Con la llegada del frío, nuestras defensas bajan. ¿Qué aliados tenemos para la salud?

Con la llegada del frío, nuestras defensas bajan

El invierno es temporada de resfriados, gripes y otras enfermedades típicas de esta época del año. El frío baja nuestras defensas, nuestro sistema inmunológico se debilita, y quedamos más expuestos. Para evitarlo, debemos seguir siempre las prescripciones y consejos de nuestro médico, como, por ejemplo, vacunarnos si entramos en los grupos de riesgo. Ahora bien, existen remedios y refuerzos, como las vitaminas para el sistema inmunitario, que van a ayudar a nuestro cuerpo, y de los que vamos a hablarte aquí.

Si te notas cansado y sufres infecciones cada poco tiempo, puede ocurrir que tengas las defensas bajas. Acude a tu médico para que realice las pruebas y los análisis pertinentes, y te dé un diagnóstico fiable, pero en todo caso, puedes reforzar tu sistema inmunológico mejorando tu alimentación para hacerla sana y equilibrada, y variar tus hábitos de vida para incluir una actividad física suficiente. Además, puedes empezar a utilizar una serie de productos que se venden en herbolario y que no requieren de receta médica.

Es el caso, por ejemplo, de las vitaminas. La vitamina C (o ácido ascórbico) es un nutriente esencial, que tiene efectos muy beneficiosos en el sistema inmune y en el proceso de envejecimiento, porque tienen efectos antioxidantes y ayudan en la síntesis del colágeno.

¿Quién no sabe que un vaso de zumo de naranja es bueno para el resfriado? Pues bien, ahora es posible ingerir la cantidad recomendada de vitamina C sin necesidad de exprimir naranjas. Simplemente adquiriendo las vitaminas en un herbolario, donde se venden en cápsulas o comprimidos listos para ingerir. También están disponibles en gominolas, para hacer más sencilla la ingesta, lo cual es muy útil para los niños.  

vitamina C

Estas grageas, gominolas o cápsulas tienen precios muy variados, en función del número que contiene cada envase, pero algunos herbolarios ofrecen descuentos especiales en productos con vitamina C, de distintas marcas y en diferentes formatos.

No se trata de las únicas opciones para reforzar tu sistema inmunitario en esta época. En herbolarios como este puedes encontrar todo tipo de productos que te ayudarán a pasar mejor el invierno, porque incorporan vitaminas como la C, la A, la D3 o la B6, o minerales como el zinc.

Los productos de herbolario no son medicamentos, y por tanto no son productos que deban venderse necesariamente en farmacias. Son productos naturales que proceden de plantas, cuyas distintas partes (hojas, tallos, raíces) pueden servir para aliviar alguna patología o malestar, y servir de complemento de tratamientos médicos y productos de farmacia. Se trata de productos elaborados desde hace miles de años a partir de las plantas, muchas de las cuales tienen propiedades contrastadas y son la base de los medicamentos.

De esta forma, aun no siendo medicamentos estos productos de herbolario pueden contribuir a mejorar notablemente el bienestar de muchas personas. Si aun así sigues encontrándote cansado y débil, unos consejos elementales: descansa más, lleva una vida más activa y menos sedentaria, relájate y ¡ríe más! Así reducirás la ansiedad y el estrés, reforzando el sistema inmune. Y obviamente, si estamos en invierno: ¡abrígate!