21.2 C
Madrid
miércoles, octubre 20, 2021

Lo más reciente

La vida de Karl Marx, el pensador más influyente de todos los tiempos

Karl Marx fue un filósofo, economista, historiador y periodista alemán a quien se le conoce mejor por su trabajo como teórico político radical y revolucionario socialista. En colaboración con el colega teórico y benefactor Friedrich Engels, Marx publicó «El Manifiesto Comunista» en 1848, que se convirtió en la base del comunismo .

- Anuncio -

Sus escritos siguen siendo ampliamente estudiados, pero también controvertidos, y han influido en los movimientos revolucionarios y los regímenes políticos a lo largo de las décadas, particularmente durante el siglo XX.

La vida temprana de Karl Marx

Marx, el tercero de nueve hijos, nació el 5 de mayo de 1818 en lo que hoy es Trier, Alemania, pero en ese momento era una ciudad del Reino de Prusia. Aunque étnicamente judío, el padre de Marx, Heinrich, se había convertido al cristianismo, y el joven Karl fue bautizado como luterano en 1824. Sin embargo, su educación fue en gran parte no religiosa.

En 1843 Marx se casó con Jenny von Westphalen, y aunque su matrimonio fue feliz, hubo rumores de infidelidad. Según Gavin Kitching, profesor emérito de política en la Universidad de Nueva Gales del Sur, Marx tuvo un romance con la sirvienta de la familia, Helena Demuth, del cual resultó un niño llamado Freddy.

Aterrado de que su esposa se enterara, logró que Friedrich Engels reclamara la paternidad de Freddy … La verdad solo surgió en el lecho de muerte de Engel.

En 1843, Marx y Jenny se trasladaron a París, donde fue influenciado por un grupo de intelectuales alemanes llamados Jóvenes Hegelianos, que estudiaron la obra del filósofo Wilhelm Friedrich Hegel (1770-1831). Al leer a Hegel, Marx adoptó las ideas socialistas así como una visión revolucionaria del sistema político europeo.

Jenny von Westphalen
Jenny von Westphalen (Crédito de la imagen: dominio público)

Aunque era un humanista, lo que significa que centró sus creencias en todos los intereses humanos por igual, llegó a creer que la sociedad solo podía funcionar mediante la destrucción de la clase alta privilegiada y el surgimiento de la clase trabajadora; Marx se refirió a estas clases como el proletariado y burguesía, respectivamente.

Mientras estaba en París, Karl Marx coeditó la breve revista política Deutsch-Französische Jahrbücher (que significa «Anuarios germano-franceses») con Arnold Ruge, un filósofo y escritor alemán. La revista estaba dirigida a los socialistas franceses y alemanes, para «marcar el comienzo y la continuación de la nueva era en la que estamos entrando», refiriéndose a las revoluciones socialistas predichas por Marx en Europa.

Muchos de los artículos de Marx en la revista discutieron ideas que luego se ampliarían en «El Manifiesto Comunista».

¿Qué influyó en el marxismo?

Al igual que Hegel, Marx fue fuertemente influenciado por economistas como David Ricardo (1772-1823) y Adam Smith (1723-1790), señaló Allen Wood, profesor de filosofía en la Universidad de Indiana en Bloomington.

Como historiador del siglo XIX, también fue influenciado por los historiadores franceses de la revolución de 1789, incluido François Guizot.

Otra influencia sobre Marx fue su amigo y colaborador Friedrich Engels. Según Kitching:

Engels era un excelente historiador (en mi opinión, mejor que Marx), y debido a que vivía en Manchester y en realidad dirigía una fábrica de algodón, sabía mucho más sobre las condiciones laborales y la vida de la clase trabajadora en general que el propio Marx. Por tanto, creo que influyó en Marx … al menos tanto como Hegel y Ricardo.

Marx y Engels se conocieron por primera vez en Colonia en 1842, durante un viaje de este último a Inglaterra, informó la revista Smithsonian. Marx visitó Inglaterra tres años después, después de leer el informe de Engels, «La situación de la clase trabajadora en Inglaterra». Allí, conoció a los líderes del Cartismo, un movimiento socialista de la clase trabajadora que hizo campaña por el sufragio universal masculino.

