28.6 C
Madrid

¿Quién inventó el helado? La fascinante historia de una de las golosinas más antiguas del mundo

Los postres congelados se remontan a la antigua China alrededor del año 200 a. C., pero una asombrosa cantidad de innovadores en helados a lo largo de los siglos han ayudado a perfeccionar el placer que disfrutamos hoy.

En la actualidad, el helado está en todas partes. Los niños corren detrás de los camiones de helados en el verano, los desconsolados buscan un bote de helado después de una ruptura y la golosina llena pasillos enteros en las tiendas de comestibles. Pero, ¿quién inventó el helado?





Este popular postre no se inventó todo de una vez. Por el contrario, la invención del helado tal como lo conocemos hoy tomó varios siglos. Los pueblos antiguos de China y Egipto jugaron con el hielo saborizado, mientras que los afroamericanos ayudaron a modernizar el postre. Mientras tanto, inventos como el “sundae” y el “cono de helado” a menudo surgieron por pura casualidad.

A continuación, toma una cuchara y profundiza en la extensa y fascinante historia del helado, desde sus primeros orígenes hasta el sabroso manjar congelado y variado que hoy conocemos.

El antiguo gusto de la humanidad por el hielo





Muchos humanos modernos disfrutamos de una golosina congelada. Y también, al parecer, lo hicieron nuestros antiguos antepasados. Según informa el portal web Kitchen Stories, la gente en China agregó jugos de frutas al hielo picado en el año 3000 a.C. y los antiguos egipcios idearon técnicas ingeniosas similares para congelar el agua.

Mujeres nobles comiendo helado en una caricatura francesa, 1801
Mujeres nobles comiendo helado en una caricatura francesa, 1801.

La historiadora de alimentos Sarah Wassberg Johnson, explicó en un artículo para Reader’s Digest :

Cuando pones agua en un recipiente de arcilla porosa y lo envuelves con un paño húmedo, la evaporación extrae el calor de lo que sea que haya allí. O, en áreas desérticas donde se congelaría por la noche, pondrían platos muy poco profundos llenos de agua y obtendrían de esa manera un trozo de hielo delgado.





De hecho, la historia humana temprana está salpicada de anécdotas sobre personas que disfrutan de golosinas heladas. Figuras como el rey bíblico Salomón y Alejandro Magno disfrutaron de bebidas heladas. Y a los emperadores romanos como Nerón, Claudio y Julio César les gustaba comer nieve mezclada con frutas y jugos.

En el mundo antiguo, los lagos en realidad no se congelaban en el Mediterráneo y el Medio Oriente, por lo que obtenían hielo glacial y nieve de lo alto de las montañas.

Wassberg Johnson agregó que, dado el elevado coste, las golosinas congeladas sólo las disfrutaban los más pudientes.

Gaozu de Tang
Gaozu de Tang fue uno de los emperadores chinos que pudo haber disfrutado de una versión temprana del helado.

Entonces, ¿cómo se inventó el helado moderno? El asunto tomó un par de cientos de años más, al igual que la inclusión de productos lácteos para la creación del postre que disfrutamos hoy.

¿Quién inventó el helado?

La mayoría de las fuentes parecen estar de acuerdo en que el «helado» más antiguo vino de China alrededor del año 200 a. C. La BBC y Reader’s Digest informan que la gente comía una versión muy antigua de helado hecha de hielo, arroz y leche.

Alrededor del 200 a. C., hay una referencia a personas en China que comían una combinación de leche y arroz congelado en la nieve.

Unos cientos de años más tarde, los emperadores chinos de la dinastía Tang (618 d. C. a 907 d. C.) aparentemente disfrutaron de una golosina similar. Mezclaron leche y una sustancia aromática llamada alcanfor, luego la congelaron. Por esa razón, podría decirse que el helado se inventó en China. Pero el postre siguió evolucionando a lo largo de los siglos posteriores.

Café Procope de París
Una representación de intelectuales en el Café Procope de París, donde la gente también podría haber disfrutado de una versión temprana de helado.

En el siglo XI, la gente de la antigua Persia comenzó a experimentar con un postre parecido a un helado llamado «sharbat». A menudo le daban sabor a esta bebida helada con cereza, granada o membrillo. Wassberg Johnson le dijo a Reader’s Digest que «sharbat» es probablemente el ancestro más cercano, al menos lingüísticamente, al helado, y de donde proviene la palabra ‘sorbete’.

Desde entonces, posiblemente debido a las Cruzadas o incluso al explorador Marco Polo, la idea de un postre helado comenzó a abrirse camino hacia el oeste de Europa. Según los historiadores, un hombre del siglo XVII llamado Antonio Latini fue la primera persona en escribir una receta para un sorbetto o sorbete.

A partir de ahí, la idea se extendió rápidamente por todo el continente europeo. La reina  Catalina de Médicis lo trajo a Francia cuando se casó con el rey Enrique II en 1533. Y un siciliano llamado Francesco Procopio dei Coltelli abrió Café Procope en París en 1686, donde sirvió una mezcla de leche congelada, nata, mantequilla y huevos, a la que llamó ‘gelato’.

