Problemas articulares: en qué consisten y cómo aliviarlos

Problemas articulares

Son muchas las personas que sufren dolor articular en las rodillas, muñecas, codos, tobillos… Estas molestias en forma de rigidez, pinchazos, dolor agudo o inflamación dificultan la realización de ciertas actividades en el día a día, llegando incluso a afectar la calidad de vida y la del sueño.

El paso del tiempo, además de algunas prácticas deportivas que causan un gran impacto en las articulaciones, provocan que el sistema articular empiece a desgastarse, tanto los cartílagos, como los ligamentos y los tendones. Cuando las primeras molestias aparecen hay que prestarles atención, pues podría llegar a producirse una lesión importante.

impacto en las articulacionesCartílagos, ligamentos y tendones

El sistema articular consiste en un entramado estructural que hace posible el movimiento del cuerpo, al mismo tiempo que soporta su peso. Las articulaciones son los puntos donde se unen los extremos de los huesos, los cuales están recubiertos por un tejido duro llamado cartílago articular.

Aunque es sólido y resistente, el cartílago posee cierta flexibilidad. El líquido sinovial baña y lubrifica la articulación, además de aportar nutrientes al cartílago.

  • Cartílagos: Hacen posible el movimiento entre los huesos actuando como amortiguadores, con lo que evitan que los huesos entren en contacto y previenen su desgaste a causa del rozamiento. En las rodillas, por ejemplo, amortiguan los golpes que se producen al caminar, saltar o correr. La estructura de la articulación está rodeada por la cápsula articular.
  • Ligamentos: Se encargan de reforzar la cápsula articular y brindan estabilidad a la articulación. Los ligamentos evitan que los huesos se disloquen separándose de la articulación cuando se realiza un movimiento brusco y forzado.
  • Tendones: A diferencia de los ligamentos, que conectan entre sí huesos adyacentes, los tendones unen los músculos con los huesos. De esta forma transmiten al hueso la fuerza de la contracción muscular y se produce el movimiento.

El cartílago es uno de los elementos que más se desgasta. Se va haciendo cada vez más fino y es entonces cuando se producen molestias debido al rozamiento de los huesos. La situación puede agravarse hasta el punto de no poder extender o flexionar la articulación.

Suplementos para cuidar la salud articular

Algunos de los suplementos con los que cuidar las articulaciones son los siguientes:

Colágeno hidrolizado

  • Colágeno: El colágeno es una proteína que se encuentra en los músculos, piel, cabello, uñas, cartílagos y en los tendones. Su producción natural disminuye con el paso de los años. Uno de los beneficios del colágeno es que proporciona fuerza a los huesos y flexibilidad a las articulaciones. Los suplementos de Colágeno Hidrolizado ayudan a reparar y regenerar las articulaciones, además de fortalecer los dientes y mejorar la piel. Incluso es beneficioso para las personas que tienen articulaciones artríticas, ya que disminuye el dolor, reduce la inflamación y mejora la movilidad.

 

  • MSM (Metil Sulfonil Metano): El MSM se trata de un nutriente natural que es posible encontrar en algunos alimentos en cantidades pequeñas. Este compuesto de azufre natural interviene en la producción del colágeno y de los aminoácidos (que son cruciales en la regeneración de los huesos). También posee cualidades analgésicas, de esta forma es el MSM alivia los dolores en las articulaciones y músculos, además de ser un excelente antiinflamatorio y antioxidante. Se suele tomar combinándolo con el suplemento de glucosamina.

 

  • Glucosamina: La glucosamina es un componente que produce el cuerpo de forma natural, aunque sus niveles van descendiendo al envejecer, lo que repercute en el desgaste de las articulaciones. Su cometido es proteger los huesos y reparar los tejidos de los cartílagos cuando sufren daños. El suplemento de Sulfato de Glucosamina es uno de los más demandados a la hora de cuidar la salud articular. Además de contribuir en la regeneración de los cartílagos, también calma el dolor y reduce la hinchazón.

Evoflex

  • Evoflex (glucosamina, condroitina y MSM): Este suplemento concentra todos los beneficios del MSM, la glucosamina y la condroitina en un solo producto. El sulfato de condroitina es un componente de los cartílagos que contribuye en su reparación, además de mantener las articulaciones hidratadas para que la amortiguación sea óptima. Se encuentra de modo natural en el cuerpo, pero disminuye con el tiempo y al padecer enfermedades como la artrosis y artritis. Evoflex promueve la salud articular por triplicado.
¡Publícalo en tus redes!