centra en el vino en sí. Más bien, la ciencia investiga los efectos en la salud de los polifenoles, un tipo de antioxidante en el vino. Estas sustancias químicas protegen a las células del daño causado por moléculas inestables llamadas radicales libres, que están asociadas con enfermedades cardíacas y riesgo de cáncer, y se han propuesto como una posible razón de los efectos supuestamente positivos para la salud del vino.

Cuando un equipo internacional de investigadores reunió los resultados de 22 estudios y los analizó en conjunto, descubrió que las personas que consumían 800 miligramos de flavonoides, un tipo de polifenol que se encuentra en el vino, así como en la mayoría de las frutas y verduras, por día tenían un 24% menos de riesgo de muerte dentro del período de estudio en comparación con los que no consumían flavonoides. Sus resultados de 2017, publicados en el American Journal of Epidemiology, encontraron que esta diferencia se redujo en un 6 % por cada disminución de 100 miligramos en el consumo de flavonoides. (Por ejemplo, las personas que consumieron solo 700 miligramos tenían un 18 % menos de riesgo de muerte).





El problema es que 800 miligramos son muchos flavonoides.

Como explicó Bill Klein, director asociado del Programa de Investigación del Comportamiento del Instituto Nacional del Cáncer (NCI):

Habría que beber litros y litros de vino para beneficiarse.

Klein estudia los factores de riesgo conductuales del cáncer y ha publicado artículos sobre los efectos del alcohol en la salud. En un estudio, publicado en 2001 en The Journal of Nutrition, los participantes que consumieron 750 mililitros de vino (alrededor de cuatro vasos de 6 onzas) ingirieron solo alrededor de 24 miligramos de flavonoides dietéticos.

Según ese resultado, para obtener 800 miligramos por día, necesitarías beber 133 copas de vino. Además, hay otras fuentes de polifenoles potencialmente más saludables: el estudio Journal of Nutrition encontró que los participantes ingirieron más polifenoles cuando comieron cebollas.

Hay alguna evidencia de que beber cantidades moderadas de vino es saludable para el corazón, dijo Baranchuk. Alrededor de dos vasos, cinco días a la semana para hombres o un vaso, cinco días a la semana para mujeres, las pautas recomendadas por la Asociación Estadounidense del Corazón, parece aumentar el colesterol bueno, reduce el riesgo de coágulos sanguíneos, ayuda a prevenir el daño arterial causado por el colesterol malo y mejora la función de la capa de células que recubre los vasos sanguíneos en comparación con las personas que no beben vino en absoluto.

Parte de ese beneficio para la salud cardiovascular puede deberse a los efectos de los polifenoles, escribió en una revisión de 2017 sobre el tema publicado en la revista Circulation. Pero es más probable que estos beneficios se atribuyan al etanol, que está presente en todas las bebidas alcohólicas, dijo Baranchuk.

Un análisis que reunió los resultados de 42 estudios encontró que 30 miligramos de etanol por día (alrededor de dos bebidas) aumenta el colesterol HDL (el bueno) y la apolipoproteína AI, una proteína principal que se encuentra en el HDL. Sin embargo, dijo Baranchuk:

Todos esos beneficios primero se atenúan y luego se revierten si bebes por encima de las pautas recomendadas.

¿Te cae mal una copa de vino al día?

El problema es que la enfermedad cardíaca no es el único factor en la salud y la longevidad. Y el alcohol en el vino puede anular cualquier beneficio de los polifenoles.

Como explicó Klein:

Desafortunadamente, no hay mucha evidencia de que el alcohol proporcione un efecto protector. Hay mucha más evidencia de que es un factor de riesgo.

Si bien la evidencia de que el vino reduce la mortalidad dentro de un período de tiempo determinado es escasa, hay evidencia muy sólida relacionando cualquier cantidad de alcohol con el cáncer de mama, cáncer de hígado , cáncer de próstata y cirrosis, entre otras enfermedades. Eso podría deberse a que el alcohol cambia la forma en que los cuerpos procesan el estrógeno, lo que hace que aumenten los niveles de esta hormona, dijo Klein. Otra posible explicación: se ha demostrado que el acetaldehído, un subproducto de la descomposición del alcohol en el cuerpo, causa daños en el ADN.

Al final, si no tienes la costumbre de beber una copa de vino al día, o si simplemente prefieres la cerveza, no hay razón para tomar el hábito por la salud de tu corazón. En su lugar, prueba el yoga o la meditación, dijo Baranchuk, ya que tienen una mucho más sólida evidencia que lo que tiene el alcohol.

Si ya disfrutas de una copa de vino diaria y no estás seguro de los efectos de ese hábito en tu salud, consulta con tu médico, especialmente si tienes alguna condición de salud subyacente. Pero para la mayoría de las personas que beben con moderación, no hay necesidad de detenerse, señaló Baranchuk.

Te puede interesar

Historias recientes

Por qué resucitar al mamut podría ser una mala idea

La capacidad más auténticamente divina proporcionada por la ingeniería genética es la aparente posibilidad...

El mito más dañino sobre el ejercicio

Alrededor de una cuarta parte de los adultos estadounidenses son físicamente inactivos y no hacen ningún...

Los riesgos de cocinar en parrillas, hornos y barbacoas

A lo largo de la historia, la dieta ancestral ha ido evolucionando hasta dar...

El único audio conocido de la voz de Frida Kahlo, descubierto 6 décadas después de su muerte

Han pasado casi 70 años desde que Frida Kahlo murió, y en la actualidad...
- Anuncio -

Contenido relacionado

- Anuncio -