26.1 C
Madrid

5 tipos de puertas para interior
5

¿Creías que todas las puertas eran iguales? Pues no es así, ya que no es lo mismo usarlas para el interior de tu casa que para dotar a una verja o fachada de acceso de entrada y salida. Por eso, para que salgas de dudas, vamos a conocer los tipos de puertas para interior que puedes comprar hoy en día.

Tipos de puertas para interior

- Anuncio -

Unas aíslan mejor que otras. Las hay que aportan un toque de distinción a tu hogar. También las encontramos para que sean más acogedoras, resistentes o cómodas. El caso es que, según su diseño, los tipos de puertas para interior son muy variados, como vamos a descubrir a continuación.

Y es que, dependiendo del espacio del que dispongas, tendrás que optar por unas u otras para acomodarlas a una vivienda, a una nave, a un despacho, etc. Las conocemos:

Puertas en block

Si quieres comprar puertas en block, estás refiriéndote a que necesitas una puerta completa. Es decir, incluye todo lo necesario para ser instalada sin que un carpintero profesional tenga que colaborar en su instalación.

Es decir, este tipo de puertas incluyen todo lo necesario para que tú la pongas en la parte de tu vivienda que necesites. Para ello, al comprarla, recibes:

  • Hija de la puerta con herrajes, manilla, bisagras, etc.
  • Marco, también llamado galce, que viene montado sobre la hoja, y que será donde cierre y abra la puerta.
  • Tapetas. Son las tapas que van cortadas a medida y están listas para que sean fijadas.
  • Puertas con apertura abatible.

Puertas con apertura abatible

Las hay tanto de una como de dos hojas. Son idóneas para salones de gran tamaño. Se abren formando ángulo respecto a la pared. Eso sí, ocupan bastante espacio.

Puertas correderas

Si quieres usar este tipo de acceso, es conveniente optar por puertas correderas a medida. Se debe a que son muy útiles para ganar espacio en estancia pequeñas, aportando una solución moderna y muy discreta.

Las podemos encontrar en dos estilos habituales:

  • Puerta de interior sobrepuesta. No requiere obra y se instala fácilmente colocando la guía superpuesta en la pared.
  • Puerta de interior empotrada. En este caso requiere obra, ya que se introduce la hoja dentro de la pared.

Puertas plegables

Son puertas de interior compuestas por diversas lamas habilitadas de forma que se pliegan unas sobre otras. Con esta solución fácilmente instalable también se ahorra mucho espacio.

Estas son ideales para diversas estancias de pequeña dimensión. Supongamos que quieres comprar muebles de baño y ves que falta espacio. Con estas puertas encuentras una solución fantástica para habilitar zonas que amueblar fácilmente.

Puertas pivotantes

Hablamos de puertas que se usan bien poco en las casas. Tienen gran dimensión en las hojas, de forma que giran según el eje vertical, todo ello debido a los pernos que se le instalarán para que realicen dicho giro.

Acabados de las puertas

Estas puertas, además, pueden disponer de diversos acabados según el gusto del consumidor y las necesidades del comprador. Los más habituales son los que vemos a continuación.

Puertas lacadas

Si buscas en una tienda de puertas lacadas en blanco, por ejemplo, color muy habitual que piden muchos usuarios, verás que obtienes un acabado bastante resistente y muy duradero.

Las puertas con pintura lacada en cualquier color son realmente interesantes por lo bien que soportan el paso del tiempo y por la notable forma en que envejecen.

Igualmente puedes optar por puertas pre-lacadas.

Puertas con acabado en pintura

Las puertas citadas pueden poseer un acabado en pintura. Es decir, ya sea en base a esmalte, pintura a la tiza o con un lacado final, ofrecen un toque personalizado y único.

Muchos propietarios optan por pintar ellos mismos la puerta. Sea como sea, la mejor idea es usar la pintura lacada, pues es la que más resiste y mejor soporta el paso del tiempo.

Puertas con acabado de barniz

Es una opción de gran durabilidad que ofrece un toque elegante y brillante a todo tipo de puertas. Se recomienda para exteriores y, por supuesto, para interiores.

Puertas acabadas en crudo

Algunos tipos de puertas interiores se venden y compran con acabados en crudo. Es decir, básicamente no se le aplica acabado alguno, por lo que se ofrecen con la madera o con el material con el que hayan sido fabricadas sin capa alguna de pintura, barniz, etc.

Puertas con acabados plastificados

Se trata de puertas que se acaban en base a PVC, melanina u otros plastificados. Son bastante baratas, de ahí que tengan una gran demanda.

Puertas de cristal

En este caso se usan acabados con diversos tipos de vidrios, por ejemplo, el templado o el laminado. Es muy común en puertas abatibles y correderas.

Vistos estos 5 tipos de puertas para interior, y siempre dependiendo de tu necesidad, debes adquirir aquella que mejor se adapte a tu espacio, al estilo de la vivienda y a las posibilidades que ofrezcan las diferentes estancias que componen una casa, oficina, nave, etc.

¡Compártelo en tus redes!

CONTENIDO RELACIONADO

- Anuncio -

Top semanal

- Anuncio -

Send this to a friend