Friedrich Engels
Friedrich Engels fue amigo, colaborador y benefactor de Marx. (Crédito de la imagen: dominio público)

Marx pasó gran parte de su tiempo estudiando en las bibliotecas de Londres y Manchester, y finalmente se mudó a la capital británica en 1849. Permaneció en Londres el resto de su vida con su familia, apoyado económicamente por Engels, quien le llegó a enviar hasta £50 al año, lo que equivale a alrededor de 6.300 euros ahora.

Entre 1852 y 1862, Karl Marx escribió casi 500 artículos para el periódico New York Daily Tribune como uno de sus corresponsales europeos. Estos incluyeron informes sobre eventos políticos en Europa, así como artículos sobre derechos civiles, economía y la guerra de Crimea. Durante este tiempo, un recurso importante para su trabajo fue la Sala de Lectura del Museo Británico, que fue la precursora de la Biblioteca Británica.

La Sala de Lectura albergaba una enorme colección de libros sobre historia, política y economía, periódicos de todo el mundo y documentos gubernamentales e informes oficiales, según explica el historiador Thomas C. Jones, que escribe para el Museo de la Migración de Londres.

Este vasto archivo proporcionó información para los artículos periodísticos de Marx y para su libro “Das Kapital”. La colección de la Sala de Lectura era tan importante para el trabajo de Marx, que resulta difícil imaginar el desarrollo del pensamiento o la obra de Marx en cualquier ciudad que no sea Londres, indicó Jones.

La Sala de Lectura del Museo Británico fue importante para la investigación y la escritura de Marx. (Crédito de la imagen: Colección Wellcome) La escritura revolucionaria
La Sala de Lectura del Museo Británico fue importante para la investigación y la escritura de Marx. (Crédito de la imagen: Colección Wellcome)

La escritura revolucionaria de Marx fue considerada controvertida e incluso peligrosa por algunos contemporáneos, debido a su ataque al status quo del capitalismo, dijo Justin Holt, profesor de humanidades en Wilbur Wright College. Esto se debe a que Marx teorizó que la ganancia capitalista era el resultado de la explotación de los trabajadores. En la opinión de Holt:

Marx demostró que los ingresos por beneficios de los capitalistas se basan en el impago de los trabajadores. Por lo tanto, si a todos los trabajadores se les paga por su contribución al margen, entonces no hay explotación. Entonces, la teoría de la explotación de Marx puso en duda la legitimidad de la producción capitalista.

Después de la Comuna de París de 1871, en la que los revolucionarios socialistas de extrema izquierda formaron un gobierno de corta duración en la capital francesa, Marx publicó “La Guerra Civil en Francia”, que expresó su apoyo a los revolucionarios.

El libro le dio a Marx notoriedad en Londres como «el médico del terror rojo» debido a su apoyo a las revoluciones violentas que amenazaban con extenderse por Europa. Esta reputación es probablemente lo que provocó que se rechazara su solicitud de ciudadanía británica, escribió Jones.

El manifiesto comunista

Karl Marx es reconocido por ser autor de «El Manifiesto Comunista» y «Das Kapital».

El primero, originalmente llamado «El Manifiesto del Partido Comunista», fue coescrito con Engels y publicado como folleto en 1848. Una de las principales declaraciones de la ideología socialista y comunista europea, el manifiesto describía la concepción de la historia de Marx en términos de lucha de clases, desde el feudalismo medieval hasta el capitalismo del siglo XIX.

En el documento, Marx predijo que los comunistas derrocarían a la burguesía y lograrían la «abolición de la propiedad privada», antes de elevar «al proletariado a la posición de clase dominante».

El manifiesto comunista
La primera página del «Manifiesto del Partido Comunista» publicado en Londres, 1848 (Crédito de la imagen: dominio público)

El «Manifiesto del Partido Comunista» se considera ahora una de las obras políticas más importantes de la historia y contiene frases famosas como:

Un espectro acecha a Europa, el espectro del comunismo.


Los proletarios no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo entero que ganar. ¡Proletarios de todos los países, uníos!.

Entre 1867 y 1883, Marx publicó «Das Kapital», un enorme análisis en tres volúmenes de las fallas económicas y sociales del capitalismo. Centrándose en los argumentos económicos, «Das Kapital» argumentó que el capitalismo estaba condenado en última instancia porque no podía mantener las ganancias sin cesar.

El impacto del marxismo en el mundo

Marx murió de bronquitis y pleuresía en su casa de Londres el 14 de marzo de 1883. En el momento de su muerte era oficialmente un apátrida y fue enterrado en el cementerio de Highgate, al norte de Londres.

