Bioparc de Valencia: Un Zoo de inmersión

¿Qué tal si al llegar a Valencia se pudiera disfrutar de un pedazo de África?

Arrancamos el primer trimestre de este año 2019 con muy buenas noticias para Valencia y es que según la misma Concejala de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de la ciudad, Sandra Gómez, el turismo internacional en este lugar durante el pasado 2018 alcanzó el 65% de las pernoctaciones.

Todas estas personas llegan hasta aquí buscando muchas cosas como pueden ser la cultura, la gastronomía, la arquitectura, la tradición… Y aunque todas ellas son imprescindibles en esta ocasión nos hemos querido centrar en un lugar un tanto más desconocido por la mayoría, pero igualmente impresionante. ¿Qué tal si al llegar a Valencia se pudiera disfrutar de un pedazo de África? Pues esto es lo que proponen desde el Bioparc Valencia. Si aún no sabes de qué estamos hablando, sigue leyendo porque seguro que te va a interesar.

Por el nombre a buen seguro que más de uno lo relaciona con animales y así es, pero este concepto no es el usual de a lo que estamos acostumbrados en un zoo tradicional. Aquí se le ha dado una vuelta de tuerca y por eso los animales pueden disfrutar de una mayor libertad en una extensión que alcanza los 100.000 metros cuadrados.

Esto, por supuesto, les ofrece un hogar a todos ellos de lo más confortable y también sirve para que el visitante se pueda hacer una idea más certera de cómo es su día a día habitual. El enclave es espectacular porque no por menos se encuentra en la cabecera del antiguo cauce del río Turia, que atraviesa buena parte de la ciudad y que se ha convertido en todo un reclamo para locales y extranjeros para disfrutar al aire libre.

un pedazo de África

Además de que los animales cuentan con unas condiciones muy agradables y grandes espacios el visitante lo que llegará a conocer es lo que se ha venido a denominar como zoo de inmersión Lo habitual en los zoos convencionales es que quien acude a ellos esté en su hábitat y pueda ir viendo a los diferentes animales que hayan conseguido unir en ese espacio. Aquí la idea es otra, el visitante acude al hábitat del animal.

Objetivo: fomentar el respeto por los animales

La experiencia de este parque es única porque tan sólo en la misma naturaleza salvaje se puede encontrar algo similar. Es una manera de estar todo lo cerca posible de los animales, conocer, de verdad, de dónde provienen y entender la importancia que tienen todos y cada uno de ellos en el planeta, tratando de fomentar al máximo posible el respeto por ellos.

La seguridad está garantizada tanto para el visitante como para el turista, pero, desde luego, es algo que hay que vivir en primera persona porque ningún texto, imagen o vídeo puede llegar a captar la esencia misma que supone estar allí y compartir ese momento con todos ellos.

Algunas de las especies animales que se pueden ver en este lugar están en peligro de extinción en estos momentos. Otro punto más para acudir, con todos los sentidos bien despiertos y reflexionar sobre nuestro presente, nuestro pasado y cómo mejorar el futuro para una convivencia mejor.

zoo de inmersión

Además, la visita a Bioparc se puede hacer en diferentes ocasiones porque, como la vida misma, el lugar nunca es el mismo, evoluciona, cambia y las situaciones no se repiten. Hace poco anunciaron el nacimiento de un nuevo miembro de la familia que tienen… Y esto sigue así día a día. Así que cada experiencia en cada momento puede ser valiosa, única y enriquecedora.

Aunque la idea es que el visitante se sumerja por un tiempo en el lugar de los animales para así llegar a entenderlos y conocerlos mejor, por supuesto, el respeto es el punto clave desde el que se debe partir. Ninguna interacción con los animales está permitida.

Qué ver en Bioparc

Ya hemos comentado que un pedazo de África llega a Valencia con este lugar así que aquí nos encontraremos con leopardos, lémures, hienas, leones, jirafas, gorilas, rinocerontes, hipopótamos, puercoespines, avestruces, elefantes o nutrias.

Viendo el éxito y la importancia de esta iniciativa la idea no se ha detenido ahí y el proyecto continúa con la mente puesta en una ampliación que alcance los 20.000 metros cuadrados e incluya una parte del sudeste asiático y América del sur.

Qué ver en Bioparc

Y todo ello rodeado por un lugar impresionante con sus ríos, puentes o barreras naturales que servirán para que estén protegidos entre sí pero que pasarán desapercibidos para el turista.

Desde la web, VisitValencia te ofrece toda la información sobre cuál es el precio entrada al Bioparc. Además, aquí mismo también se puede saber cómo conseguir descuentos y qué diferentes tarifas existen. Si las entradas se compran online no habrá que hacer colas, así que todo son ventajas, especialmente cuando se trata de temporada alta.

No hay que pensárselo más. Valencia hay que visitarla y ahora ya sabemos un lugar más que apuntar en la lista sobre qué hacer cuando se acude allí.