22.1 C
Madrid

Un estudio relaciona la ingesta alta de vitamina A, E y D con menos problemas respiratorios
U

Un análisis de datos de encuestas en el Reino Unido ha encontrado que la ingesta alta de vitamina A, E y D puede estar relacionada con menos problemas respiratorios en adultos.

Según la Unión Europea, las vitaminas A, E, C y D ayudan al funcionamiento normal del sistema inmunológico. Asimismo, la Asociación Estadounidense de Nutrición sugiere que estas vitaminas también pueden ayudar a combatir las infecciones respiratorias.

- Anuncio -

La nutrición desempeña un papel fundamental en la prevención de varias enfermedades infecciosas. Además, se ha demostrado que la desnutrición contribuye a aumentar la morbilidad y la mortalidad por tales enfermedades.

El sistema respiratorio en peligro

Según un nuevo informe, la nutrición nunca ha sido más crucial, “a nivel mundial, ha habido una tendencia emergente de pandemias que afectan el sistema respiratorio”. Los esfuerzos actuales para abordar la pandemia se basan en el manejo de los síntomas asociados y en brindar atención nutricional de apoyo estándar, “con una carga sustancial para el Servicio Nacional de Salud”, según los autores del estudio.

El equipo de investigación, compuesto por varias instituciones con sede principalmente en Londres, señaló que existe una necesidad urgente de ampliar su comprensión de cómo la ingesta de vitaminas podría influir en la incidencia y la gravedad de las molestias respiratorias. “Es fundamental para desarrollar recomendaciones nutricionales de salud pública a corto y largo plazo que ayuden a abordar las molestias respiratorias y reducir la carga en los sistemas de salud”.

Los autores analizaron si estas vitaminas pueden estar relacionadas con la prevalencia de problemas respiratorios en una muestra representativa a nivel nacional de adultos del Reino Unido. El equipo de investigación analizó la ingesta de vitaminas A, E, C y D tanto de la dieta como de los suplementos.

Pormenores del estudio

El estudio, publicado en la revista científica BMJ Nutrition Prevention & Health, utilizó información proporcionada por 6.115 participantes adultos del Programa Nacional de Encuesta Nacional de Dieta y Nutrición (NDNS RP) de 2008-2016 que habían completado 3 o más días de dieta. El NDNS RP es una encuesta que recopila información anualmente sobre todos los alimentos y bebidas consumidos de aproximadamente mil personas seleccionadas al azar que viven en hogares particulares en todo el Reino Unido.

Cabe destacar que los problemas respiratorios informados por los participantes no habían sido diagnosticados por un médico. Tales quejas se definieron como la presencia autoinformada de una serie de afecciones: respiración débil, disnea, problemas bronquiales, colapso o daño pulmonar, infección de garganta y otras.

Relación entre las vitaminas y el COVID

Relación entre las vitaminas y el COVID

Siguiendo con el estudio británico al que hacemos referencia, en total, se notificaron 33 casos de problemas respiratorios. Estos encuestados eran generalmente mayores y menos propensos a tomar de manera regular suplementos de vitaminas A, E, C o D.

  • Vitamina C

Los investigadores señalan que no fue posible determinar ninguna asociación con los suplementos de vitamina C, ya que ninguno de los adultos con problemas respiratorios informó haberlos tomado.

  • Vitaminas A y E

La ingesta de vitamina A y E, tanto de la dieta como de los suplementos, se asoció con una menor prevalencia de problemas respiratorios en adultos del Reino Unido.

  • Vitamina D

La ingesta de vitamina D de los suplementos, pero no de la dieta, se asoció con menos problemas respiratorios. Esto llevó a los investigadores a sugerir que los hallazgos se suman al debate científico actual sobre el valor de los suplementos de vitamina D.

Según sus declaraciones, “se estima que alrededor de una quinta parte de la población general en el Reino Unido tiene niveles bajos de vitamina D, y más del 30% de los adultos mayores de 65 años no alcanzan la ingesta de nutrientes recomendada”.

Los hallazgos del equipo de investigación son consistentes con la hipótesis de que “la suplementación es fundamental para garantizar que se mantenga el estado adecuado de vitamina D”. Esto se debe a que “la ingesta de vitamina A y E de la dieta y los suplementos, y la vitamina D en suplementación, se asocia con una menor prevalencia autoinformada de problemas respiratorios”.

Conclusiones y próximos retos

“Dado nuestro conocimiento del alcance de la deficiencia de vitamina D en la población, en equilibrio con el bajo costo y bajo riesgo de eventos adversos, parece sensato proporcionar suplementos de esta vitamina clave, particularmente a aquellos que tienen más probabilidades de tener deficiencia”, señalan los expertos.

Por su parte, la profesora Sumantra Ray, directora ejecutiva del Centro Global de Nutrición y Salud de NNEdPro en Cambridge y profesora visitante de salud pública en el Imperial College de Londres, dijo que los datos son un recordatorio continuo de que existen deficiencias de micronutrientes. “A pesar de esto, las deficiencias de micronutrientes a menudo se pasan por alto como un elemento clave en la malnutrición y la mala salud, presentando una capa adicional de desafío durante la pandemia de COVID-19”, dijo Ray.

Para terminar, el informe señaló que los próximos pasos incluyen estudios longitudinales sobre la ingesta de vitaminas y las infecciones respiratorias para desenredar la dirección de la causalidad. También se planean estudios futuros sobre la relación entre la ingesta de vitaminas y la inmunidad al COVID-19, incluidos diversos grupos étnicos.

Referencias

Almoosawi S, Palla L. Association between vitamin intake and respiratory complaints in adults from the UK National Diet and Nutrition Survey years 1–8. BMJ Nutrition, Prevention & Health 2020;bmjnph-2020-000150. doi: 10.1136/bmjnph-2020-000150

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

- Anuncio -

Top semanal

- Anuncio -

Send this to a friend