Consejos para evitar la irritación después de depilarse

Consejos para evitar la irritación después de depilarse

En la actualidad, la depilación es una necesidad entre las mujeres, eliminar el vello en las zonas visibles es un aspecto estético que refleja el cuidado y la delicadeza femenina. El gran problema que muchas mujeres sufren tras el proceso de depilación, es la irritación de la piel. Aquí te mostramos algunos consejos para mantener tu piel sana y suave tras eliminar el vello.

¿Cómo elegir el método de depilación más apropiado?

La piel es el órgano más expuesto y sensible de nuestro cuerpo, por eso es importante cuidarlo y prestar mucha atención a los productos que utilizamos. Antes de comenzar a depilarte es bueno tener toda la información necesaria sobre los diferentes tipos de productos.

En el siguiente enlace podrás encontrar información oportuna sobre uno de los métodos más utilizados, aquí dicen cuál es la mejor depiladora, los beneficios de su uso, y su relación calidad-precio.

A pesar de que existen métodos como el uso de la cera, o la depilación láser, que suelen tener resultados a primera vista mucho más efectivos, el uso de las depiladoras eléctricas es más recomendable para la piel ya que es menos agresivo e invasivo.

La sensibilidad de la piel de cada mujer es diferente. La cera suele arrancar el vello de raíz, pero es un producto que puede generar algunas alergias, y si es mal aplicado puede producir quemaduras. El sistema láser, tiene también muchos beneficios estéticos, pero hay que tener en cuenta que es un proceso costoso y que no es recomendado utilizarlo en el embarazo, la lactancia, o en personas con daños en la piel.

Cómo elegir el método de depilación más apropiado

La mejor forma de cuidar tu piel es conocer los productos que te favorecen y mantener un cuidado constante de hidratación en las zonas más expuestas.

Consejos para las pieles más sensibles

Si has probado todo tipo de técnicas, pero tu piel es muy sensible y siempre tienes irritación en la piel tras depilarte, puedes probar con alguno de estos consejos para eliminar las molestias con mayor rapidez.

  1.   Hidratación constante: evitar la irritación de la piel tras el depilado es un trabajo de todos los días. Mantener la piel humedecida con cremas o aceites, diariamente, ayuda a que la epidermis se recupere con mayor rapidez tras la depilación.

  2.   Limpieza y cuidado de la depiladora o cuchillas: si utilizas depiladora eléctrica es importante limpiar el cabezal de la depiladora tras cada uso, así como guardarla en un lugar fresco y evitar la humedad. Nunca utilices un sistema de cuchillas si está oxidado, esto aumentará exponencialmente los riesgos de irritación y posibles infecciones.

  3.   Agua caliente y fría: una de las técnicas más eficientes y naturales para evitar la irritación, es el uso de compresas de agua caliente en la zona antes de pasar la máquina depiladora. El agua caliente ayuda a abrir los poros y hace que el vello salga con facilidad, así no tendrás que pasar la maquina varias veces. Tras la depilación se deben aplicar compresas de agua fría, esto ayuda a refrescar la piel y a disminuir la inflamación. Es un procedimiento fácil de aplicar con cosas que tienes en casa.

  4.   Aloe Vera: una planta que es muy utilizada en la cosmética debido a sus propiedades antiinflamatorias y regenerativas cuando se aplica en la piel. Tras realizar la depilación puedes aplicar un poco de este gel y aliviará la sensación de picazón y la rojez. El uso del aloe vera es recomendable aún cuando no haya irritación evidente, ya que indistintamente del método de depilación que se use, es un proceso que afecta a los tejidos de la piel, que si no se toman a tiempo los cuidados necesarios, pueden generar sensibilización y resequedad a largo plazo.

  5.   Frecuencia de depilación: es importante dejar que la piel sane tras cada depilación. Pasar la depiladora muy seguido aumenta, de manera considerable, la irritación. Es aconsejable realizar este proceso no más de dos veces al mes, así podrás darle tiempo a tu piel para que sane y se recupere.

Consejos para las pieles más sensibles

Estos consejos pueden ayudar a que disminuya la irritación de la piel siempre y cuando mantengas un cuidado constante. Lo mejor es conocer bien a tu cuerpo, saber qué funciona y qué no, y, sobre todo, tomar las prevenciones necesarias para evitar daños. Nuestro cuerpo es nuestra posesión más preciada, y por eso el cuidado debe ser constante, no esperes a que aparezcan daños para conocer las formas de cuidar tu piel.