La decepcionante realidad del chocolate blanco: “no es chocolate”

Desde chile, un nutricionista asegura que el llamado chocolate blanco, solo es una mezcla de manteca, azúcar y leche; pero no contiene cacao.

La decepcionante realidad del chocolate blanco

El principal componente del chocolate es el cacao y, según afirma el nutricionista chileno Rafael Jiménez, director de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Valparaíso, es precisamente este fruto el que lo define.

A partir de este concepto, el experto dejó claro si la variedad blanca del alimento cuenta con las características para ser clasificado como chocolate.

El chocolate blanco no es chocolate, solo tiene aroma a chocolate.

Jiménez explicó al portal BioBio que cuando se habla de chocolate blanco, realmente se trata de un producto hecho con manteca, azúcar y leche, pero no con cacao.

A su vez, el nutricionista se refirió al verdadero chocolate, es decir, el chocolate negro:

Respecto al chocolate negro, es importante considerar el porcentaje de cacao que contenga, sobre el 60 por ciento podemos hablar de un chocolate de buena calidad, porque aporta antioxidantes.

Sin embargo, pese a sus beneficios nutricionales, sugirió consumirlo de forma moderada, ya que es un alimento que aporta alto contenido calórico. Y agregó:

Cuando uno consume chocolate, no se come uno o dos trocitos, sino la barra entera. Si a eso le agregas, que frecuentemente este consumo se realiza fuera del horario de las comidas, el resultado es que siempre vas a sumar calorías adicionales a la dieta.

Los beneficios del chocolate

Por su parte, la nutricionista Mireia Elías, del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (Madrid), señaló que el chocolate negro, aparte de estar compuesto por una mayor proporción de cacao, puede ofrecer ciertos efectos beneficiosos sobre la salud humana.

Los beneficios del chocolate

La especialista destacó que el cacao ayuda a disminuir los riesgos cardiovasculares. Esto debido a que posee antioxidantes capaces de reducir la presión sanguínea y el colesterol LDL, mejor conocido como colesterol malo. Adicionalmente, su contenido de fibra favorece la actividad de los intestinos.

Elías indicó también que el fruto del cacao no produce un incremento de glucosa, es rico en minerales y vitamina B. Además provoca un aumento en la elasticidad, hidratación, densidad y circulación de nuestra piel.

Por último, agregó que su consumo aporta triptófano, un aminoácido esencial para promover la liberación de serotonina, hormona involucrada en la regulación del sueño y la felicidad.

¡Compártelo en tus redes!