¿Tragedia inevitable? El Titanic se hundió por el cumplimiento de una estricta norma naval

Un analista del desastre ha dicho que la regla de virar hacia la derecha ante la presencia de un obstáculo habría sido el determinante del hundimiento.

El Titanic se hundió por el cumplimiento de una estricta norma naval

El choque contra un témpano de hielo o iceberg produjo el hundimiento del transatlántico británico en su viaje inaugural en 1912. El Titanic pudo haber esquivado la gran masa de hielo, pero esa alternativa se perdió en el momento que el capitán determinó cumplir con un protocolo naval: frente a un obstáculo, virar a estribor.

La reglamentación que ordenaba el procedimiento para impedir este tipo de impactos frontales tenía vigencia desde 1850, pero no contemplaba los icebergs, que “pueden aparecer en cualquier forma”, asegura el periodista investigativo y escritor Senan Molony, quien durante décadas se ha encargado de estudiar la tragedia del buque que se desplazaba desde la ciudad portuaria de Southampton (Inglaterra) con destino a Nueva York (Estados Unidos).

viaje inaugural
El Titanic en el puerto de Southampton poco antes de zarpar.

En su libro ‘Titanic: por qué chocó, por qué se hundió y por qué nunca debería haber navegado’, Molony se refiere así al tema de la colisión del Titanic:

Y si uno se encuentra en la oscuridad, con solo la parte delantera de un obstáculo inicialmente visible, no se puede asumir que el cuerpo o la carga está todo hacia atrás.

Puede estar flotando de lado a lado y si es así, ¿cómo pueden saber los que están a bordo del barco a qué lado puede extenderse la longitud? ¿A la izquierda o a la derecha? ¿A babor o a estribor?

Al respecto existe mucha polémica, explica Molony, recordando también que:

Un marinero, Joseph Scarrott, había visto el bloque de hielo antes del impacto y explicó que su masa se extendía hacia el lado derecho.

Aun así, decidieron llevar a cabo el procedimiento operativo estándar, es decir, ir a estribor para evitar la colisión, lo que fue el error fatal

 

¿La fatalidad era inevitable?

El periodista menciona también que la embarcación no contaba con carbón suficiente como para continuar su trayecto hacia aguas seguras, lo que le permite afirmar que el capitán Edward John Smith habría procedido de forma correcta y profesional para evitar el impacto frontal.

capitán Edward Smith
El oficial Hugh McElroy junto con el capitán Edward Smith (derecha) a bordo del Titanic.

Así entonces, Molony destaca que si se hubiese elegido un traslado inmediato a puerto, quizás se habían podido salvar, pero esto habría significado el incumplimiento de una norma muy arraigada a la navegación.

Por otra parte, el libro señala de un hecho que también habría jugado un papel clave en el accidente del Titanic. Un incendio grave en uno de los compartimientos que terminó causando daños importantes en el casco, en la misma parte donde colisionó el iceberg. Según algunos testimonios, esto sucedió durante su paso por aguas irlandesas.

En consecuencia, explica que el acero se debilitó por el fuego, lo que provocó que el metal perdiera el 75% de su fuerza. De esta forma, se debilitó el caso haciendo imposible soportar el choque.

hundimiento del Titanic
El hundimiento del Titanic, grabado de Willy Stöwer.

Este hecho se suma como otro de los factores clave en el hundimiento del Titanic, uno de los mayores naufragios de la historia ocurrido entre la noche del 14 a la madrugada del 15 de abril de 1912 y en el que murieron más de 1500 personas.

¡Compártelo en tus redes!