Conoce los beneficios de dormir en un colchón viscoelástico

Conoce los beneficios de dormir en un colchón viscoelástico

Los especialistas recomiendan dormir ocho horas continuas cada noche para gozar de buena salud física, mental y emocional. Por ello, contar con un buen colchón es primordial para garantizar que el descanso sea cómodo, placentero y saludable.

Beneficios que los colchones viscoelásticos aportan a la salud

Dormir sobre un colchón cómodo, que no retenga calor y se adapte a la forma del cuerpo, es necesario para propiciar el buen descanso y lograr tener un sueño reparador que ayude a reponer energías para el siguiente día. Esto es exactamente lo que un colchon viscoelastico brinda; confort y salud.

Beneficios que los colchones viscoelásticos aportan a la salud

Estos colchones están fabricados con un material atérmico, suave y adaptable, que permite a las personas descansar placenteramente por varias horas continuas, sin necesidad de cambiar la postura. El diseño ergonómico y el material utilizado para la fabricación de estos colchones, aportan gran cantidad de beneficios para la salud de las personas, algunos de ellos son:

Alinear la columna vertebral

Alinear la columna vertebral: al dormir sobre un colchón de espuma viscoelástica, el peso del cuerpo se distribuye de manera uniforme, lo que ayuda a obtener una postura al dormir con buen soporte para cada parte del cuerpo, especialmente en la zona vertebral, donde se logra que la columna permanezca correctamente alineada, previniendo así la aparición de dolores de espalda.

Evitar las alergias

Evitar las alergias: los colchones viscoelásticos son fabricados con fibras inorgánicas, el cual es un material hipoalergénico que previene la entrada de alérgenos al interior del colchón. Ácaros del polvo y otras especies de insectos, que causan alergias en las personas, no encuentran en estos colchones una fuente de alimentos que les permita vivir y reproducirse, por lo tanto, no pueden infestar el colchón. Esto beneficia a las personas, especialmente a quienes sufren de alergias en la piel o respiratorias.

Personas con problemas óseos

Disminuir las dolencias en personas con problemas óseos: los colchones viscoelásticos poseen diseño ergonómico, es decir, se adaptan perfectamente a la forma del cuerpo. Las personas que padecen dolencias en diferentes partes del cuerpo, por causa de un problema de salud óseo, como por ejemplo artritis y fibromialgia, encuentran un gran alivio al descansar sobre un colchón viscoelástico, ya que estos se amoldan a su cuerpo y no ejercen ningún tipo de presión, logrando así minimizar los dolores en las articulaciones, hombros, caderas, músculos, etc.

Cómo elegir el mejor colchón viscoelástico

Cómo elegir el mejor colchón viscoelástico

Los colchones viscoelásticos son ideales para mejorar la calidad de sueño en las personas, propiciar una buena postura y disminuir las dolencias en el cuerpo. Al momento de adquirir un colchón viscoelástico, no hay que decantarse por el primero que se encuentre, ya que no todas las personas tienen las mismas necesidades, características físicas y presupuesto. Lo ideal es tener claro qué es lo que se necesita y en función de eso iniciar la búsqueda del mejor colchón viscoelástico. Básicamente, los factores a tener en cuenta para escoger un colchón viscoelástico son los siguientes:

  • Largo: el colchón no debe ser nunca menos largo que la persona. El largo debe tener un mínimo de 10 cm más que la estatura de quien dormirá sobre el colchón; es decir, si el usuario mide 1,80 cm de estatura, el colchón deberá medir más de 1,90 cm de largo.
  • Ancho: esto dependerá del espacio libre en la habitación y del gusto del usuario; sin embargo, especialistas recomiendan que el colchón sea dos veces más ancho que la persona, para que esta pueda gozar de libertad de movimiento al dormir.
  • Diseño ergonómico: los colchones con diseño ergonómico se adaptan a la forma del cuerpo y brindan buen soporte en el área de la columna.
  • Tipo de acolchado: el acolchado determina el nivel de comodidad que proporcionará el colchón al usuario. El acolchado firme es el más recomendable, ya que cede en las zonas del cuerpo que son más ligeras y se mantiene firme en las de mayor peso para un mejor soporte.