Lo que nunca debes hacer cuando conduces un coche con caja de cambios manual

Lo que nunca debes hacer cuando conduces un coche con caja de cambios manual

La preferencia de los vehículos con transmisión manual sobre los coches automáticos es notable entre un grupo de conductores que lo consideran tanto un arte como un placer. Aquí van cinco consejos que ayudan a corregir algunos malos hábitos que suelen cometer los conductores con el paso del tiempo.

El caso es que, con el transcurrir de la experiencia, los conductores suelen hacerse más perezosos e incluso hasta descuidados, con exceso de confianza tras el volante lo que podría significar el daño de su vehículo, como el desgaste prematuro del embrague y la transmisión. En esta clase magistral de Engineering Explained se ofrecen cinco consejos  que son de sentido común y que la mayoría no lleva a la práctica.

Mantener la mano sobre la palanca

Apoyar la mano en la palanca de cambios es la primera observación. El ingeniero Jason Fenske explica que la presión constante es causal del acelerado desgaste en la horquilla pequeña de la caja de velocidades. Se trata de un desgaste innecesario y evitable al embrague, además de ser inseguro. Es una razón más que válida para llevar siempre ambas manos sobre el volante, hasta el siguiente cambio de marcha.

No poner neutral en un semáforo

Mientras se aguarda el cambio de luz en el semáforo, nunca se debe mantener el vehículo en alguna marcha. Para esto es necesario mantener pisado el embrague, lo que le ocasiona un desgaste innecesario. La recomendación es siempre ponerlo en punto muerto.

vehículos con transmisión manualUsar continuamente el embrague en una cuesta

Mantener el embrague puesto para mantenerse en una cuesta es un error que genera desgaste al material de fricción y en el embrague. Existen muchas otras formas más seguras y efectivas de evitar deslizarse mientras se está por una pendiente.

Pisar el acelerador con el coche detenido

Pisar el pedal del acelerador cuando el motor se encuentre a bajas revoluciones por minuto (RPM) es un mal hábito muy común. Fenske dice que esta práctica afecta la salud del motor y que podría causar problemas serios de falta de potencia con el tiempo.

Apoyar el embrague mientras se conduce

Es un tema de sentido común y todos lo saben, pero no deja de ser una mala costumbre. Muchos conductores tienden a apoyar el pie sobre el pedal del embrague mientras están conduciendo, sea por descuido o cansancio. El ingeniero asegura que este simple error ocasiona un rápido desgaste del embrague.

La recomendación es ser más consciente de las acciones que se toman al conducir y estar pendiente de esos pequeños detalles para poder evitarlos.

¡Compártelo en tus redes!