Esta es la función que cumple el apéndice en tu cuerpo (y no es tan inservible como se cree)

Esta es la función que cumple el apéndice en tu cuerpo (y no es tan inservible como se cree)

Por años ha estado presente la idea de que el apéndice es inservible dentro de nuestro cuerpo, incluso muchas personas viven su día a día sin este órgano. Pero, ¿Te has puesto a pensar realmente qué es y qué función tiene? Para la ciencia, no resulta ser tan inservible como parece.

Al escuchar hablar de apendicitis, traemos a la memoria la imagen de un tremendo dolor abdominal, seguido de una operación en la que extraen el apéndice. Sucede que este órgano en los mamíferos ha evolucionado al menos veintinueve veces, lo que nos indica que para algo ha de servir.

¿Para qué sirve el apéndice?

En 2016, un grupo de científicos internacionales se tomó la tarea de investigar en detalle el tan mencionado apéndice. Iniciaron examinando los elementos comunes de los animales con apéndices. Pero para conocer esto a fondo, debían determinar qué es un apéndice realmente, dado que este se presenta en diferentes formas y tamaños en los mamíferos.

Lo primero que los investigadores hicieron fue definir al apéndice como una parte de tejido que se despliega desde el ciego, donde inicia el intestino grueso. Después emplearon modelos informáticos para estudiar con precisión los datos de cientos de mamíferos. Reunieron varios datos relacionados con su comportamiento social, su hábitat y, desde luego, si tenían o no un apéndice. A partir de esto llegaron a un par de conclusiones.

Dolor de apéndice
Dolor de apéndice

En primer lugar se concluyó que el apéndice ha venido evolucionando más de lo que ha ido perdiendo con el pasar de los años, lo cual indica que algún valor evolutivo debe tener. Y en segundo lugar, y no menos relevante, es que tras hallar elevadas concentraciones de tejido linfático, que es el encargado de proteger al organismo contra invasores extraños, llegaron a la conclusión de que el apéndice está relacionado con la inmunidad entre los mamíferos.

Y al parecer ese es precisamente el caso de los humanos. En las capas internas de este órgano hay una gran variedad de células inmunes empaquetadas, dentro de las que se encuentran las llamadas células T y B y los “asesinos” de células naturales, consideradas de gran importancia en la reacción inmune del cuerpo humano.

No obstante, allí también se almacena una serie de bacterias intestinales de las mismas que revisten el interior del intestino, formando un escudo protector contra los invasores. Teniendo en cuenta que se encuentra exactamente al lado del colon, los científicos suponen que el apéndice podría suministrar raciones de emergencia de bacterias intestinales en momentos de dificultad, por ejemplo, cuando se presenta una diarrea aguda.

Estas heces acuosas puede que drenen los intestinos, pero el apéndice tiene la capacidad de suministrar una población fresca de bacterias intestinales que ayudan a mantener estable el proceso digestivo.

Función inmune del apéndice

Una manera efectiva para evaluar la función inmune del apéndice es observar qué ocurre cuando se extrae. En el 2015 publicaron un estudio donde se halló que los pacientes con la infección bacteriana Clostridium difficile, estaban doblemente expuestos a desarrollar una infección grave al no contar con un apéndice.

Si bien el estudio no asegura que el apéndice pueda prevenir la infección, sí pone en duda si los doctores deberían extraer el apéndice cuando no es necesario, dado que ese procedimiento podría traer dificultades en lugar de prevenirlas.

Por otra parte, hay algo de lo cual sí tenemos certeza. Y es que la apendicitis puede provocar la muerte, por lo que en ese caso no queda otra que sacar el apéndice del organismo.

¡Compártelo en tus redes!