21.2 C
Madrid
miércoles, octubre 20, 2021

Lo más reciente

Si no te atreves a dejar a tu perro solo en casa, estos consejos te servirán

Tener una mascota como animal de compañía es algo que produce multitud de beneficios. La más común, el perro, es más que un compañero.

- Anuncio -

Pero inevitablemente, hay momentos en los que tenemos que dejar solo a nuestro animal. Si bien, la mayor parte de las veces esto no supone ningún tipo de inconveniente, si que puede llegar a serlo tanto para el perro como para su dueño en algunas circunstancias. Pero la realidad obliga, y es algo que hay que tratar de manera conveniente. ¿Cuál es la mejor manera para dejar a tu perro solo en casa sin que sufra? En este artículo vamos a conocer las claves para conseguirlo.

Sí, los perros pueden llegar a pasarlo mal

Muchos comparan en este proceso como el de dejar a un niño el primer día en el cole, todos son temores y hay un gran sentimiento de vacío y de tristeza que nada es capaz de llenar. Con nuestro perro puede ocurrir lo mismo, pero conviene dejar atrás el sentimentalismo y poner soluciones efectivas para que el proceso no sea doloroso tanto para él ni como para ti. Los primeros temores que nos atacan es que el perro no deje de ladrar en casa, arañe las puertas o rompa algo. Por eso, siempre hemos de proporcionarle un espacio seguro, quitando de alrededor cualquier tipo de objeto que pueda tirar o dañar. Así minimizaremos cualquier tipo de peligro.

Proporcionarle un espacio con cojines, con sus juguetes o prepararle su cama convenientemente será siempre muy de agradecer, de esta forma el animal llegar a entender que no se encuentra solo del todo. A la hora de cuidar de nuestro perro en casa procuraremos que no le falte de nada, a fin de cuentas, es un miembro más de la familia.

Un asunto muy importante es dejar preparado la comida y el agua para que nuestro compañero vea cubiertas sus necesidades de alimentación en cualquier momento. Proporcionar un entorno confortable también implica estar atento a los cambios de temperatura que puede haber en el hogar. Los animales también pueden llegar a sentir frío, por lo que su manta o su cama bien preparada y la calefacción regulada a una temperatura óptima serán nuestros mejores aliados.

También es conveniente tener la anticipación suficiente para que el perro se vaya acostumbrando a nuestra ausencia. Siempre es más recomendable hacer ensayos con ausencias cortas en las que el perro permanezca en casa, antes que dejarlo de manera prolongada y sin ningún tipo de aviso. Si lo hacemos de esta segunda forma, el animal se confundirá y puede llegar a no entender la situación. Si, por el contrario, nuestras primeras ausencias son de solo unos minutos, ya estaremos normalizando las salidas y lo percibirá como algo que debe ocurrir. Es muy importante que, en estos casos, nuestro regreso no se haga de manera eufórica, tratando de pasar desapercibidos y normalizando la situación.

De esta forma podremos ir gradualmente aumentando el tiempo sin que el perro se ponga nervioso ni note nada. Llegará incluso el momento en el que lo encontremos dormido cuando volvamos a casa. Esa es siempre una buena señal. De todas maneras, cuando regreses a casa es habitual que el perro quiera recibirte y se ponga muy contento, al igual que lo estarás tú de verlo.

La importancia del paseo

Ya sabes que el paseo con tu perro ha de ser diario y en varias ocasiones al día. Es la manera que tiene de despejarse y de hacer ejercicio, tan importante para la salud del perro. Previamente a nuestra ausencia, haremos un paseo en condiciones. Permitiremos que corra todo lo que pueda, que se desahogue y descargue toda la energía posible, en definitiva, que se canse. Cuando abandonemos nuestro domicilio, el perro aprovecharás para descansar. Si no proporcionamos este paseo es mucho más fácil que el perro se encuentre irritable y nos solicite.

Tan importante es que corra y que el perro se desfogue como que se relacione con otros animales, es siempre una manera de favorecer que pueda estar en contacto con otros perros y que juegue. Sí, los perros también hacen sus amigos en el parque. De esta manera, conseguirás que en tus ausencias el perro no se ponga nervioso. Piensa en tu mascota como si lo hicieras con un niño pequeño, todo ha de hacerse de manera progresiva.

Recuerda que si dejar solo al perro en casa es una novedad para todos, es un proceso que debe realizarse de manera muy progresiva, para que el animal pueda entenderlo y las posibilidades de que lo pase mal se vean reducidas. Con un poco de paciencia y muchísimo cariño y dando refuerzos positivos, un rato de juego extra o alguna golosina, el proceso de dejar a tu perra solo en casa será mucho más rápido de realizar y sencillo.

- Te puede Interesar -

Lo más reciente

- Anuncio -Ingeniería Biomédica

No te pierdas

- Anuncio -