Mientras tanto, la invención del helado se extendió por el Océano Atlántico. George Washington supuestamente gastó $200 en helados en 1790, y Thomas Jefferson también mantuvo “casas de hielo” donde podía almacenar su postre favorito. Pero a menudo fueron los afroamericanos quienes ayudaron a que el helado evolucionara.

gelato
Durante el siglo XVI los autores hicieron referencia al efecto refrigerante que se producía cuando se añadía sal al hielo provocando su congelación. Pero no fue hasta la última parte del siglo XVII que se hicieron sorbetes y helados usando este proceso.

Por ejemplo, fue el chef esclavizado de Jefferson, James Hemings, quien ayudó a perfeccionar el helado de vainilla después de pasar un tiempo con Jefferson en Francia. Y fue un hombre negro libre que trabajaba como cocinero en la Casa Blanca, Augustus Jackson, quien los historiadores creen que fue el primero en agregar sal al helado para bajar su temperatura. Se le conoce como el «padre del helado».

Según la Asociación Internacional de Alimentos Lácteos, el helado estuvo ampliamente disponible en el siglo XIX. Y fue entonces cuando el helado se desarrolló aún más con la invención de los “conos de helado” y los “helados sundaes”. Entonces, ¿cómo nacieron estos inventos icónicos de helados?

La modernización del helado

Cualquier amante de los helados ha probado un sundae de helado o ha lamido un cono de helado en un día caluroso. Entonces, ¿de dónde vienen estos inventos de helados?

La modernización del helado
Si bien el comercio de helados comenzó siendo pequeño y muy localizado, despegó una vez que estuvo disponible la refrigeración artificial, primero comercialmente, luego en los hogares de las personas, y el helado se volvió repentinamente más accesible para personas de diferentes clases socioeconómicas.

Según un artículo del portal The Culture Trip, el sundae de helado puede haberse originado en uno de estos tres lugares: Evanston, Illinois, Ithaca, Nueva York o Two Rivers, Wisconsin.

En Evanston en 1890, una fuente de soda local tuvo que ser creativa después de que la ciudad religiosa aprobara una ley que prohibía la venta de soda los domingos. En lugar de servir refrescos helados, comenzaron a servir helados con jarabe de refresco y llamaron a la golosina «sundae», derivado de sunday (domingo en inglés), pero con una «e».

Dos años más tarde, en Ithaca, al dueño de una farmacia se le ocurrió un plato de helado que incluía jarabe de cereza y una cereza confitada para su amigo, el reverendo del pueblo. Como se le ocurrió la idea un domingo, los dos hombres llamaron a la deliciosa delicia un “Cherry Sunday.”

sundae original
El sundae original consiste en helado de vainilla cubierto con una salsa o jarabe saborizado, crema batida y una cereza al marrasquino.

Pero Two Rivers afirma haber pensado en el sundae de helado casi una década antes. Insisten en que el propietario de una fuente de refrescos y una heladería puso jarabe de chocolate, generalmente utilizado para refrescos, en el helado ya en 1882 después de que un cliente lo solicitara.

Marcador histórico
Marcador histórico de Wisconsin que detalla Two Rivers como el lugar de la invención del Sundae.

Asimismo, se cuestiona la invención del cucurucho o cono de helado. Ample Hills, una heladería con sede en Brooklyn, informa que a un inmigrante sirio llamado Ernest Hamwian se le atribuye la invención del cono de helado. En la Feria Mundial de 1904, estaba haciendo un postre de obleas llamado zalabia y, aparentemente, le sugirió a un vendedor de helados cercano que formaran un equipo.

Sin embargo, un inmigrante italiano y fabricante de helados llamado Italo Marchiony también presentó una patente para un «aparato de moldeo para formar copas de helado y similares», que se le concedió en 1903. Pero su patente no tenía forma de cono e incluso tenía asas diminutas, razón por la cual la mayoría de la gente piensa que Hamwi es el verdadero inventor del cono de helado.

cucurucho o cono de helado
¿A quién no le gusta el helado? Según la Asociación Internacional de Alimentos Lácteos, solo en los EE. UU. se consumen 3,7 millones de toneladas cada año, un promedio de 23 libras por persona.

Como tal, la historia del helado es rica. Este sabroso manjar congelado ha estado en desarrollo, de una forma u otra, durante miles de años. Y podría decirse que aún se está perfeccionando. Hoy en día, los amantes de los helados pueden comprar helados “enrollados”, helados hechos con alternativas lácteas e incluso helados congelados con nitrógeno líquido, como los de Dippin’ Dots.

Independientemente de cómo disfrutes tu helado, tienes que agradecer a tus antepasados ​​​​antiguos, desde reyes chinos hasta dueños de cafés parisinos y chefs estadounidenses negros, por tu próximo brebaje cremoso.

Te puede Interesar

Descubre más

Historias similares