14.1 C
Madrid

Aceites cosméticos naturales: extracción de CO2 supercrítico frente a prensado en frío
A

Actualmente, los aceites esenciales se extraen a través de las plantas mediante hidrodestilación o extracción con disolventes. Sin embargo, estos procesos pueden generar residuos indeseados en el aceite final o degradar algunos compuestos presentes en las plantas.

- Anuncio -

A pesar de que las palabras “extracción de CO2 supercrítico” pueden generar dudas acerca de su seguridad, resulta ser el mismo proceso que separa la cafeína de los granos de café, descafeinándolos y creando café descafeinado como una alternativa menos intensa.

A menudo este mismo sistema se usa en farmacología para extraer componentes medicinales de las plantas, y en cosméticos, la extracción supercrítica de CO2 puede ser la forma más efectiva de extraer el aceite de la más alta calidad.

Extraer aceite directamente de una fruta, semilla o cualquier planta que produzca óleo producirá una potencia más concentrada. De esta manera se concentran todos los nutrientes, antioxidantes y propiedades útiles de cualquier materia prima como en una tintura líquida singular.

No todos los métodos de extracción son iguales

Hay una gran variedad de métodos de extracción, algunos que producen una mayor calidad de aceite que otros. Dos sistemas de procesamiento populares, efectivos y ecológicos son el prensado en frío y la extracción supercrítica de CO2.

Ambos se usan constantemente en la industria, pero es cierto que uno es superior al otro. Sobre todo, cuando se trata de obtener aceites más frágiles que generalmente están presentes en los cosméticos.

¿Qué significa “prensado en frío”?

Los aceites prensados ​​en frío se obtienen triturando una planta o semilla con un torno grande. Esta es una de las mejores formas de obtener un jugo rico en nutrientes de frutas y verduras.

Sin embargo, cuando se trata de aceites, puede volverse demasiado destructivo, simplemente debido a la naturaleza del sistema. El prensado en frío permite que las moléculas de oxígeno ingresen durante todo el proceso. En consecuencia, los aceites pierden su calidad cuando se exponen al oxígeno lo que también reduce su vida útil.

El método prensado en frío también puede utilizar calor. Contrariamente a su nombre, cuando se presiona un ingrediente con una cáscara dura, como las características de las semillas de rosa mosqueta, la fricción de la máquina eleva la temperatura.

Este es un problema para el aceite sensible al calor, como el aceite de rosa mosqueta, ya que también puede conducir a la oxidación y reducir aún más su vida útil.

Extracción de CO2 supercrítico

La extracción supercrítica de CO2 es un sistema completamente cerrado, en el que las materias primas se comprimen por la presión de gas y fluido de CO2.

El proceso de extracción de CO2 consiste en bombear dióxido de carbono a presión a una cámara llena de materia vegetal. Cuando el dióxido de carbono se somete a presión, se vuelve “supercrítico” y tiene propiedades líquidas mientras permanece en estado gaseoso.

Debido a las propiedades líquidas del gas, el CO2 funciona como un disolvente, extrayendo los aceites y otras sustancias como el pigmento y la resina de la materia vegetal. Por lo tanto, la diferencia entre el CO2, o la extracción supercrítica, y la destilación tradicional es que el CO2 se usa como disolvente en lugar de agua o vapor calentado.

La temperatura involucrada en el proceso de extracción supercrítica es de alrededor de 35 a 40 grados en comparación con 60 a 100 grados que puede llegar a alcanzar el agua durante la destilación de vapor.

Además, a diferencia del método de prensado en frío, el aceite se extrae sin entrar en contacto con el oxígeno.

No obstante, sobre todo la extracción supercrítica de CO2 puede extraer componentes beneficiosos como el betacaroteno en las zanahorias o los flavonoides en las frutas y semillas de rosa mosqueta.

Por lo tanto, el producto final es un extracto líquido puramente concentrado que conserva todos los beneficios naturales y tiene una mayor vida útil.

Beneficios de la extracción de CO2 supercrítica en cosmética

  • Rancidez limitada: sin exposición previa al oxígeno, se reducen las posibilidades de deterioro por lo que el producto y sus beneficios se mantienen durante más tiempo.
  • Estabilidad: los aceites frágiles son de mayor calidad cuando se extraen con poco calor o sin calor.
  • Control selectivo del proceso: obtención de componentes que tienen las mejores propiedades lo que aumenta su efectividad.
  • Respetuoso con el medio ambiente: el CO2 empleado se reutiliza sin dejar residuos en el aceite final.

Naturalmente, existe una creciente demanda de utilizar extracción de CO2 supercrítico en la industria cosmética. Asegura la frescura, el color y el olor, así como la calidad, especialmente cuando se usa para crear aceites que son altamente susceptibles a la oxidación y la ranciedad.

Si bien actualmente se pueden encontrar diferentes métodos de extracción en el mercado, es importante prestar atención a los beneficios que ofrece cada uno de ellos y seleccionar el mejor aceite para cada momento.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

Top semanal

Send this to a friend