La bicicleta eléctrica es un medio de transporte práctico y económico

El uso de la bicicleta eléctrica se ha venido incrementando por todos los beneficios que tiene. Sus costes son asequibles con respecto a otros vehículos, incluyendo el mantenimiento, son amigables con el medioambiente, representan un alternativa al tráfico y son un gran apoyo en el entrenamiento de los ciclistas.

La bicicleta eléctrica es un medio de transporte práctico y económico

La bicicleta es un medio de transporte que nunca pierde vigencia por ser muy funcional, además permite a las personas alejarse del sedentarismo. Pero como los avances tecnológicos no se detienen para facilitarnos aún más la vida, hoy en día contamos con las bicicletas eléctricas, que cada día se vuelven más populares por sus numerosas ventajas.

Este tipo de bicicletas, también conocidas como e-bike, usan un motor que se alimenta de electricidad, el cual sirve de respaldo para la bicicleta común. Esto quiere decir que quien la esté usando puede recorrer distancias con el pedaleo normal de una bicicleta sin ningún apoyo, pero una vez que se sienta cansado puede apoyarse con la autonomía de carga para recuperar fuerzas y así cumplir el trayecto establecido sin ninguna dificultad. A esto se le denomina pedaleo asistido.

El hecho de contar con ese apoyo del motor alimentado por electricidad, hace que el uso de este tipo de bicicletas sea mucho más cómodo que una bicicleta común, ya que sí requiere el trabajo motor del usuario, el cual es beneficioso para la salud, con la ventaja de sentir un impulso más liviano, lo que permitirá ejecutar movimientos más fluidos y suaves.

Aspectos a considerar antes de comprar

Antes de comprar bicicleta electrica es importante tener en cuenta algunos aspectos importantes, ya que existe una gran cantidad de marcas y modelos, todo dependerá de las necesidades y el uso que se le vaya a dar al vehículo.

Internet es de gran ayuda para obtener la información necesaria que se requiere para seleccionar la mejor bicicleta eléctrica. Es recomendable visitar sitios web que hacen comparativas de los modelos más populares, que tienen mejores funcionalidades, mencionando sus ventajas y desventajas, además aportan valoraciones de usuarios. Se tratan de análisis y guías de compra muy completas que permiten a las personas tomar la mejor decisión.

comprar bicicleta electrica

Entre las características que se deben revisar, junto con la asesoría especializada, está la batería, la cual se debe ajustar al uso que se le vaya a dar al  vehículo, éstas pueden ser de diversos materiales tales como litio-ion, plomo y níquel, e hidruro metálico Ni-MH.

También es importante analizar lo relacionado con los sensores, los cuales permiten detectar la fuerza que aplique el usuario en los pedales, y además hay que revisar la potencia del motor.

Una de las partes fundamentales, además, es el controlador, que viene siendo el cerebro de este tipo de vehículos, ya que es el encargado de activar y controlar el motor. Aunque hay unos más sofisticados que otros, todo según el modelo de bicicleta eléctrica, este componente siempre estará ubicado cerca del manillar para un mejor control del conductor.

Ventajas de este medio de transporte

El uso de una bicicleta eléctrica supone una gran practicidad, sobre todo en ciudades con un congestionado tráfico. Este medio de transporte es muy útil para las personas que requieren realizar traslados rápidos a distancias medianas, sin tener que lidiar con largas colas de vehículos. Debido al apoyo del motor, los trayectos a recorrer podrán ser más largos de los que se puedan recorrer con una bicicleta convencional.

Los precios de las bicicletas eléctricas, con respecto a otro tipo de medios de transporte, también es una de sus principales ventajas, ya que dependiendo del modelo y su funcionalidad, serán de un coste más económico que otro. De igual forma, este tipo de vehículo no representa mayores gastos adicionales en lo que se refiere a su mantenimiento, tienen un mecanismo de funcionamiento sencillo.

Tipos de bicicletas eléctricas

Todas las ventajas que tiene este tipo de vehículo han hecho que se haya convertido en la alternativa de transporte de millones de personas en el mundo, de hecho, en muchas empresas ha sido adoptado este tipo de movilidad sostenible para algunos de los traslados rutinarios.

Tipos de bicicletas eléctricas

Al escoger un modelo determinado de bicicleta eléctrica es necesario, además, conocer todos los tipos que existen, para así saber cuál se ajusta al uso que se le vaya a dar y otras condiciones importantes.

Una de las más demandadas son las bicicletas eléctricas que vienen en formato plegable, las cuales fueron creadas con el objetivo de que pudieran ser guardadas en un coche, oficinas y pisos. Sin duda, son bastante prácticas si nos ceñimos al ritmo de vida agitado de la mayoría de las personas.

Están, además, las bicicletas eléctricas de montaña, que son ideales para llegar a aquellos lugares en los que con una bici convencional no se puede llegar. El uso de este tipo de bicicleta sí requiere de un esfuerzo físico, ya que se debe pedalear para que el motor actúe. Si no se ejerce presión, el motor no va a poder multiplicar fuerza alguna.

Dentro de la categoría de las bicicletas eléctricas están también los llamados ciclomotores eléctricos, que cuentan con un acelerador, y en este caso, el conductor no tendrá que pedalear en ningún momento, es decir, no son de pedaleo asistido. En este caso el usuario sí debe tener permiso de conducir y contar con el seguro obligatorio.

También están las bicicletas que son de pedaleo asistido en su totalidad, de hecho, pueden alcanzar una potencia máxima de 250W, siempre que el usuario pedalee constantemente.

Aliadas de los ciclistas

Aliadas de los ciclistas

El uso de las bicicletas eléctricas se ha venido incrementando como un complemento al entrenamiento funcional de los ciclistas. Se ha venido experimentando un notable beneficio de alternar el uso de la bicicleta eléctrica y la convencional en los entrenamientos, ya que con la eléctrica, el ciclista logra tonificar mejor con recorridos más largos, haciendo más intenso el entrenamiento, al aumentar el tiempo.

Para aquellos ciclistas que, por una razón u otra, debieron cesar durante un tiempo determinado el entrenamiento, usar las bicicletas eléctricas es una excelente opción para ir progresivamente ganando la resistencia requerida, sin que esto genere un desgaste y cansancio extremo.