Las 5 sustancias más adictivas del mundo y los efectos que producen en el cerebro humano

Las 5 sustancias más adictivas del mundo y los efectos que producen en el cerebro humano

Qué contestarías si te preguntaran ¿cuál es la sustancia más adictiva del mundo? Ni siquiera los científicos pueden responder con exactitud a esta pregunta. Así lo consideró en una publicación para The Conversation el profesor de Psicología y Neurociencia de la Universidad de St. Andrews de Escocia, Eric Bowman.

La razón radica en la variedad de factores que, según Bowman, deben considerarse para determinar que una sustancia sea adictiva.

Todo se resume en el nivel de daño que causa dicha sustancia. En este aspecto intervienen variables como el efecto que produce en el cerebro y el grado de placer que proporciona para ansiar consumirla más frecuentemente. En esto también se valora el grado de los síntomas de abstinencia y la facilidad de enganche hacia ella. También se valora el precio, para saber si es accesible o no.

En la revista científica The Lancet se publicaron los resultados de un sistema de evaluación de adicciones diseñado por un grupo científico encabezado por el profesor de Psicofarmacología de la Universidad de Bristol en Inglaterra, David Nutt.

Lograron establecer un ranking de las cinco sustancias más adictivas, de las que también examinaron sus efectos en el cerebro de quien la consume.

1. Heroína

HeroínaLos expertos le dieron a la heroína una valoración máxima por reunir múltiples factores que la convierten en la sustancia más adictiva.

Estudios demuestran que su consumo aumenta en un 200% los niveles de dopamina, también conocida como la hormona del placer, de allí que produzca una falsa sensación de bienestar.

También es una sustancia potencialmente letal y de alta predisposición a sobrepasar su consumo. Para causar la muerte del consumidor, solo haría falta exceder 5 veces la dosis necesaria para sentir sus efectos.

El estudio también destaca el grado de daño que causa, tanto en el consumidor como en la sociedad.

2. Cocaína

CocaínaEl consumo de esta sustancia evita la desactivación de la señal de dopamina debido a que interfiere directamente en la función neurotransmisora del cerebro. Bajo sus efectos, el individuo mantiene la sensación de bienestar y de felicidad. Esto se debe a que los sistemas de recompensa del cerebro no trabajan correctamente.

Los niveles de dopamina aumentan hasta tres veces con la cocaína, de acuerdo con experimentos realizados con animales. Según los expertos, el crack es incluso más adictivo que la cocaína en polvo. Esto es causado principalmente por el bajo precio, lo que facilita su obtención.

Otros estudios reflejan que al menos el 21% de las personas que prueban la cocaína terminan desarrollando dependencia. Este parámetro también es indicio de su alto nivel de adicción.

3. Nicotina

NicotinaEs una sustancia de muy fácil acceso en muchos países y es la más adictiva que contiene el tabaco.

Algunos experimentos de laboratorio determinaron que la nicotina promueve un aumento entre el 25% y el 40% en los niveles de dopamina en el sistema de recompensa. Al fumar, esta sustancia llega a los pulmones y es transmitida hacia el cerebro.

De acuerdo la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos dos terceras partes de los norteamericanos que fumaron tabaco alguna vez, desarrollaron una relación de dependencia. En nivel muy alto.

La OMS estima que unas mil millones de personas fuman en el mundo y calcula que para el 2030 el tabaco cause la muerte de al menos 8 millones de personas.

4. Barbitúricos

BarbitúricosAunque forman parte de los tratamientos para controlar la ansiedad y conciliar el sueño, estos medicamentos afectan ciertas regiones del cerebro.

Son potencialmente letales en exceso, causando supresión de la respiración. En dosis bajas crean un estado de euforia y excitación.

5. Alcohol

AlcoholEn la opinión documentada del grupo de expertos, los efectos del alcohol en el cerebro son muy variados. Algunas pruebas de laboratorio demostraron que su consumo puede generar un aumento en los niveles de dopamina desde un 40% hasta el 360%, llevando al máximo los mecanismos de recompensa del cerebro.

El nivel de adicción también es alto, haciendo de quien lo pruebe un consumidor habitual y generando un estado de dependencia en al menos un 22% de los casos, según los cálculos que hace la OMS.

¡Compártelo en tus redes!