26.4 C
Madrid

Estas son las hormigas más rápidas del planeta

Pueden viajar 108 veces la longitud de su propio cuerpo en solo un segundo.

Científicos de la Universidad de Ulm en Alemania han detectado que las hormigas plateadas del Sahara (Cataglyphis bombycina) son las más veloces del planeta. Aunque tienen las patas visiblemente más cortas que otros tipos de hormiga similares, pueden alcanzar velocidades que se aproximan al metro por segundo, según informa un estudio divulgado en Journal of Experimental Biology.





El insecto utiliza un método que le permite lograr velocidades altas mediante la frecuencia de sus pasos y el balanceo de sus patas. Los investigadores observaron que las hormigas plateadas del Sahara son capaces de viajar 108 veces la longitud de su cuerpo en tan solo un segundo.

Un vídeo que grabaron los científicos muestra cómo estas hormigas coordinan con mucha precisión sus movimientos, desplazando tres patas al mismo tiempo, que trabajan juntas como un trípode. Entre los pasos de estos insectos, cada pata toca el suelo apenas durante 7 milisegundos.

El intenso calor las obliga a moverse más rápido





Al parecer, su rápida locomoción obedece a un asunto de supervivencia que involucra las elevadas temperaturas en el desierto del Sahara. Allí, las hormigas plateadas necesitan moverse muy rápido para salir de su nido, hallar alimento y volver antes de ser víctimas del ardiente clima.

Los expertos determinaron que las temperaturas extremas del desierto exigen a estos insectos a desplazarse con mucha rapidez. La máxima velocidad que registraron fue de 855 milímetros por segundo.




Por último, el estudio observó en el laboratorio la actividad de las hormigas a temperaturas menos calurosas. En este caso su locomoción se notó mucho más pausada, registrando velocidades tan solo de 57 milímetros por segundo.

Impacto en el desarrollo tecnológico

Esta especie de hormiga ha proporcionado pistas esenciales para descubrir maneras más eficaces para mejorar la refrigeración pasiva, consistente en el enfriamiento sin usar ventiladores u otros sistemas, con varias aplicaciones prácticas potenciales en el diseño de vehículos, edificios y prendas e instrumentos necesarios para trabajar a temperaturas ambientales altas.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -