14.1 C
Madrid

La oscura vida de Anton LaVey, el fundador de la Iglesia de Satán
L

Anton LaVey fundó la Iglesia de Satán en medio de la teatralidad y el espectáculo, atrayendo a miles a su glamoroso mundo satánico.

Anton Szandor LaVey fue un escritor y músico estadounidense, considerado icono dentro del Satanismo, el Sionismo y la cultura popular por ser el fundador de la Iglesia de Satán y también por ser proclamado como el Papa negro. Escribió varios libros, entre ellos la Biblia satánicaThe Satanic Witch y The Devil’s Notebook.

- Anuncio -

Entusiasta durante toda su vida de lo oscuro e inusual (al igual que lo hizo Aleister Crowley), este hombre era tan cercano al diablo como si se tratara de cualquier otro simple mortal.

Sus preferencias de estilo de vida se sumaron a la mística de su aspecto físico. Tras abandonar la escuela secundaria, LaVey decidió unirse a un circo ambulante para trabajar como cuidador de tigres y leopardos. Más tarde, incursionó en la magia y la hipnosis, lo cual terminó despertando su interés por lo misterioso.

Poco después se retiró del circo e ingresó a la universidad, donde estudió criminología para luego comenzar a trabajar como fotógrafo forense en el Departamento de Policía de San Francisco (EE.UU.).

Esa inclinación por lo macabro se convirtió rápidamente en una seria atracción por lo sobrenatural. Entonces su siguiente paso fue incursionar en la caza de fantasmas durante su tiempo libre.

Anton Szandor LaVey
Anton LaVey emerge de un pasillo oculto detrás de una chimenea falsa en su estudio. – Bettmann / Getty Images

Finalmente, dejó su trabajo en la Policía para dedicarse de lleno a lo inexplorado y lo inexplicado.

La creación de la Iglesia de Satán

En 1966, sus esfuerzos alcanzaron su punto máximo cuando logró fundar la Iglesia de Satán. LaVey estableció la sede de la organización en su propia casa, una antigua edificación victoriana con fachada negra y aspecto tenebroso que adaptó para sus rituales.

Él ya sabía cómo llamar la atención del público y hacer que un espectáculo fuera acogido, talento que adquirió durante su tiempo en el circo y que luego le serviría para despertar el interés en su iglesia.

Dejando a un lado la tradición evangelista de difundir la palabra de Dios a través de la predicación, LaVey usó una idea mucho más conveniente para ganar adeptos y difundir el “mensaje del diablo”.

Comenzó a presentar sus rituales a modo de “obras de teatro” en clubes nocturnos. Su espectáculo mostraba mujeres en topless con atuendos de brujas y un “Inquisitioner” vestido de bikini bailando en el escenario. Como complemento, aparecían mujeres desnudas en los altares instando al público a participar en el show. Entonces LaVey, llevando cuernos de diablo, se uniría a los bailarines en medio del ritual.

La creación de la Iglesia de Satán
Fuente: Pinterest.

Lo que en un comienzo parecía una ceremonia religiosa, terminaba en una desenfrenada orgía llena de excesos.

Un imán que atrajo a los famosos

Las noticias sobre las travesuras de Anton LaVey se conocieron por todas partes, despertando especialmente la atención entre las generaciones más jóvenes y experimentales. Su mensaje pronto llevó a su infernal casa a los más sexualmente aventureros, moralmente ambiguos y religiosamente curiosos de Estados Unidos: las figuras de Hollywood.

La primera estrella convertida a la Iglesia de Satán fue el actor y cantante miembro del “Rat Pack” Sammy Davis Jr. Los conversos posteriores incluyeron al actor y músico inglés Christopher Lee y a la actriz y símbolo sexual de la época Jayne Mansfield, quien se convirtió en una Suma Sacerdotisa de la Iglesia de Satán.

Según los rumores, en alguna ocasión el novio de Mansfield se burló de Anton LaVey, quien lo maldijo. Poco después, Mansfield y su novio fallecieron en un accidente de tráfico.

LaVey incluso integró a su familia a la Iglesia de Satán e hizo historia al bautizar allí a su hija Zeena, el primer niño en ser ungido como tal.

LaVey incluso integró a su familia a la Iglesia de Satán
Anton Szandor LaVey bautizando a su hija Zeena en la Iglesia de Satanás. – Bettmann / Getty Images

Con el paso de los años, la iglesia ha ganado decenas de miles de adeptos, salvo por una disminución en los años 70. Luego de que La Familia Manson asesinara a varias estrellas de Hollywood, la idea del satanismo parecía tener relación con los hechos, y un gran número de seguidores abandonó la iglesia.

Aun así, LaVey continúo difundiendo el “mensaje de Satán” hasta el día de su muerte el 29 de octubre de 1997. La iglesia moderna todavía sigue los principios del satanismo que LaVey creó a finales de los años 60, manteniendo presencia en línea y en las redes sociales.

No hay Satán en la Iglesia de Satán

El objetivo principal de la Iglesia de Satán es predicar la autosuficiencia, el materialismo y el individualismo. Paradójicamente, la conclusión más importante de las creencias de LaVey es que en realidad no existe la entidad del diablo o Satán en la Iglesia de Satán. No hay demonio, demonios o deidades, simplemente la creencia en uno mismo como un poder superior.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

Top semanal

Send this to a friend