Ventajas fiscales de los planes de pensiones

Ventajas fiscales de los planes de pensiones

Muchas personas se animan a hacer un plan de pensiones para poder ir ahorrando mientras trabajan y así el día de la jubilación, poder retirarse sin problemas y con dinero suficiente para disfrutar de los años que queden. Ahora bien, más allá de los beneficios de este ahorro para el futuro, el plan de pensiones supone también un ahorro fiscal para el presente. Pero, ¿cuánto ahorro supone y cómo hacerlo para desgravarlo? Te lo contamos en este artículo.

Ahorro fiscal de los planes de pensiones

Hacienda nos permite desgravar aquellas aportaciones que hacemos en este plan de pensiones. Esto significa, en pocas palabras, pagar menos impuestos al estado por el hecho de hacer aportaciones al plan de pensiones.

Eso sí, hay un máximo. Hacienda nos permite descontar en la declaración de la renta de manera directa las aportaciones que hemos ido haciendo durante todo el año al plan de pensiones, hasta un importe de 8.000 euros. O, del 30% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas. Este es el tope.

Por tanto, ¿cómo hacerlo? Pues como te indicábamos. Lo puedes desgravar al momento de hacer la declaración de la renta. En el momento de hacerla se resta el dinero invertido en el plan de pensiones de la base imponible. De esta manera el plan de pensiones que tengas contratado generará un ahorro fiscal que en muchos casos puede ser importante.

Contratar un plan de pensiones

Antes de contratar un plan de pensiones es importante tener algunas cosas claras. Como por ejemplo, cuantos años faltan para la jubilación o cuánto dinero vamos a cobrar durante la jubilación. Para saberlo puedes usar este simulador de pensión de jubilación, muy útil para tener información relativa a la jubilación.

A partir de aquí debes tomar una serie de decisiones relativas al plan de pensiones. Decidir cuánto quieres ahorrar, establecer un objetivo de ahorro concreto y realista y decidir cómo vas a hacerlo. Y por supuesto, cuando abrir este plan de pensiones. Los expertos recomiendan que sea cuanto antes.

Luego hay que informarse muy bien sobre ciertos aspectos que serán de interés para nosotros. Como por ejemplo, en qué casos podré recuperar el dinero ahorrado antes de la jubilación si me hiciera falta. ¿Ahorrare mes a mes o a final del año? Es decir, ¿haré aportaciones periódicas o anuales?

Y por supuesto, deberemos pensar en si preferimos un plan de renta fija, uno de renta variable o uno monetario. Para esto puedes pedir ayuda a tu asesor financiero. También sobre los tipos de planes de pensiones y aquellos que son más rentables. Y por supuesto, también deberás decidir si quieres llevarlo directo con tu banco y tu asesor de confianza o a través de un gestor.

En el caso de que tengas dudas sobre como desgravar el plan de pensiones o sobre temas relacionados con la fiscalidad puedes pedir ayuda a la agencia tributaria. Sobre todo para estar seguro que sigues al pie de la letra lo que marca la legislación. Una vez esté todo claro puedes empezar a ahorrar para el día de tu jubilación.