24.7 C
Madrid

Impactantes imágenes del Holodomor, la hambruna que devastó a Ucrania

Los ucranianos llaman a la hambruna "Holodomor", un término que literalmente significa "matar de hambre".

Durante 1932 y 1933, millones de personas murieron en Ucrania. El país sufrió un fuerte azote llamado Holodomor, una hambruna tan tremenda que, para quienes quedaron atrapados en medio de ella, observar un cuerpo enflaquecido y desplomado al costado de una vía se había convertido en una escena muy común.





El país se convirtió en una verdadera pesadilla; un lugar en el que miles de ciudadanos hambrientos necesitaron recurrir al canibalismo para sobrevivir. Y, aun así, los medios de comunicación fuera de Ucrania negaron en sus noticias que estuviera sucediendo.

La gente hace cola para comer. Ucrania
La gente haciendo cola para recibir alimento. Ucrania, URSS. 1932 Wikimedia Commons





Los ucranianos denominaron a la hambruna «Holodomor», un término que literalmente significa «matar de hambre». El Holodomor, creen, no se trató solo de un desastre natural, fue una acción planeada deliberadamente para asesinarlos.

Dos años antes de que se desatara el Holodomor, el líder soviético Iósif Stalin fue advertido de que el país sufriría una hambruna, pero no hizo nada para evitar que ocurriera. Su prioridad entonces era industrializar la Unión Soviética. Incluso cuando en vísperas de la hambruna, siguió movilizando trabajadores hacia la ciudad, dejándolos fuera de las granjas del campo.

campesinos hambrientos
Una mujer pasa junto a dos campesinos hambrientos, muriendo en las calles. En este punto, ver hombres moribundos se volvió tan común que ya no merecía una segunda mirada. Járkov, Ucrania. 1932. Wikimedia Commons




Una vez comenzó la hambruna en Ucrania, el dictador Stalin empeoró las cosas activamente. Ordenó exportar cerca de dos millones de toneladas de alimentos, llevándose de Ucrania la poca comida que la gente tenía para sobrevivir. Enseguida prohibió que los residentes de allí se mudaran a cualquier otra parte del país. Sin nada que comer, sin forma alguna de escapar, solo les quedaba esperar y morir.

Los ucranianos hicieron todo lo necesario para sobrevivir. Muchos hombres se convirtieron en ladrones, las mujeres en prostitutas y una cifra no determinada de personas hicieron cosas mucho, mucho peores. Incluso recurrieron al canibalismo.

La vida, durante el Holodomor, fue tan difícil que unas 2500 personas fueron arrestadas y condenadas por ingerir la carne de sus vecinos. Tan extendido estaba el problema, que las autoridades soviéticas colocaron carteles recordando a los sobrevivientes:

Comerse a sus propios hijos es un acto de barbarie.

Ante semejantes horrores, parece imposible el desconocimiento de los hechos, pero Stalin escasamente admitió que alguien en la Unión Soviética pudiera tener hambre. Negó que existiese en Ucrania una hambruna durante años.

Lo peor es que el encubrimiento no ocurrió solo en la Unión Soviética.

familia se muere de hambre
Una familia se muere de hambre en su propio patio. Ucrania. 1933. Wikimedia Commons

El New York Times publicó extensos artículos en los que calificaba la hambruna de Ucrania como «una tontería». La persona que los escribía, Walter Duranty, había visto de primera mano los horrores del Holodomor, pero había sido coaccionado para callar y mentir. Por una serie de informes en los que negaba el genocidio, recibió el premio Pulitzer.

En la actualidad, no  cabe duda de que la hambruna de Ucrania realmente sucedió. Lo único por confirmar son los detalles. Sobre el número de muertes no hay datos exactos. Las conjeturas más bajas sitúan la cifra en dos millones, mientras que otras superan con creces los 10 millones de muertos.

Para los negacionistas del Holodomor, el número preciso de víctimas se ha convertido en un intenso tema de debate. Pero cuando mueren millones de personas, ¿el número de millones realmente cambia tratándose de una tragedia?

De cualquier manera, sin detenernos en los pequeños detalles que se puedan debatir, es claro de que en Ucrania se vivió un horror como ninguno. Durante un par de años, millones de personas murieron de la peor forma posible: de hambre, lentamente y viendo cómo se comían entre sí.

Y también es un hecho que quienes tenían el poder se esforzaron activamente por no ayudar.

Estas cosas ocurrieron. Al pueblo ucraniano lo mataron de hambre, y se podría haber evitado.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -