17.5 C
Madrid

¿Casinos físicos vs casinos online?

Normalmente tiende a considerarse un casino online como algo totalmente antitético de uno físico, pero, aunque las diferencias son evidentes, la experiencia de usuario tiende a homogeneizarse, más allá de que en ambos casos la base sea un sustrato común de juegos.





La irrupción de los casinos online dio pie a la creación de un nuevo ecosistema gambling, que abría las puertas a vivir la emoción y la adrenalina de juegos como el Poker o el Black Jack cómodamente desde la pantalla de ordenador de casa. Sin necesidad de desplazarse a ningún lugar, ni tampoco de tener que organizar una timba doméstica, nunca exenta de encanto, pero siempre problemática, aunque sea por meras cuestiones logísticas.

La eclosión de las Apps móviles de casinos online

En la actualidad, se está desarrollando una auténtica eclosión de las Apps móviles de casinos online, que se adaptan a un fenómeno como es el hecho de que el smartphone suponga actualmente el dispositivo preferente de conexión. Estas aplicaciones mejoran la experiencia de usuario en varios aspectos, comenzando por los más prácticos, al ofrecer sin ir más lejos la posibilidad de conectarse en cualquier momento y desde cualquier lugar, sin depender ya de la disponibilidad de un equipo de mesa o un portátil.





Además, aspectos como la interacción con otros usuarios o la recreación de ambientes realistas se cuidan cada vez más, con la vista puesta en deparar experiencias inmersivas que se asemejen a las de los casinos físicos. Así, las partidas en vivo multijugador y la apuesta por la Realidad Virtual confieren un mayor realismo, haciendo por ejemplo factible jugar contra oponentes de cualquier parte del mundo en salas perfectamente recreadas.

Tecnologías como la Realidad Aumentada desdibujarán las fronteras entre casinos reales y virtuales

Con todo, conforme se vayan implantando en los casinos online tecnologías como la Realidad Aumentada las posibilidades serán todavía mayores, al hacerse factible la interacción realista del jugador con su entorno. Algo que se puede traducir, por ejemplo, en la oportunidad de jugar en un ambiente que reproduzca fielmente hasta el mínimo detalle de cualquier casino físico del mundo, y tener una experiencia totalmente inmersiva con los objetos que incluya también sensaciones táctiles.

Así, cómodamente desde casa, el usuario podrá probar suerte en la ruleta rodeado de todo el glamour de un casino de película de James Bond, o jugar una partida de Texas hold ‘em realista en el Caesars Palace, o en cualquier sitio emblemático de Las Vegas.




Las posibilidades aquí son infinitas, pero si nos damos cuenta el ecosistema de los casinos online en su evolución va a ser capaz de recuperar los aspectos más interesantes de los casinos físicos, integrándolos para conformar una experiencia de usuario más gratificante, que unirá lo mejor de lo pretérito con todas las ventajas características del entorno App: jugabilidad, comodidad, conectividad en cualquier lugar y momento, privacidad, etc.

De este modo, no tendrá mucho sentido el dilema de los casinos físicos vs online, ya que en el futuro más inmediato la tecnología hará factible una hibridación de ambos.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -