17.7 C
Madrid
miércoles, octubre 20, 2021

Lo más reciente

La oscura e insidiosa vida de Coco Chanel como agente nazi

Desde asuntos amorosos nazis hasta asociaciones con la organización militar Abwehr, Coco Chanel guardaba más que pequeños vestidos negros en su armario.

Durante la Segunda Guerra Mundial, varias marcas de moda prestigiosas fueron señaladas de cooperar con los nazis. Pero Gabrielle Chanel, mejor conocida como Coco Chanel, al parecer no solo intimó con funcionarios nazis de alto nivel, sino que además se valió de sus poderosas conexiones para expulsar a los socios comerciales judíos de su empresa. Su lealtad a la causa de Hitler fue mucho más allá.

- Anuncio -

Según documentos franceses revelados en 2016, la icónica diseñadora de alta costura y fundadora de la marca de lujo también pudo haber sido la Agente 7124 (Nombre en clave: «Westminster») al servicio de la organización de inteligencia nazi, la Abwehr.

La capciosa historia de Chanel con el partido nazi alemán comenzó en 1933. Joseph Goebbels, la mano derecha leal y de confianza de Hitler, nombró un «agregado secreto» llamado Hans Gunther von Dincklage para la Embajada de Alemania en París. En la bulliciosa metrópoli, el apuesto von Dincklage se encontraría y se convertiría en amante de Coco Chanel. Los dos decidieron vivir juntos, residiendo durante un período en el Hotel Ritz de París.

Coco Chanel junto a Arthur Grosvenor
Coco Chanel junto a Arthur Grosvenor, duque de Westminster, años 1920.

Casi diez años más tarde, en 1941, Chanel se incorporó como espía de la Abwehr bajo el mando del general Walter Schellenberg. La distinguida diseñadora viajó a España en compañía del barón Louis de Vaufreland, cuya misión era identificar quién podía ser reclutado para espiar para el Tercer Reich. Chanel solía codearse con la nobleza británica, incluido el embajador británico en España, proporcionando así una excelente cobertura informativa a Vaufreland.

Ese mismo año, Chanel comenzó a disputar la propiedad legítima de su negocio. Esta disputa se remonta a 1924, cuando la ambiciosa diseñadora buscó desarrollar aún más su actividad, pero esto requería un importante respaldo financiero.

Entonces los hermanos Paul y Pierre Wertheimer, un par de hombres de negocios judíos, le inyectaron el capital que ella necesitaba desesperadamente. Los hermanos Wertheimer luego se quedaron con la mayor parte de las acciones, mientras que Chanel terminó con una ínfima participación del 10 por ciento de su propia empresa.

Chanel nunca se sintió conforme con su inferioridad financiera. Con París ocupada por los alemanes, Chanel se percató de que podía utilizar a su favor las leyes arias de ese momento.

Coco posa con su color predilecto, el negro, para ‘Vanity Fair’ en 1931. Contaba 48 años
Coco posa con su color predilecto, el negro, para ‘Vanity Fair’ en 1931. Contaba 48 años.

El 5 de mayo de 1941, Coco Chanel escribió una carta a los funcionarios del partido nazi. Ella exigió que se le devolviera la propiedad completa de Parfums Chanel:

Parfums Chanel ha sido ‘abandonado’ legalmente por sus propietarios. Tengo un derecho de prioridad indiscutible. Las ganancias que he recibido de mis creaciones desde la fundación de este negocio… son desproporcionadas.

Al ser los hermanos Wertheimer judíos, se les prohibió legalmente tener un negocio. Sin embargo, ellos se anticiparon a esta disposición del régimen nazi y transfirieron la propiedad de sus acciones a un amigo no judío. La familia Wertheimer también había huido de París y emigrado a Nueva York.

De nuevo en 1943, Chanel viajó a Madrid con el barón von Dinklage. Chanel entregó una carta personal a un amigo cercano, Winston Churchill, quien era entonces Primer Ministro del Reino Unido. Al parecer la carta tenía la intención de persuadir a Churchill de que pusiera fin a las hostilidades con Alemania.

Winston Churchill solía ser su compañero de pesca y de caza
Winston Churchill solía ser su compañero de pesca y de caza.

Tras el final de la guerra, su relación amorosa con el oficial nazi von Dincklage y los rumores sobre su participación como agente nazi al servicio de la inteligencia militar alemana (posteriormente confirmados por Hal Vaughan en 2011), perjudicaron seriamente su imagen y su empresa, situación que difundió y aprovechó la competencia. Aún así, Coco Chanel no fue procesada como colaboradora y, con la sorprendente ayuda de los hermanos Wertheimer, consiguió reabrir su casa de modas en 1954, tras lo cual obtuvo un renovado éxito que se ha extendido hasta nuestros días.

Coco Chanel hacia 1970.
Coco Chanel hacia 1970.

Coco Chanel murió el 10 de enero de 1971 a la edad de 87 años como consecuencia de un ataque cardíaco. Es la única diseñadora de moda que figura en la lista de las cien personas más influyentes del siglo XX de la revista Time.

- Te puede Interesar -

Lo más reciente

- Anuncio -Ingeniería Biomédica

No te pierdas

- Anuncio -