La biografía de Jesucristo, ¿una historia ficticia basada en la vida de un emperador romano?

Un erudito bíblico afirma que la biografía de Jesucristo no es más que una historia ficticia creada como "guerra psicológica" contra los judíos.

La biografía de Jesucristo

Joseph Atwill, autor del libro El Mesías del César, asegura haber hallado confesiones hechas por los romanos, en las que afirman que las autoridades habían creado un “mesías” para pacificar a los judíos en Palestina, informó el diario británico Express.

Un sistema de creencias para competir

El escritor estadounidense dice que la historia de Jesús no se basó en una persona real, sino en varias figuras históricas de la primera guerra judeo-romana, también llamada la gran revuelta judía (66-73 d. C.). Y agrega:

Las sectas judías en Palestina en ese momento, que esperaban al Mesías guerrero profetizado, fueron una fuente constante de insurrección violenta durante el primer siglo.

Cuando los romanos agotaron los medios convencionales para contener la rebelión, siguieron con la guerra psicológica. Supusieron que la forma de detener la difusión de la actividad misionera judía era crear un sistema de creencias que le hiciera competencia.

Según Atwill, fue entonces cuando inventaron la historia del mesías ‘pacífico’. En vez de inspirar la guerra, este “hijo de Dios” instó al pacifismo colocando la otra mejilla y alentando a los judíos a “ceder ante el César” y a pagar sus impuestos a Roma.

Explica también que la biografía de Jesucristo en realidad esta construida, de principio a fin, con base en historias anteriores, pero especialmente en la vida de un emperador romano: Tito Flavio Vespasiano.

Dice además que Jesús es el único personaje ficticio de la literatura cuya historia completa de vida se puede remontar a otras fuentes. Así entonces, al comparar el ‘Nuevo Testamento‘ con la ‘Guerra de los Judíos‘ —la única obra literaria sobreviviente del siglo I de Judea—, Atwill encontró paralelismo entre ambos escritos.

Por último, el autor sostiene que lo que parece haber eludido a muchos eruditos es la gran similitud de las secuencias de eventos y las ubicaciones entre el ministerio de Jesús y la campaña militar del emperador Tito Flavio Vespasiano. Y concluye:

Esta es una clara evidencia de un patrón construido deliberadamente.

¡Compártelo en tus redes!