29.5 C
Madrid

De los clubes culturales a los casinos online

Mucho ha llovido desde que en nuestro país se jugara en los clubes culturales hasta la aparición de los nuevos casinos online en España. Actualmente, hay centenares, pero, ¿qué pasó antaño y cómo se ha llegado a esta situación?

Los clubes culturales





El juego siempre ha estado presente. Sin embargo, antiguamente no existían edificios y locales dedicados de forma específica a ello. De hecho, no fue hasta 1638 que el primer casino apareciese en Venecia. Es más, hasta el siglo XVIII o XIX, esta palabra prácticamente ni se usaba. Fue en esa época cuando el físico Blaise Pascal inventó la ruleta, el origen primigenio y más antiguo de los juegos de casino.

Hoy en día, cuando tenemos clasificaciones como los top casinos online, debemos echar la vista y mirar muy atrás para ver cómo estos espacios dedicados al juego nacieron en los clubes culturales.





Un club cultural es un lugar en el que, antaño, los miembros y asistentes jugaban al billar y charlaban con sus amistades. Así era como demostraban su clase social, llamándose a sí mismos  caballeros, e importando la idea de la cultura británica y francesa de la época.

Como resultado, podríamos deducir que los primeros casinos fueron una versión temprana de estos clubes de caballeros. Máxime si se le añaden las influencias italianas que recibieron estos locales al fusionarse con los clásicos bistrós, por lo que llevó a la creación de los primeros clubes de juego.

Como progresión natural de los clubes culturales, también aparecieron los salones literarios o tertulias, todo ello buscando una idea de exclusividad, pues a estos locales solo se podía entrar por medio de invitación para discutir de temas muy selectos, como la literatura o el arte. Todo ello iría desembocando en los primigenios casinos.




Aquí se encontraba el corazón de los contenidos culturales del mundo. Así pues, pronto comenzaron a aparecer las afiliaciones. Y, poco después, fueron evolucionando a modo de ruta social: primero se charlaba de temas importantes, y después se jugaba en lo que podía ser una especie de sobremesa.

El primer casino

A comienzos del siglo XVIII ya irían apareciendo centros que pudiesen llamarse casino, pues en España pronto proliferaron los clubes de caballeros evolucionados. Eran muy exclusivos, y se volvieron inmensamente populares, sobre todo tras la muerte de Fernando VII, un rey tirano al que se criticó mucho en su momento. En estos clubes se hablaba con libertad, expresando ideas y despertando debates que acababan en partidas de billar entre amigos y camaradas.

Y así fueron naciendo estos locales hasta la llegada de dos dictaduras, primero la de Primo de Rivera, entre 1923 y 1930, y después la de Francisco Franco, quien tras una cruenta guerra civil entre 1936 y 1939, se extendió hasta 1975.

Los clubes de caballeros no llegaron a desaparecer del todo durante la mitad del siglo XX, pero sí que fueron menos habituales y menos prolíficos, pues no eran una prioridad. Además, la ley condenaba muchos de los juegos que ahí se practicaban, siendo criminalizados hasta bien entrada la década de los 70, ya cuando Franco languidecía y las luces de una próxima democracia comenzaban a ganar fuerza.

Los casinos originarios

En cualquier caso, la palabra casino comenzó a tomar forma hace muchos años, y no tal y como la entendemos hoy. Aquellos clubes de caballeros eran ciertamente casinos, siendo el primero oficial aparecido en España el Real Casino Antiguo de Castellón, que se levantó en 1814 gracias a la labor del Barón de Benicasim y algunos de sus amigos más íntimos. Hoy en día se encuentra en la ciudad de Castellón de la Plana y puede ser visitado. La obra, producto de la imaginación del arquitecto Francesc Maristany Casajuana, tiene un gran valor histórico.

Posteriormente irían apareciendo más de estos clubes. Por ejemplo, el Casino de Madrid, ubicado en la famosa calle Alcalá de la capital del país. Hoy día es un edificio icónico de la ciudad. En sus comienzos, allá por finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, contaba con más de 1000 miembros.

Otro espacio que vio la luz pronto es el Real Casino de Murcia, que abrió sus puertas el 11 de junio de 1847. En la actualidad, es uno de los edificios más visitados de la capital del Segura gracias a su amalgama de estilos, y a que recibió la distinción de Real debido al rey Don Julio I, pues se consideraba un lugar digno de reyes.

España es hoy por hoy uno de los grandes centros turísticos mundiales en cuanto a casinos antiguos se refiere. De hecho, muchos siguen funcionando como los casinos de antaño, promoviendo la tertulia y los encuentros, y las posteriores partidas de billar o juegos de cartas.

Sumado a estos antiguos clubes culturales, también han proliferado los casinos online que, si bien suponen un fenómeno bastante reciente, han ganado en adeptos y seguidores en muy poco tiempo. en este caso sí que están enfocados en el juego únicamente.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -