24.7 C
Madrid

El misterio de Lieserl Einstein, la hija olvidada de Albert Einstein

Solo un año después de su nacimiento en 1902, la hija de Albert Einstein, Lieserl Einstein, desapareció repentinamente del registro histórico, y hasta 1986, nadie sabía que existía.

Muchos sabemos que Albert Einstein fue uno de los más grandes genios de la historia. Sin embargo, por muchos años, el físico alemán mantuvo en secreto varios episodios de su vida personal, incluido el hecho de que tenía una hija, Lieserl Einstein.





Pero, ¿por qué ocultar a Lieserl? Al parecer, porque sus padres no estaban casados.

En 1901, la estudiante de física y matemáticas Mileva Marić, quien compartió clases con Einstein en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (Suiza), abandonó sus estudios y viajó a su país natal Serbia, para dar a luz al año siguiente a una niña. Einstein y Marić contrajeron matrimonio en 1903.





No obstante, la pequeña Lieserl Einstein desapareció, permaneciendo en total reserva hasta mucho después de la muerte de Marić y Einstein en 1948 y 1955 respectivamente. No fue hasta 1986, cuando se descubrió una serie de cartas personales entre la pareja, que los biógrafos de Einstein supieron de la existencia de la niña.

Entonces, ¿qué sucedió con la vida de Lieserl Einstein, la única hija de Albert Einstein?

El misterio de la hija olvidada de Albert Einstein

Lieserl Einstein nació el 27 de enero de 1902 en la ciudad de Novi Sad, en lo que entonces era el Reino de Hungría en Austria-Hungría y hoy es parte de Serbia. Y eso es casi todo lo que los investigadores saben con certeza sobre la vida de la hija de Albert Einstein.




Su desaparición fue tan cabal que los historiadores nunca se enteraron sobre la hija de Einstein hasta 1986. Ese año, aparecieron las primeras cartas entre Albert y Mileva. De repente, los estudiosos descubrieron referencias a una hija llamada Lieserl.

El misterio de la hija olvidada de Albert Einstein
Albert Einstein con su primera esposa Mileva Marić, c. 1905.

Según se encontró en esos escritos, el 4 de febrero de 1902, Albert Einstein le escribió a Mileva Marić:

Me asusté cuando recibí la carta de tu padre porque ya sospechaba que había algún problema.

Mileva acababa de dar a luz a una hija a la que se referían como Lieserl. En ese momento, Einstein vivía en Suiza y Marić había regresado a su ciudad natal en Serbia.

La curiosidad del padre quedó registrada en las cartas:

¿Está sana y ya llora como es debido? “¿Qué clase de ojitos tiene ella? ¿A quién de nosotros dos se parece más?

Las preguntas del físico seguían y seguían. Finalmente, dijo:

¡La amo tanto y ni siquiera la conozco todavía!

Albert le preguntó a Mileva:

¿No podría ser fotografiada una vez que estés totalmente saludable de nuevo?

Entonces le rogó a su amada que hiciera un dibujo de su hija y se lo enviara. Y en otra carta le dijo:

Ciertamente ya puede llorar, pero aprenderá a reír mucho más tarde. Ahí radica una verdad profunda.

Pero cuando Mileva se unió a Albert en Berna, Suiza, para casarse en enero de 1903, no trajo a Lieserl. La niña aparentemente desapareció de todos los registros históricos. Lieserl Einstein se convirtió en un fantasma. De hecho, ni una sola carta posterior a 1903 contenía el nombre de Lieserl.

Buscando a Lieserl Einstein

Cuando los académicos se enteraron de que Albert Einstein tenía una hija llamada Lieserl Einstein, comenzó la búsqueda de información sobre ella. Pero los historiadores no pudieron encontrar un certificado de nacimiento de Lieserl Einstein. No quedó ni un solo registro médico. Ni siquiera pudieron encontrar un certificado de defunción que hiciera referencia a la niña.

Incluso el nombre «Lieserl» probablemente no era su nombre real. Albert y Mileva mencionaron en sus cartas a un «Lieserl» y un «Hanserl», nombres genéricos de género alemán diminutivos, cuando se refieren a sus deseos de tener una niña o un niño.

Al encontrarse con este misterio, los historiadores intentaron juntar pistas sobre lo que le sucedió.

Buscando a Lieserl Einstein
Mileva y Albert con su primer hijo, Hans.

Albert Einstein y Mileva Marić no estaban casados ​​cuando tuvieron a Lieserl. El embarazo trastocó los planes de Mileva. Había sido la única mujer en la clase de Einstein en el Politécnico de Zúrich. Pero tras enterarse de su embarazo, Mileva se retiró del programa.

La familia de Albert nunca aprobó a Mileva. De hecho, se sabe que la madre de Einstein advirtió a su hijo sobre la mujer, que solo era tres años mayor que él.

Para cuando tengas 30 años, ella ya será una vieja bruja.

A pesar de las dudas de su familia, Albert se casó con Mileva. Pero solo después de dejar a Lieserl en Serbia, donde la familia de Mileva la cuidó.

Einstein tenía un motivo para esconder a su hija «ilegítima». Trabajando en una oficina de patentes suiza, un hijo fuera del matrimonio podría detener su carrera antes de que comenzara.

Mileva Marić y Albert Einstein
Mileva Marić y Albert Einstein en 1912, dos años antes de que se separaran.

La última referencia a Lieserl en las cartas de Einstein llega en septiembre de 1903, cuando le escribió a Mileva:

Siento mucho lo que le ha ocurrido a Lieserl. Es muy fácil tener efectos duraderos de la fiebre escarlata.

Aparentemente, Lieserl había contraído fiebre escarlata (o escarlatina) alrededor de los 21 meses. Pero el escrito de Einstein implica que ella sobrevivió:

Ojalá esto pase. ¿Como qué está registrada la niña? Debemos tomar precauciones para que luego no le surjan problemas.

Las escasas pistas dejaron a los investigadores con dos teorías: o Lieserl murió cuando era niña o los Einstein la dieron en adopción.

¿Qué sucedió con Lieserl Einstein?

En 1999, la autora Michele Zackheim publicó el libro La hija de Einstein: La búsqueda de Lieserl. Después de pasar años buscando pistas y entrevistando a serbios sobre árboles genealógicos, Zackheim desarrolló una teoría.

Según Zackheim, Lieserl había nacido con discapacidades desconocidad de desarrollo. Mileva Marić dejó atrás a Lieserl con su familia cuando viajó a Berna para casarse con Albert. Luego, algunos meses antes de su segundo cumpleaños, Lieserl murió.

Es posible que Albert, tan ansioso por una fotografía de su hija, nunca conociera a Lieserl Einstein. De hecho, nunca la mencionó por escrito después de 1903.

Mileva Marić y sus dos hijos, Hans Albert y Eduard
Mileva Marić y sus dos hijos, Hans Albert y Eduard.

También es posible que Albert escondiera a Lieserl de su familia. Sin embargo, unas semanas después del nacimiento de Lieserl, la madre de Einstein escribió:

Esta señorita Marić me está causando las horas más amargas de mi vida. Si estuviera en mi poder, haría todos los esfuerzos posibles para desterrarla de nuestro horizonte, realmente la detesto.

Según señala en una publicación la escritora Zackheim:

Existe un verdadero intento de mantener a Einstein como el ícono del humanitarismo y la bondad, y no fue bueno. Era un genio creativo de enorme talento, pero era un padre terrible, una persona espantosa y nada amable con sus hijos.

En 1904, Mileva se dio cuenta de que estaba embarazada nuevamente. Temerosa de su reacción, esperó para decírselo a Albert, quien le respondió al conocer la noticia:

No estoy enojado en lo más mínimo porque la pobre Dollie está incubando un nuevo pollito. De hecho, estoy feliz por eso y ya había pensado si no debería encargarme de que consigas una nueva Lieserl.

Para entonces, apenas unos meses después de que Lieserl Einstein desapareciera de los registros históricos, Albert ya tenía en mente un «nuevo Lieserl».

Qué pasó con Lieserl Einstein
Albert Einstein dejó a Mileva Marić y sus hijos en 1914.

¿Qué pasó con Lieserl Einstein? Ya sea que muriera de niña o que sus padres la dieran en adopción, Lieserl desapareció de la historia.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -