34.3 C
Madrid

Orinar de pie o sentados: ¿Cuál posición es mejor para la salud de los hombres?
O

Prácticamente en toda la sociedad occidental, desde pequeños se nos induce una “directriz” que indica que los niños deben orinar de pie y las niñas sentadas. Esa norma, al parecer arbitraria, está siendo refutada por autoridades y entidades sanitarias de varios países del mundo. En algunos casos, argumentando razones de higiene y salud, en otros, exigiendo igualdad de derechos.

- Anuncio -

Pero como el tema es la salud, hablaremos entonces de lo primero.

Parámetros urodinámicos

La micción (orinar) es un proceso que a los hombres les resulta muy sencillo y práctico hacerlo de pie. Esto puede evidenciarse en sitios públicos, donde el movimiento en los baños suele ser más ágil, en parte por el corto tiempo que lleva desocupar la vejiga en esa posición y porque caben más urinarios que cabinas en espacios iguales.

Sin embargo, quienes conocen a fondo el tema sugieren tener en cuenta los parámetros urodinámicos, que básicamente relacionan la postura del cuerpo con el volumen de flujo de orina.

El proceso de la micción es controlado voluntariamente la mayoría de las veces. En condiciones normales, la vejiga puede acumular suficiente orina como para poder hacer las labores diarias y dormir varias horas seguidas durante la noche.

La vejiga generalmente puede almacenar entre 300 y 600 mililitros. Y requiere ser evacuada cuando llega a dos tercios de su capacidad.

Cuando está vacía, la vejiga se encuentra comprimida por los demás órganos. Su llenado se produce progresivamente, hasta que la tensión de sus paredes se eleva por encima de un valor umbral, lo cual desencadena un reflejo neurógeno que avisa cuándo hay que orinar, y de no hacerse, al menos provoca el deseo consciente de evacuar hasta llegar al lugar para conseguirlo.

los niños deben orinar de pie
En la sociedad occidental la “norma” es que los niños deben orinar de pie y las niñas sentadas.

Al momento de estar en una postura cómoda, el cerebro manda una señal a los esfínteres y a los músculos del suelo de la pelvis para que se relajen y así pueda salir la orina a través de la uretra. Al mismo tiempo, la vejiga se contrae y se desocupa.

No es normal tener que hacer fuerza para que salga el orín. De hecho, los hombres pueden presentar distintos síntomas que les lleva a padecer problemas temporales o permanentes al orinar.

¿Orinar de pie o sentados?

Un estudio de 2014 publicado en la revista científica Plos One sugiere que la inflamación de la próstata en lo hombres, que impide la expulsión normal de la orina, podría favorecerse al orinar sentados.

En ese trabajo fueron comparados los parámetros urodinámicos de hombres sanos y hombres con síntomas de hiperplasia benigna de próstata (HBP), llamada también síndrome prostático.

Descubrieron que en los hombres con HPB, la postura sentada marcaba un mejor perfil urodinámico y un tiempo de orinada más corto. Pero en los hombres sanos, no se encontraron diferencias entre la postura de pie y sentada.

Orinar de pie o sentados
Orinar es un proceso que a los hombres les resulta muy sencillo y práctico hacerlo de pie.

Si bien no se pudo llegar a una conclusión solo con base en los aspectos urodinámicos, la recomendación de varias entidades como el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido a los hombres con dificultades para orinar es que busquen lugares tranquilos y silenciosos donde puedan sentarse.

Por motivos de higiene

Otras teorías señalan que al orinar sentados pueden prevenir afecciones como el cáncer de próstata, a la vez que proporciona a los hombres una mejor vida sexual. Pero nada de eso ha sido comprobado.

Tales teorías fueron promovidas por un político sueco en 2012. Con ellas buscaba forzar a los hombres a sentarse cuando usaran los baños del concejo municipal.

La principal razón era la higiene, garantizando que ninguna persona volviera a pisar charcos o salpicaduras de orín originados por los empleados hombres cuando usaban los baños de pie.

Esa idea ha comenzado a tomar fuerza en varios países de Europa, especialmente en Alemania, donde ya hay baños con sensores que activan una luz roja (similar a la de un semáforo) para indicar que está prohibida la postura de pie.

Incluso en varias casas de familia, los propietarios colocan avisos en los lavabos para persuadir a sus invitados masculinos de sentarse en el retrete.

avisos en los lavabos para persuadir a sus invitados masculinos de sentarse en el retrete
En algunos baños públicos en Europa se prohíbe a los hombres orinar de pie.

En 2015, se hizo muy popular el caso de una demanda interpuesta por el arrendatario de una vivienda en la ciudad de Dusseldorf. La casera se negaba a reembolsarle una fianza de 2.000 euros debido a daños causados en el suelo del baño por orinar de pie.

La casera consideraba que estas manchas sobre el mármol se podrían haber evitado si el hombre se hubiera sentado siempre que usaba el retrete.

Los jueces ordenaron hacer el reembolso al inquilino, declarando que éste había actuado dentro de las normas culturales de Alemania:

Orinar de pie es una costumbre de muchas personas del sexo masculino.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

VÍDEOS RECOMENDADOS

Top semanal

La verdad sobre la foto del murciélago ‘de tamaño humano’ que circula en redes

Mientras que en casi todas las regiones del mundo hay murciélagos, solo en muy pocas se pueden ver los amenazados zorros voladores. Así que...

Educación financiera: mejor cuando se aprende desde la infancia

Había un niño en Madrid que a los tres años soñaba con tener una máquina de hacer dinero. Tiempo después su carta a los...

El cambio climático amenaza al 60% de las especies de peces del planeta

El compromiso de los humanos debe ser mucho más sólido para mitigar cuanto antes los efectos del cambio climático que amenazan hacia final de...

Send this to a friend