29.5 C
Madrid

El aire acondicionado ideal y la mejor calefacción

Los ambientes de las edificaciones deben estar preparados para épocas de calor e invierno. Hay diversos sistemas de climatización interna, siendo los más importantes el “aire acondicionado” y la “calefacción”. Son soluciones que permiten una temperatura agradable, a la vez que se pueden controlar para que mantengan un rango térmico adecuado.





Para lograr que estas instalaciones de climatización funcionen, lo mejor es contar con un proveedor que también haga el respectivo servicio técnico. Un excelente consejo es contar con la ayuda de profesionales como lo son en Tienda del Aire. No solo venden los mejores equipos para este tipo de funciones. A su vez, dan una muy completa asesoría al   cliente. Igualmente, hacen una instalación muy correcta de todo el sistema de climatización; bien sea para aire acondicionado o calefacción.

La instalación de mecanismos de aire acondicionado

Para comprar aire acondicionado hay que tener varios conocimientos. No todos los dispositivos son iguales, siendo además obligatorio estudiar cuestiones como:

  • El tamaño del ambiente donde se debe enfriar el aire, puesto que se requiere un equipo de más potencia a mayor cantidad de metros cuadrados del sitio.
  • La temperatura ambiental de la zona donde se ubica el inmueble. A fin de cuentas, en regiones más calurosas siempre se necesita mayor potencia de aire acondicionado.
  • Son importantes los materiales de la edificación. Algunos materiales tienden a generar más calor, como es el caso de los cristales. Entonces, el aparato de aire acondicionado se ajusta considerando el grado térmico relacionado con la materialidad.





Un último factor es el consumo eléctrico. Estos mecanismos de climatización se regulan para que no estén funcionando a tope todo el tiempo. Por ejemplo, durante las horas nocturnas se apagan o se reduce notablemente su intensidad. De esa manera, se logra un importante voto en la factura de electricidad.

Igualmente, hay espacios que se pueden solventar con ayuda de un aire acondicionado barato. No es necesario gastar en el equipo más potente. Muchas veces un equipo de pequeño tamaño y sin tanta potencia logra mantener fresca una estancia, siempre y cuando se hagan los cálculos y selección adecuada.

Calefacción y agua caliente mediante calderas de gas

Se recomienda estar prevenidos para las épocas de invierno. Cuando las temperaturas bajan, los aires acondicionados deben tomar un descanso. Ahora, lo que se necesita es subir los grados térmicos de los ambientes. Para ello, se instala un sistema de calefacción que evite que los espacios internos de edificaciones tengan una sensación completamente gélida.




Mientras que los aires acondicionados funcionan con electricidad, sucede que para la calefacción lo más recomendable son las calderas de gas. Esta fuente de energía es más económica que el suministro eléctrico. Se añade que es mucho más eficiente, además de perfecta para generar calor.

Un detalle importante es que durante meses de muy bajas temperaturas, resulta imperioso bañarse con agua caliente. Por eso, gracias a estas calderas también se puede tener el mejor servicio de ACS (Agua Caliente Sanitaria). Al utilizar tanto sistema de aire acondicionado, como una calefacción de caldera a gas, se tienen todas las herramientas para mantener siempre una temperatura agradable para las personas; sin importar el calor o el frío en el ambiente.

En tiempo de calor, usar sombras generadas por pérgolas

Tanto los aires acondicionados como la calefacción consumen energía (electricidad y gas). No obstante, hay elementos arquitectónicos que permiten generar sombras en fachadas y espacios de las edificaciones. Tal es el caso de las pérgolas de aluminio y lona, que son perfectas para proteger del sol. Cuentan con sistemas plegables, para regular su efectividad y filtrar la radiación solar.

Su mayor utilidad es en zonas como terrazas, balcones o espacios descubiertos. En tales sitios, no es posible usar aires acondicionados o calefacción; ya que son ambientes abiertos. Por eso, la solución es valerse de pérola. Además, pueden confeccionarse con lona impermeable, la cual también protege en caso de lluvias o nevadas.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -