5 aspectos muy curiosos (e incluso peligrosos) de la cultura laboral en Japón

5 aspectos muy curiosos (e incluso peligrosos) de la cultura laboral en Japón

Lo laboral es el ámbito en el que la cultura occidental presenta una marcada diferencia con respecto a la japonesa.

Resulta que el occidental considera que la cultura japonesa de trabajo es un tanto peculiar y a la vez extremista. De este pensamiento destacamos cinco aspectos curiosos de la cultura laboral japonesa.

1. Karoshi

El término “karoshi” se define como “muerte por exceso de trabajo”. Desde el año 1987 este padecimiento ha sido reconocido dentro de la sociedad japonesa y  ha afectado a miles de personas. Por increíble que parezca, este segmento de la población literalmente se “mata trabajando”.

Aunque el estrés y la falta de sueño pueden generar problemas de salud a largo plazo, lo que podríamos considerar los más común, la principal causa del karoshi son los problemas físicos que resultan del exceso de horas acumuladas por jornada laboral.

KaroshiDe acuerdo con un estudio realizado por investigadores finlandeses, los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares aumentan con las horas extras de trabajo. La revista científica The Lancet publicó los resultados del análisis de los hábitos laborales y de salud realizado a unas 600 mil personas.

El tema del karoshi es tan grave que se ha convertido en un problema de salud pública y está tipificado en la ley. Resulta que si la muerte por exceso de trabajo se comprueba ante un juez, el gobierno debe compensar a la familia con US$20.000 dólares, más una indemnización de US$1,6 millones por parte de la empresa.

2. Horas extra

En el esfuerzo por impresionar al jefe o simplemente para finalizar un proyecto atrasado, es probable que algunas veces tuviéramos que quedarnos unas horas más en la oficina. Pero difícilmente el trabajo extra haya sido suficiente como para poner en peligro nuestra salud.

En Japón, el 13,6% de los trabajadores independientes y el 9,3% de los empleados corporativos promedian más de 60 horas de trabajo a la semana, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar. Los problemas físicos y de estrés asociados con la carga laboral se manifestaron en el 61% de los trabajadores independientes y en el 58,4% de los empleados corporativos.

Horas extraResulta que el empleado se cuida de no irse a su casa antes que el jefe. Este es un factor de la cultura laboral que contrarresta la efectividad de las medidas para reducir las incidencias del exceso de trabajo en la salud.

El último viernes de cada mes, las empresas dejan salir a sus empleados a las 3 pm. A esta medida se le conoce como “Viernes Premium” y fue implementada por el gobierno en el 2017 para promover la salud laboral.

3. Inemuri

Quedarse dormido en los lugares de trabajo o espacios públicos es un hábito muy mal visto en la cultura occidental. Sin embargo, en el Japón no es de asombrar que las personas se duerman en los vagones del subterráneo, en los asientos de algún parque e incluso en el trabajo.

No se trata de precisamente de hacer una siesta, sino una especie de duermevela llamada inemuri. Esta palabra compuesta proviene del “I”, cuyo significado es “estar presente”, y “nemuri” que se traduce como “sueño”. El término implica un descanso en alerta, en el que la persona sería capaz de regresar a la situación social o laboral inmediatamente.

Inemuri¿Qué hace que inemuri sea una práctica correcta?

Resulta que el inemuri, o simplemente simularlo al cerrar los ojos, es indicativo de que el trabajador ha realizado un esfuerzo laboral que ha resultado en el cansancio, lo cual habla de su responsabilidad y compromiso. En una entrevista dada a BBC Future, Brigitte Steger asegura que a pesar de estar dormida, durante el inemuri, la persona tiene la virtud moral para mantener su situación bajo control.

4. Temor a dimitir

Abrumados por el trabajo y de las condiciones laborales, es probable que muchas personas convivan con las intenciones de renunciar para liberarse de la carga. Sin embargo, la idea de notificar sus planes al jefe es igual de estresante. Incluso suele ocurrir que le pagan a otra persona para que renuncie en su nombre.

Esta particular situación ha sido aprovechada por algunas empresas que ofrecen servicios de asistencia durante el proceso de renuncia a personas que desean dejar sus cargos. En el programa radial de BBC Business Daily, Yuichiro Okazaki aseguró durante el episodio de Ghosting at Work que en general, los empleados le tienen miedo al jefe.

Temor a dimitirExplicó que todos saben que el jefe les dirá que no pueden renunciar, situación en la que el trabajador se califica como una mala persona por abandonar la empresa. “Creo que es por la cultura de Japón”.

Es común que los empleados se sientan mal consigo mismos por querer renunciar cuando por regla general debe dedicarle la vida a una empresa en la que se pueda ir escalando posiciones. Es por eso que estas empresas cobran hasta 400 dólares por comunicar la renuncia de su cliente ante sus jefes.

5. Nada de felicitaciones

En el lenguaje japonés no existe ninguna palabra que tenga una connotación semejante al feedback o a la llamada retroalimentación positiva. Ningún término define la valoración que se pueda tener sobre el trabajo realizado por un empleado.

Las razones radican en que simplemente es una práctica que no se hace. De acuerdo con la cultura japonesa, “si tu jefe no te dice nada, significa que lo estás haciendo bien”. Así lo expresa la experta en integración de directivos y directora ejecutiva de Protocol and Etiquette Worldwide, Sharon Schweitzer.

Nada de felicitacionesEn un artículo de Eric Barton para BBC Capital, dijo que si por el contrario te piden una revisión del proyecto, “significa que no lo estás haciendo tan bien.”

Ejecutivos extranjeros en Japón pueden quedar mal parados y hacer ver mal a su empleado al intentar felicitarlo por un trabajo bien hecho, siendo ésta una práctica occidental que deben cambiar.

De acuerdo con la tradición japonesa, el nomikai es la manera ideal para reconocer el trabajo de un empleado. Se refiere al acto social de salir a beber unas copas para tratar temas laborales.

¡Compártelo en tus redes!