Marx está enterrado junto a su esposa Jenny, quien murió dos años antes; su hija Eleanor,  Helena Demuth (la sirvienta de la familia) y su nieto Harry Longuet, quien murió trágicamente solo seis días después de Marx.

Marx en 1882
Marx en 1882 (Crédito de la imagen: dominio público)

Los escritos de Marx ganaron popularidad a finales del siglo XIX, después de que el marxismo se convirtiera en la ideología oficial de los socialdemócratas alemanes, que es el partido político más antiguo de Alemania, según Deutsche Welle .

Vladimir Lenin (1870-1924) estuvo fuertemente influenciado por el trabajo de Marx y se convirtió en la figura principal de la Revolución Bolchevique de 1917 en Rusia. Esto llevó a la creación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), o Unión Soviética, un enorme estado multinacional gobernado por el Partido Comunista.

Las revoluciones comunistas influenciadas por los escritos de Marx se extendieron a otras partes del mundo durante el siglo XX, sobre todo en China, Corea del Norte, Cuba y el sudeste asiático. Esto finalmente condujo al inicio de la Guerra Fría, un período de tensión geopolítica por el dominio nuclear entre gobiernos capitalistas democráticos como los Estados Unidos y regímenes comunistas como la Unión Soviética.

La tumba de Karl Marx
La tumba de Karl Marx en el cementerio de Highgate, Londres. (Crédito de la imagen: dominio público)

En 1980, aproximadamente 1.500 millones de personas, más de un tercio de la población de la Tierra, vivían bajo gobiernos que afirmaban ser marxistas-leninistas, según el American Enterprise Institute , un centro de estudios ubicado en Washington, DC.

La asociación de Marx con los enemigos de Estados Unidos y sus aliados durante la Guerra Fría hizo que sus escritos fueran controvertidos, dijo Holt.

Gran parte de nuestra conciencia política actual fue moldeada por el conflicto con los países comunistas. En consecuencia, los escritos de Marx son controvertidos ya que están asociados con el principal antagonista político de los países no comunistas en el siglo XX.

 

Los historiadores continúan debatiendo sobre hasta qué punto se puede culpar a Marx de los gobiernos que se inspiraron en sus escritos. Así lo explicó el profesor Wood:

Marx se identifica a menudo con los regímenes de Europa oriental y Asia que no llegaron a existir hasta una generación o más después de su muerte y cuyas políticas, acciones y propaganda se parecen muy poco a cualquier cosa que pueda encontrar en los escritos de Marx.

Por su parte, el profesor Kitching dijo:

Los regímenes asociados con el marxismo cometieron muchas atrocidades durante el siglo, aunque el propio Karl Marx nunca abogó por tales medidas. Sin embargo, esto no significa que Marx no sea responsable de las dictaduras que se crearon en su nombre. Lo es, pero esa responsabilidad deriva de sus silencios, de lo que no dice, más que de cualquier cosa en su obra.

¿El marxismo sigue siendo relevante?

Después de la caída del Muro de Berlín y la Unión Soviética a fines del siglo XX, el marxismo fue ampliamente considerado como una ideología fallida. En un discurso de 1985, el presidente Ronald Reagan, citando al novelista John dos Passos, dijo:

El marxismo no solo ha fracasado en promover la libertad humana, también ha fracasado en producir alimentos.

Hacia fines del siglo XX, muchos regímenes comunistas colapsaron, como la Unión Soviética, o se adaptaron. Por ejemplo, el gobernante Partido Comunista Chino estuvo fuertemente influenciado por el marxismo, pero su enorme economía ahora está orientada al comercio. Otros países cuyos gobiernos se derivan de la ideología comunista y marxista son Vietnam, Cuba y Corea del Norte.

Monumento de Marx y Engels en Shanghái
Monumento de Marx y Engels en Shanghái, China (Crédito de la imagen: dominio público)

En general, se considera que el marxismo es política y económicamente irrelevante en el mundo actual, pero sigue siendo «muy influyente», escribió el filósofo Peter Singer de la Universidad de Princeton en un artículo para el Foro Económico Mundial .

Aunque la mayoría de las teorías de Karl Marx sobre el capitalismo son ahora anticuadas, las contradicciones que expuso entre la libertad de las economías capitalistas y las graves desigualdades que producen siguen siendo relevantes, concluyó Kitching.

- Te puede Interesar -

Lo más reciente

- Anuncio -Ingeniería Biomédica

No te pierdas

- Anuncio -