15 razones para viajar a Tailandia

15 razones para viajar a Tailandia

Tailandia se ha convertido en uno de los destinos de moda para turistas de todas las partes del mundo. Y lo ha hecho porque ofrece aventuras y experiencias de todo tipo. Tailandia es tan generosa en vivencias que todo el que va quiere repetir.

15 razones para viajar a Tailandia

1. Porque es muy barato y hay muchas ofertas para viajar a Tailandia por muy poco dinero. El alojamiento, la comida… unos precios sin competencia.

2. Bangkok. Si hubiese que definir el caos con una ciudad, Bangkok sería la elegida. Una ciudad llena de vida, de colores, de olores, de gente. Una mezcla infinita de ritmos y experiencias. Una visita en profundidad a la capital tailandesa no puede faltar en tu viaje.

3. Los elefantes se han convertido en uno de los muchos reclamos de Tailandia, sobre todo, para los turistas que llegamos al país asiático procedentes del primer mundo y que no estamos acostumbrados a verlos. En Tailandia hay varios centros de cuidado de elefantes donde podrás interactuar con ellos, pero, ¡ojo! Infórmate bien y asegúrate de acudir a un centro en el que traten bien a estos animales tan inteligentes.

Templo de Wat Ratchanatdaram en Bangkok, Tailandia
Templo de Wat Ratchanatdaram en Bangkok, Tailandia

4. Empaparte en el Festival del Agua de Songkran, una fiesta que coincide con el Año Nuevo tailandés, que tiene lugar en el mes de abril. Este día el agua es el gran protagonista. Se trata de salir a la calle y mojar a cualquier persona que se cruce en tu camino. Muy divertido.

5. Por unos 20 euros puedes hacer un curso de cocina tailandesa donde podrás aprender a cocinar algunos de los platos de la gastronomía local en la que dominan ingredientes como el curry y la leche de coco. Nada como llegar a casa sabiendo preparar unos fideos fritos pad Thai para chuparse los dedos o un gaeng kiew wang, carne con curry verde, vamos. También son magníficos los zumos de frutas tropicales, como el de mango.

6. No esperes una gran red de transportes en los lugares que vayas a visitar. Afortunadamente tienes la opción de alquilar una motocicleta con la que moverte como un local. Son baratas y rápidas, pero cuidado que el tráfico es una locura en las grandes ciudades.

7. Cada mes, cuando la luna llena se pone, se celebra en la playa Haad Rin, en la isla de Koh Phangan, la Full Moon Party, una macrofiesta en la que se llegan a congregar hasta 30.000 personas. Una fiesta que se viene celebrando desde finales de los años 80, cuando unos mochileros organizaron una reunión de despedida en torno a una hoguera.

Festival del Agua de Songkran
Festival del Agua de Songkran.

8. Chiang Mai es una ciudad fascinante, situada al norte de Tailandia, que ofrece todo tipo de actividades. En la Rosa del Norte y sus alrededores llenos de diversidad puedes ver elefantes, visitar templos sagrados, montar en globo, cocinar, visitar el parque nacional de Doi Inthanon y muchas más cosas.

9. Tailandia es una de las mecas del submarinismo. La isla de Koh Tao se lleva la palma en lo que a inmersiones se refiere. Ya que estás puedes aprovechar para hacer un curso de buceo.

10. Para los cinéfilos, en Kanchanaburi se encuentra el puente sobre el río Kwai, el de la mítica película de David Lean.

11. Porque es perfecta para mochileros con ganas de conocer mundo gracias a su tremenda hospitalidad y mezcla de gentes de todo el mundo. Los hostales de Tailandia no son únicamente lugares donde pernoctar, son también centros de socialización.

Parque Histórico de Sukhothai
Parque Histórico de Sukhothai

12. Porque es perfecta para aquellos que no se atreven a ir a la aventura sin guías. CentraldeVacaciones dispone de varios paquetes turísticos en los que no te perderás ninguno de los imprescindibles de Tailandia.

13. Este país del sudeste asiático es la cuna del muay thai, un arte marcial y deporte de contacto extremo cuya fama traspasa fronteras. ¿Te atreves a subir al cuadrilátero a probar una sesión?

14. La riqueza arquitectónica de los templos que salpican la geografía tailandesa sostiene la comparación con cualquier país del mundo. El Parque Histórico de Sukhothai es un complejo enorme en el que no te cansarás de ver templos, monasterios y palacios. Quizás te sorprenda saber que Sukhothai significa “amanecer de la felicidad”. Además, hay muchos otros lugares sagrados que ver como Wat Pho, con su Buda reclinado de 46 metros de longitud o Wat Phra That Doi Suthep, ubicado en Chiang Mai y al que se accede tras subir una escalera con 300 escalones. Wat Rong Khun, el templo blanco de Chiang Rai tiene la magia y la pureza de su color blanco.

15. Las playas de Tailandia se encuentran, sin discusión, entre las mejores del mundo. Sus aguas cristalinas aparecen en mil y una postales. Maya Bay en Koh Phi Phi, Railay en Krabi, Mai Khao en Phuket, Haad Rin -la de la Full Moon Party- son solo algunas de la infinidad de playas de postal que tiene este paraíso en la Tierra.

Maya Bay en Koh Phi Phi
Maya Bay en Koh Phi Phi

Tailandia es un país de los que enamoran. El choque cultural con Europa es tan fuerte que podrás desconectar del día a día nada más pisar suelo tailandés. Disfruta del viaje.