14.1 C
Madrid

El nuevo y misterioso órgano recientemente descubierto en el centro de la cabeza humana
E

Científicos médicos han hecho un hallazgo anatómico sorpresa, al encontrar lo que parece ser un misterioso conjunto de glándulas salivales ocultas dentro de la cabeza humana que, de algún modo, durante siglos habían pasado por alto hasta ahora.

- Anuncio -

Este “órgano desconocido” fue identificado accidentalmente por médicos de los Países Bajos, que examinaban a pacientes con cáncer de próstata a través de una avanzado tipo de exploración denominado PSMA PET / CT . Cuando se mezcla con inyecciones de glucosa radiactiva, esta herramienta de diagnóstico destaca los tumores en el organismo.

Sin embargo, en este caso se vio algo completamente distinto, situado en la zona posterior de la nasofaringe, y bastante acechador desde hace mucho tiempo.

glándulas tubarias
Estructura de las glándulas tubarias, indicada por flechas azules, junto con otras glándulas salivales principales en naranja. (Valstar et al., Radioterapia y Oncología, 2020)

Según explica el oncólogo radioterapeuta Wouter Vogel del Instituto del Cáncer de los Países Bajos:

Las personas tienen tres conjuntos de glándulas salivales grandes, pero no allí.

Por lo que sabíamos, las únicas glándulas salivales o mucosas de la nasofaringe son microscópicamente pequeñas y hasta 1.000 están distribuidas uniformemente por toda la mucosa. Así que, imagínense nuestra sorpresa cuando las encontramos.

¿Un cuarto conjunto de glándulas salivales principales?

Las glándulas salivales son las encargadas de producir saliva esencial para que nuestro sistema digestivo funcione. La mayor parte de este líquido lo producen las 3 glándulas salivales principales: parótidas, submandibulares y sublinguales.

Existen cerca de 1.000 glándulas salivales menores, ubicadas a lo largo de la cavidad oral y el tracto aerodigestivo, pero generalmente son demasiado diminutas como para poderlas ver sin un microscopio.

El reciente hallazgo hecho por el equipo del doctor Vogel es mucho más grande y muestra lo que parece ser un par de glándulas que antes eran ignoradas, aparentemente el cuarto conjunto de glándulas salivales principales, encontradas detrás de la nariz y en la parte superior del paladar, cerca del centro de la cabeza humana.

Al respecto, esto explicó el autor principal del estudio, el cirujano oral Matthijs Valstar de la Universidad de Amsterdam:

Las dos nuevas áreas que se iluminaron resultaron tener otras características de las glándulas salivales.

Las llamamos glándulas tubarias, refiriéndonos a su ubicación anatómica [por encima del torus tubarius].

Se observó la existencia de estas glándulas tubarias en las exploraciones por TEP / TC de PSMA de los 100 pacientes examinados en el estudio, y las investigaciones físicas de dos cadáveres, un hombre y una mujer, también mostraron la misteriosa estructura bilateral, revelando aberturas de los conductos de drenaje macroscópicamente visibles. hacia la pared nasofaríngea.

Así lo explican los investigadores en su artículo:

Hasta donde sabemos, esta estructura no se ajustaba a las descripciones anatómicas anteriores.

Se planteó la hipótesis de que podría contener una gran cantidad de acinos seromucosos, con un papel fisiológico para la lubricación y la deglución de la nasofaringe / orofaringe.

Identificación compleja

En cuanto a cómo las glándulas no se habían identificado antes, los investigadores sugieren que las estructuras se encuentran en una ubicación anatómica poco accesible debajo de la base del cráneo, lo que dificulta su identificación endoscópica. Es posible que se hayan notado las aberturas de los conductos, dicen, pero es posible que no se hayan notado por lo que son, ya que son parte de un sistema de glándulas más grande.

glándula salival
Las glándulas tubarias. (Instituto del Cáncer de los Países Bajos)

Además, son solo las nuevas técnicas de imágenes PSMA-PET / CT las que podrían detectar la estructura como una glándula salival, yendo más allá de las capacidades de visualización de tecnologías como ecografías, tomografías computarizadas y resonancias magnéticas.

Si bien el equipo admite que se necesitarán investigaciones adicionales en una cohorte más grande y diversa para validar sus hallazgos, dicen que el descubrimiento nos brinda otro objetivo a evitar durante los tratamientos de radiación para pacientes con cáncer, ya que las glándulas salivales son altamente susceptibles al daño de la terapia.

Los datos preliminares, basados ​​en un análisis retrospectivo de 723 pacientes que se sometieron a tratamiento con radiación, parecen respaldar la conclusión de que la radiación administrada a la región de las glándulas tubarias produce mayores complicaciones para los pacientes posteriormente: un resultado que no solo podría beneficiar a la oncología futura, sino que también parece refuerza el caso de que estas estructuras misteriosas y pasadas por alto realmente son glándulas salivales.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

Top semanal

Send this to a friend