¿Por qué contar con asesoría legal para el control de la propiedad intelectual e industrial?

Por qué contar con asesoría legal para el control de la propiedad intelectual e industria

Las nuevas tecnologías e internet han provocado un cambio en la protección intelectual e industrial, debido a las amenazas que generan los mecanismos actuales para artistas, emprendedores, intérpretes y autores, entre otros.

Las creaciones intelectuales y las innovaciones industriales están viviendo su mejor época, es decir, debido a los avances actuales se han multiplicado las opciones y propuestas en estos ámbitos. Con el crecimiento de estos desarrollos es cada día más necesario un plan jurídico que proteja la propiedad industrial y la intelectual, para evitar problemas en el futuro.

La propiedad intelectual recaba derechos de índole personal o patrimonial de creaciones artísticas, literarias, científicas, entre otros, que poseen los productores, artistas o autores. En la web de información del Ministerio de Cultura sobre la propiedad intelectual las personas no sólo pueden verificar datos al respecto, sino que pueden realizar los registros telemáticos para proteger sus obras.

Los registros de la propiedad intelectual son recomendables pero voluntarios. Las obras o creaciones que se incluyen son de espíritu humano, personales y originales. En éstas se agregan piezas musicales, de pintura, literarias, arquitectura, escultura y demás.

Por su parte, la propiedad industrial se basa en los derechos que se poseen sobre los diseños industriales, distintivos como nombres y marcas, y los bienes inmateriales como modelos de utilidad y patentes. Con la protección se crea una exclusividad, por lo que se evita que terceros comercialicen o fabriquen invenciones basadas en trabajos de otros que son los creadores.

Con este resguardo se garantiza la producción industrial, tecnológica y comercial en un clima de sana competitividad. Los registros se realizan en la OEPM o la Oficina Española de Patentes y Marcas en España; a nivel europeo, el trámite debe realizarse en la OEP, Oficina Europea de Patentes, y para otras innovaciones se acude a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Los abogados para la propiedad intelectual e industrial

El asesoramiento legal está encaminado a prevenir y evitar que se creen conflictos con las creaciones. Además, en caso de problemas pueden aportar soluciones y determinar las acciones a tomar, para asegurar la protección del material u obra y la futura rentabilización de los derechos.

Los especialistas también pueden comenzar gestiones para optimizar el bien creativo. Por otro lado, cuando se comete una violación sobre estos derechos, los abogados de propiedad intelectual e industrial preparan medidas legales eficaces, que se pueden ejercer en niveles judiciales o extrajudiciales.

Estos profesionales pueden negociar licencias de propiedad intelectual e industrial, redactar contratos, gestionar inscripciones, disponer la creación de sellos discográficos y editoriales, y representar a los clientes en entidades como AGEDI, EGEDA, SGAE, VEGAP, DAMA, AIE, AISGE o CEDRO, entre otras.

La propiedad intelectual e industrial en las pequeñas y medianas empresas 

Todos los bienes y servicios que se emplean en el día a día son producto de la innovación y mejoras. Cada empresa, ya sea grande o pequeña, suele generar una variedad de activos que requieren de propiedad intelectual e industrial, es por ello, que todo negocio debe tomar medidas para un buen resguardo de los derechos.

Con estos derechos se garantizan los resultados comerciales de las empresas. Es también recomendable que las Pymes protejan sus marcas y nombres comerciales para asegurar la estabilidad de su negocio. Los derechos de propiedad están preparados para asistir en la estrategia de competitividad y la prestación de servicios.

Los servicios de propiedad intelectual e industrial

La defensa de la propiedad intelectual e industrial es vital en estos momentos, tanto para titulares, como para cesionarios de los derechos. Los campos de acción incluyen asesoramiento legal en diversos supuestos, negociaciones, redacción y revisión de licencias y contratos.

Los profesionales pueden brindar servicios de dirección de programas que tengan como finalidad la publicación de piezas u obras de diversos sectores. Los derechos de propiedad industrial e intelectual generan exclusividad para la explotación del diseño y del aspecto económico de la patente.

Con respecto a la exclusividad, en los derechos de propiedad industrial no se puede patentar una invención igual a otra, el mismo signo distintivo o registrar un diseño como un tercero. Para lograr un buen resguardo es recomendable acudir a profesionales que puedan asesorar sobre los pasos a seguir, garantizar la protección y acompañar en todo el proceso.

Otros campos de acción de la asesoría legal

El derecho de las nuevas tecnologías también se encuentra de moda por todos los adelantos que se han suscitado, ya que internet trae muchos beneficios, pero también amenazas. Una agencia de abogados expertos en nuevas tecnologías, puede brindar el resguardo que las empresas y particulares necesitan para proteger los derechos de sus materiales y bienes.

La adaptación a la nueva era digital es vital para un despacho dedicado a la propiedad intelectual e industrial, así como a las nuevas tecnologías. Para este último, se maneja el resguardo de creaciones multimedia, software, autoría legal de páginas web y el manejo de licencias que están vinculados con internet y los adelantos tecnológicos.

Cuando se cuenta con el apoyo de profesionales en el área se puede estar tranquilo, sabiendo que la reputación e identidad online están supervisadas, gestionadas y resguardadas legalmente.

El asesoramiento para emprendedores

Los profesionales del derecho también han ampliados sus propuestas para startups y emprendedores, para apoyar y asesorar en el proceso de innovación y establecimiento de las empresas, durante los cuales se generan activos inmateriales y materiales como dominios, marcas, nombres, webs, aplicaciones, software, videojuegos, bases de datos, entre otros.

Los proyectos pueden ser protegidos por la Ley de Patentes, la Ley de Propiedad Intelectual o Ley de Protección Jurídica del Diseño Industrial. Todo el proceso es esencial, ya que si durante el registro o redacción de documentos se comete un error, de llegar a presentarse un problema de derechos en el futuro, la solución será más complicada.

Para proyectar los emprendimientos en el futuro y asegurar su crecimiento y expansión, se debe contar con seguridad jurídica desde el inicio para evitar conflictos. Además, es primordial asegurar la eficacia mediante asesorías, que ayuden a potenciar la rentabilidad de los activos, a través de la protección intelectual e industrial y el derecho en las nuevas tecnologías.