Esta es una muy buena razón para que no sigas arrancándote los pelos de la nariz

Esta es una muy buena razón para que no sigas arrancándote los pelos de la nariz

Quizás has llegado a arrancarte con los dedos algún incómodo pelo que te afloraba por la nariz. No vuelvas a hacerlo. Aunque te haga lucir mal desde el punto de vista estético, resulta que ese largo y solitario vello asomándose desde allí ejerce una vital función y así lo confirma la ciencia.

Recientemente lo ha publicado la empresa digital Business Insider tras contactar al investigador Erich Voigt, quien es doctor en Otorrinolaringología de la Universidad de Nueva York. El especialista destacó el rol que ejercen los pelos de la nariz al servir de filtros de todas las partículas presentes en el aire que respiramos.

Según la explicación del doctor Voigt, el interior de la nariz está recubierto por dos clases de pelos. Aquellos que se ven y que las personas tienden a arrancarse se denominan vibrisas, mientras que los segundos son estructuras celulares conocidas como cilios microscópicos, que protegen las fosas nasales al filtrar y desplazar los mocos hacia la zona posterior de la nariz.

Triángulo de la muerte

Los vellos vibrisas, que son el tema principal a abordar, impiden que determinados agentes del exterior logren penetrar a nuestro organismo a través de la respiración. De allí que desprenderse estos pelos conlleva el riesgo de que gérmenes y partículas próximas a los folículos ingresen en el cuerpo y provoquen infecciones, algunas de ellas de graves efectos.

Triángulo de la muerte

El área que abarca la nariz es descrita en el argot médico como el “triángulo de peligro o de la muerte” y la conforman los vértices ubicados entre el entrecejo y las comisuras de los labios, donde se concentra un vasto número de vasos sanguíneos que se conectan con la zona posterior del cerebro.

El especialista advierte que en este lado de la cabeza se puede generar un cuadro infeccioso de complicadas consecuencias para la vida de las personas. Explica que ello ocurriría debido a que las venas por donde circula la sangre desde la nariz se cruzan con aquellas que la bombean desde el cerebro.

Asevera que si esos gérmenes penetran hasta esa zona es probable que se produzca, por ejemplo, una meningitis (que es una enfermedad caracterizada por la inflamación del cerebro y de las membranas que protegen la médula espinal), así como un absceso cerebral (otra clase de hinchazón de origen infeccioso).

Zona de cuidado

Aunque no suele ser común que ocurran, sí es posible que estas infecciones se cursen y produzcan cuadros clínicos complicados, especialmente en el caso de personas con un vulnerable sistema inmunológico.  Una infección (como la meningitis bacteriana) puede tener efectos extremadamente tan graves que, incluso, puede hasta costar la vida.

Ante esta situación y como lo advierte el especialista, hay que pensarlo más de una vez cuando por la cabeza te pase la idea de deshacerte de los vellos que se asomen por la nariz. Lo recomendable en todo caso es recortarlos con ayuda de una tijerita, pero jamás cerca de la mucosa o piel que recubre el interior de la nariz. Así se impedirá que el “triángulo de peligro” “sea verdaderamente un problema”.

¡Compártelo en tus redes!