19.6 C
Madrid

Fin de semana en Oporto: ¿Qué ver y hacer en dos días?
F

¿No sabes qué hacer en Oporto un fin de semana? Hoy te presentamos el itinerario perfecto desde que aterrizas en la ciudad el viernes en la tarde, hasta que te vas el domingo en la noche. Aunque, pensándolo bien, esta propuesta también te servirá el resto de los días de la semana.

Viernes en la tarde, ¿Qué hacer?

- Anuncio -

Nuestra recomendación es que durante la primera noche en la ciudad te aventures a descubrir sus barrios más destacados y pasees por el centro.

Específicamente, sugerimos visitar la Avenida dos Aliados, desde donde podrás observar edificios con carácter moderno, entre ellos el Ayuntamiento de mármol y granito. Adicionalmente, resulta una buena opción dirigirse a la Praça da Liberdade.

Cuando llegues al final de la plaza, hallarás la estación de tren de São Bento. Sin lugar a dudas, uno de los tesoros más bellos de la ciudad, según los habitantes de Oporto. ¿Por qué? Cuenta con un salón principal decorado con más de 20.000 azulejos portugueses pintados a mano.

Para cerrar la noche del viernes, nada mejor que recorrer el distrito Ribeira, repleto de terrazas al aire libre y restaurantes en Oporto Portugal. Además de degustar una deliciosa cena tradicional, podrás disfrutar del paisaje urbano que te rodea.

Esto, sin perder de vista las magníficas vistas del puente Dom Luís I y Gaia, una ciudad encantadora al otro lado del río Duero. Si todavía quieres seguir recorriendo los rincones preciados de Oporto, te invitamos a formar parte de la vida nocturna.

Sábado en Oporto

Acércate a la Iglesia de los Clérigos alrededor de las diez, cuyo estilo barroco suele atrapar a los turistas. Una vez que estés en el templo, vive la aventura de subir sus 200 escalones y admirar las vistas panorámicas del centro de la ciudad.

Ahora, es momento de dirigirse a una de las librerías más atractivas del mundo: la Livraria Lello & Irmão, utilizada como inspiración por la autora de Harry Potter. Una vez que estés allí, puedes pasar un rato gozando los placeres de la literatura o continuar tu camino hacia la Igreja de Santo Ildefonso del siglo XVIII.

Luego, dirígete hacia la Rúa Santa Catarina, una de las principales calles comerciales de Oporto. Pasea por la calle mientras disfruta de su colorido y detente en alguna cafetería para tomar un café o comer algo, pues el recorrido del sábado continúa.

A continuación, otra opción es caminar por Rúa Santa Catarina y acercarse al santuario Capilla de las Almas, completamente decorado con azulejos pintados a mano en azul y blanco.

Si quiere probar algo nuevo, puede ir a la otra orilla del río Duero, a la concurrida zona histórica de Vila Nova de Gaia y visitar el Mundo del Vino – World of Wine (WOW). Con una vista despejada sobre el río Duero y la ciudad de Oporto, encontrará cinco museos, como el museo del corcho, el museo del chocolate y el museo del vino, restaurantes y cafés, exposiciones y diveros espacios para eventos.

Hacer una visita al mercado de Bolhão es una parada obligatoria. Allí los lugareños venden productos frescos como frutas, carnes y verduras. Continúa el recorrido con destino Rúa da Bolsa y procura una visita guiada al Palácio da Bolsa.

Para la cena, considera la alternativa de ir a Ribeira. Una de las zonas más animadas de Oporto.

Domingo, último día en Oporto

Cruza el puente Dom Luís I hasta Vila Nova de Gaia, una ciudad que se encuentra al otro lado del río Duero y es famosa por sus bodegas. A lo largo del bulevar venden pasajes para cruceros por el Duero.

Después de un agradable crucero por uno de los principales ríos de la Península, es el momento perfecto para visitar algunas de las bodegas de Oporto. Ferreira, Sandeman y Ramos Pinto son las bodegas más visitadas, todas ofrecen recorridos y catas de vino muy interesantes.

Otra recomendación es visitar la Iglesia de San Francisco, donde se encuentran decoraciones con polvo de oro y una escultura de madera del Árbol de Jesé. Para llegar a la siguiente parada turística debes ir hacia los Jardines del Palacio de Cristal y desconectarte de la ciudad por minutos.

Para cerrar tu visita a Oporto, nada mejor que conocer la Muralla Fernandina que, además, fue declarada Patrimonio de la Humanidad y es un cinturón medieval de trazado geométrico del cual solo se conservan pequeñas partes hoy en día.

Si ya es hora de regresar a tu hotel toma un medio de transporte que te lleve hasta él. Luego, tienes la opción de abordar el metro hasta el aeropuerto. ¿Quieres visitar Oporto de nuevo? No olvides consultar la guía turística que te ayudará a recorrer la ciudad.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

- Anuncio -

Top semanal

- Anuncio -

Send this to a friend