Cómo convertirse en un nómada digital en 2019

Las nuevas relaciones laborales y las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías nos acercan, cada vez más, a convertirnos en un nómada digital.

Cómo convertirse en un nómada digital en 2019

Lo que al principio parecía una denominación forzada e incluso más cercana a la ciencia ficción, se ha popularizado. Y lo mejor de todo es que no es algo imposible ni lejano. No, no es una utopía. Cualquier profesional o particular puede estar ya, sin saberlo, dentro de este nuevo mercado laboral o puede decidir adaptarse a él con suma facilidad si así lo desea.

Trabajar en y desde cualquier sitio

El concepto de nómada digital viene a significar algo así como una persona que trabaja desde muchos lugares (cafetería, desde su propia casa) en lugar de un sitio de trabajo típico. Y eso es posible porque usa las nuevas tecnologías para llevar a cabo su trabajo. El concepto nómada, por tanto, tiene aquí una intención descriptiva del hecho pero también, en cierto modo, irónica y divertida. Para que nos entendamos, sería como un nómada sedentario o un sedentario nómada, como se quiera ver.

El trabajador que se mueve por donde se le requiera no es nuevo, pero hacerlo “virtualmente” es una novedad de nuestros tiempos. Y no importa que viaje mucho, tanto si lo hace por gusto como por obligación profesional, pues accede a su puesto de trabajo (por ordenador, móvil Smartphone, tableta etc.), cuando quiere y como quiere, siempre que cumpla con los requisitos y compromisos adquiridos con su empleador: revisar el correo electrónico, utilizar herramientas integrales, Skype para conferencias o para un “cara a cara”, etc.

Trabajar en y desde cualquier sitio

Hay quien asegura que se gana en libertad, eficiencia, productividad o autoestima, y quien opina lo contrario; que se depende demasiado de la tecnología, que el espacio de ocio se difumina con el profesional o que no se puede tener una familia a cargo, tanto por distracciones como por ocupación. Como en todo en esta vida, es cuestión de qué queramos, aunque sus pros a priori, parecen muy atractivos como para dejarlos pasar.

La profesión que (más) nos convierte en uno

Aunque hay profesiones que de manera sutil y natural desembocan en el “nomadismo” digital, véase redactores, encargados de Servicio Técnico, blogueros, diseñadores o diseñadores webs, freelancers en general, e incluso médicos (por las teleconsultas y otros adelantos científicos que incluso enlazan con la cirugía), en realidad cualquier profesión que nos permita ejercerla desde cualquier rincón ya nos ha convertido en un nómada digital.

Sin embargo, aquellas dedicadas al mercado general, financiero o el de inversiones, son la reina del nomadismo. Simplemente hay que escoger un buen software tipo mt4 para iPhone y lo tendríamos. Hablamos de una plataforma de trading que posee todas esas características que podemos ver en una versión escritorio de Mac, pero con la flexibilidad que da un Smartphone para realizar precisamente esas gestiones online. Se puede obtener información en tiempo real y nos ayuda con todo tipo de maniobras, da igual la dificultad de las mismas o el espacio dedicada a ellas, o ejecutar transacciones diversificando las inversiones, poner límites y además estar actualizados con los últimos movimientos financieros, de divisas, CFD, etc.

nómada digital

Y como además de fácil de usar está programada y funciona bajo entorno iOS, el sistema operativo de Apple, uno de los más potentes, veloces, fiables y mantenidos servidores del mundo (con actualizaciones gratuitas aseguradas durante años), nos aseguramos cero problemas. También se puede usar en nuestra tableta iPad de Apple, la tableta más potente del mercado, que igualmente tiene un alto nivel de actualización y fiabilidad, pudiendo escoger el idioma en el software que más se amolde a nuestros gustos por si no fuera poco.

El nomadismo digital no es algo inalcanzable y, a veces, llega solo, sin darnos cuenta, únicamente con utilizar esa herramienta o ese software que nos facilita nuestra labor diaria. No solamente permite el hacer móvil las plataformas de operaciones, sino que cada vez más otras profesiones se “apuntan” a esta línea de trabajo. Comodidad y adaptabilidad para las nuevas relaciones laborales y las nuevas necesidades del mercado.